viernes, 27 de abril de 2018

Guidetti: Un ciudadano del mundo con gol.








- John Alberto Fernando Andres Luigi Olof Guidetti
- Nacido en Estocolmo (Suecia), el 15 de abril de 1992
- Delantero
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ Deportivo Alavés \ Manchester City \ Feyenoord \ Celtic de Glasgow \ Stoke City \ Burnley \ Idrottsföreningen Brommapojkarna \ Ligi Ndogo.





- Una cláusula de cesión ha querido que John Alberto Guidetti abandonase un club al que ha mostrado su respeto y cariño durante tres años. Un suspiro, un segundo, ese golpeo de balón final que se suele colar en las redes del rival, no le permitió escribir una nueva página en la historia del Real Club Celta, en la semifinal de la Europa League 2017 ante el poderoso Manchester United. Eso sí, nadie dudará nunca de su compromiso con el club.

Es un ciudadano del mundo que se crió entre Suecia y Kenia, pero acabó jugando al fútbol en países como Inglaterra, España, Escocia y Holanda. En todos los clubes por los que pasó dejó una profunda huella de simpatía, carácter, cariño, profesionalidad y gol.
Como delantero es ambicioso y sabe mover el balón. En los campos de juego deja siempre su pleno esfuerzo, pues es un tipo de carácter competitivo que nunca baja la cabeza, nunca, o al menos hasta que se pite el final del partido. Otra faceta conocida de Guidetti es la de su espectacular forma de ser, todo un showman que se gana al público y al vestuario con sus bromas.

- Y hablando de bromas, en el distrito de Bromma (Estocolmo) consiguió darse a conocer jugando para el Idrottsföreningen Brommapojkarna, pero antes de dar todo su ser al fútbol, John tiene un pasado muy ajetreado en el que demostró su maravillosa forma de ser, además de esa competitividad que le llevó a ser profesional de este maravilloso deporte.
Guidetti es un hombre con distintas mezclas raciales. Su padre es italiano con sangre brasileña y algo de sueca, y su madre es totalmente escandinava. A John le tocó nacer en la mismísima capital de Estocolmo, pero debido a la profesión de su padre, se vio creciendo en un continente con un clima muy diferente al de su país de origen.
Su familia se mudó a Kenia cuando él tenía tres años, porque su padre era director de una escuela sueca en Nairobi. En los suburbios de la capital keniata se criaría aquel niño casi albino con más nombres que un culebrón venezolano: John Alberto Fernando Andres Luigi Olof Guidetti. Los que le veneramos preferimos llamarle "Super Guidetti", como a él le gusta.
La familia estuvo de ida y vuelta entre Suecia y el país africano, mientras su pequeño continuaba jugando al fútbol, hiciera frío, calor o lo que fuera. Finalmente se estableció en el distrito de Bromma, y allí empezaría a tomarse demasiado en serio ese deporte con el que tanto disfruta.

A finales de los noventa empezó a formarse en el SI Brommapojkarna para después seguir jugando en el continente africano para el Ligi Ndogo, de donde regresaría nuevamente al equipo de Bromma a partir de 2006.

Guidetti dejaría Kenia atrás sin olvidar que fue como una segunda tierra, perteneciente a un continente que lleva tatuado literalmente en su piel. De hecho, el delantero nunca se olvida de África, pues dedica todos sus goles que hace a la fundación que lleva su nombre haciendo el símbolo del corazón.
También contribuye económicamente con colegios y equipos de fútbol en África, gesto que le honra y que demuestra la generosidad que siempre derrocha. En Kenia jugaba descalzo para endurecerse y hoy en día es un gran futbolista, y eso nunca se olvida.

Hizo tantos goles con el Brommapojkarna, que con el equipo de mayores solamente llegaría a jugar un par de partidos en la Allsvenskan, la Primera División sueca. En Inglaterra se percataron de la calidad de Guidetti, y éste no dudaría en entrar por aquella puerta que le llevaría a formar parte del Manchester City.

- Fue su compatriota Sven Goran Ericksson quien le trajo al equipo de Manchester. Empezó jugando para el equipo filial, sorprendiendo con trece goles en trece apariciones y gustándose en un partido con los reservas en el que hizo un hat trick ante el Burnley. Precisamente acabaría jugando para este equipo posteriormente.
No tuvo la posibilidad de jugar para el City, por lo que durante su contrato con el club, Guidetti acabaría jugando cedido en otros equipos.
Regresó a Suecia para jugar cedido en su club anterior, y durante los siguientes años también defendió la camiseta del Burnley, Stoke City y Feyenoord. Durante su etapa en el conjunto holandés, el atacante sueco sorprendió a muchos con sus registros goleadores. En 23 partidos anotó 20 goles en la Eredivisie, aunque en su regreso a Inglaterra viviría un amargo capítulo en su vida que casi acaba con su carrera deportiva.
Durante gran parte del curso 2012\13 estuvo inactivo intentando recuperarse de un nervio infectado que le hizo perder sensibilidad en la pierna derecha y coger peso. Aún así, el gran "Super Guidetti" , como buen héroe, logró recuperarse a tiempo para volver a hacer goles con el filial del Manchester City, de donde pasaría a jugar cedido otra vez, aunque esta vez sería para debutar en la Premier League con el Stoke City. Ya desvinculado de la entidad celeste inglesa, John ficharía por el Celtic de Glasgow, donde permaneció durante el curso 2014\15 haciendo ocho goles en sus 24 actuaciones en la Premier escocesa.

El Celta ya llevaba detrás del sueco desde que ascendió a Primera División en 2012, y fue el 11 de julio de 2015 cuando el club olívico se hizo de manera oficial con sus servicios. John Guidetti se convertiría de esta forma en el primer fichaje sueco del Real Club Celta de Vigo.

Entró a formar parte de un gran equipo dirigido por el argentino Eduardo Berizzo, quien quiso confiarle minutos pese a contar con  atacantes como Nolito, Iago Aspas u Orellana. El 23 de agosto de 2015 tendría su primera aparición, en un partido de Liga ante el Levante que acabó con victoria celeste por 1-2.
Poco a poco fue ganando más minutos e incluso la titularidad. Con un Celta muy sorprendente, el sueco haría siete tantos que ayudarían para que el equipo volviese a Europa después de una década.

Tuvo grandes actuaciones, en Liga, en la Europa League y en Copa. Sobre todo en esta competición, Guidetti dejó para el recuerdo un magnífico y lejano tanto que se coló por la escuadra de Moyá, en el choque ante el Atlético, en el Vicente Calderón. Gracias a su golazo, el Celta se colaría en la semifinal, donde caerían ante el Sevilla.

John Guidetti celebra uno de sus veintidós tantos conseguidos para el R.C. Celta de Vigo. 

- Guidetti vivió dos semifinales en su etapa como celeste, otra de Copa y la de la Europa League, en la que tuvo una ocasión que aún flota en la memoria de muchos aficionados. Guidetti pudo meter a su equipo en la final de la EL 2017 ante el Manchester United, pero la dichosa pelota no quiso entrar, o más bien el sueco no pudo conectar ese disparo que te lleva a la gloria.
No obstante, John acabaría la temporada siendo idolatrado una vez más por su afición. Durante aquel curso 2016\17 dejó cuatro goles en Liga y participó en 23 partidos, y fue un buen complemento y revulsivo para la zona de ataque.

Todo cambiaría con el comienzo de la campaña 2017\18 y la llegada de Juan Carlos Unzué al banquillo. La efectividad del uruguayo Maxi Gómez le cerraría toda posibilidad de hacerse con la titularidad, y sin opciones, pero sobre todo sin goles, el jugador fue cedido al Deportivo Alavés, que se hará con sus servicios una vez concluida la temporada, por unas condiciones en las negociaciones que obliga a ejecutar la compra del jugador en caso de permanencia del equipo vitoriano.

Nos dejó su último gol de recuerdo en Ipurúa, el 25 de octubre de 2010 en un partido de la Copa del Rey. Aquel fue el último gol que dedicó al Celta, donde llegó a marcar un total de veintidós tantos en sus tres años de celeste.

*Despidamos a nuestro crack escandinavo con una canción interpretada por Badpojken que se llama "Johnny G".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.