domingo, 2 de julio de 2017

Giuseppe Rossi: ¡Mamma miña!.











- Giuseppe Rossi
- Nacido en Teaneck (Estados Unidos), el 1 de febrero de 1987
- Delantero
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ Villarreal C.F. \ Levante \ Fiorentina \ Parma \ Newcastle \ Manchester United \ Clifton Mustangs.





- Podría ser el primer jugador estadounidense en vestir los colores del Celta, aunque también podría ser el primer italiano, ya que Giuseppe Rossi nació en Teaneck, una ciudad del estado norteamericano de New Jersey donde se mudó su familia.
Este italo-americano de estatura menuda ha jugado en tres diferentes clubes de España, pues también representó a Villarreal y Levante en la máxima categoría. El resto de su carrera la desarrolló en Italia, Inglaterra y en los Estados Unidos, donde comenzaría su historia deportiva, desgraciadamente marcada por las frecuentes lesiones.

En Nueva Jersey se crió rodeado de muchos inmigrantes italianos, ya que la llamada "tierra de las oportunidades" siempre acogió a muchos de ellos desde tiempos muy remotos. Pues la oportunidad de Rossi comienza en la ciudad de Clifton, entrando a formar parte de los Mustangs cuando aún era un niño. Con doce años ingresaría en las filas del Parma. Allí encontraría acomodo nada más llegar al país de sus antepasados y donde seguiría con su ambicioso sueño de triunfar en el fútbol.

Rossi durante su debut ante el Atlético de Madrid.
- Letal, contundente y muy goleador, Giuseppe siempre se ha mostrado como un tipo humilde y trabajador. Su buen manejo con las dos piernas no son más que otra de las grandes virtudes que posee este talentoso futbolista, ya que también es técnico, rápido y disciplinado.
En Italia vivió nuevas experiencias hasta los diecisiete años, pero el Manchester United insistió en su fichaje y le ofreció su primer contrato profesional. Aterrizó en Inglaterra en 2004 y jugó escasos partidos para la disciplina de Old Trafford. Allí coincidió con el central barcelonista Gerard Piqué. Sin sitio en el primer equipo, Rossi jugó un tiempo cedido en el Newcastle conociendo algo más la alta competición de la Premier League. Retornaría a Parma para jugar en calidad de préstamo, y en la Serie A comenzaría a demostrar su faceta más goleadora al convertir nueve tantos en diecinueve apariciones. En 2007 volvería a Manchester para desvincularse del United, momento que aprovecharía la directiva del Villarreal para hacerse con los servicios del que pasaría a llamarse "Pepe".

Con el conjunto amarillo debutaría en la liga española. Sería un 26 de agosto de 2007, en un derbi ante el Valencia C.F. El italiano completó un gran partido en el que además marcó su primer gol en España al convertir un penalti. El Villarreal se impuso a domicilio por 0-3.
En el club de El Madrigal permanecería a lo largo de seis temporadas en las que vivió un poco de todo. Tras descender a Segunda en 2012 se conseguiría el ascenso al año siguiente con un Rossi que no acabaría la temporada en Castellón.

Abandonó el Villarreal habiendo sumado un total de 136 partidos en los que hizo 54 goles. Después de dejar constancia de su calidad en España volvería a "su otro país" para fichar por la Fiorentina, en la que permanecería cuatro temporadas marcadas por las lesiones.
Con "La Fiore" jugó solamente 33 partidos y marcó 16 goles, y a partir de 2016 se pensó que la solución para recuperar su mejor versión sería cederlo a un equipo español... y aparecería el Levante.

- En el mercado de invierno llegaría al club levantino, en el que nuestro protagonista volvería a sentirse futbolista. Durante esa media campaña en su retorno a la liga española anotaría seis goles en diecisiete partidos. Pero la nota negativa llegó con el descenso del Levante a la categoría de plata, en una nefasta campaña en la que poca culpa tendría el italiano, ya que fue de lo más destacado del cuadro levantinista.
Acabado su periodo de cesión regresaría a la Fiorentina para iniciar el curso 2016\17, el cual no acabaría completando. Rossi jugó la primera jornada de la liga italiana ante la Juventus. Dispuso de unos minutos para convencer a un Paulo Sousa que ya lo había declarado transferible, y es por ello que muchos equipos se interesaron en el punta de New Jersey. Se llegó a especular con el regreso del "hijo pródigo" a los Estados Unidos para jugar en la Major League Soccer. Varios medios aseguraron que el jugador había tenido contactos con los dirigentes del New York Red Bulls, pero finalmente no acabaría jugando en la tierra que le vio nacer, pues otros clubes más competitivos pujaron por llevarse al crack de la Fiorentina. Entre esos clubes estaba el R.C. Celta, que había solicitado una cesión del delantero para completar la campaña 2016\17. España volvería a ser el destino de Giuseppe Rossi, que llegaría a Vigo a primeros de Septiembre para ser presentado como nuevo refuerzo celeste.

Su ilusionante llegada vino acompañada de dudas por las constantes lesiones que persiguieron al jugador. La mala suerte le acechaba desde el año 2010, momento en el que falleció su padre y en el que el italiano empezaría a sufrir ciertas lesiones.
En Vigo empezaría una nueva etapa, buscando sitio en un equipo provisto de potentes delanteros como el sueco Guidetti, Iago Aspas o el lesionado Beauvue, con quienes Rossi debería compartir minutos y vestuario.

En un Celta europeo, el rebautizado "Pepiño" tendría su debut celeste el 10 de septiembre de 2016. No fue el mejor día para saltar a Balaídos, puesto que los vigueses sucumbieron ante el Atlético de Madrid por 0-4.
Rossi tuvo algo más de veinte minutos para tratar de cambiar el guión de un partido ya sentenciado. Entró sustituyendo a su compañero Wass, pero poco podría hacer en aquella desastrosa actuación del equipo ante los colchoneros. Los goles del gran fichaje tendrían que hacerse esperar... aunque no por mucho tiempo.

- Y es que su primer gol para el conjunto celeste lo haría en su siguiente oportunidad. Rossi salió de inicio en un partido correspondiente al grupillo de la Europa League ante el Standard de Lieja. Con un disparo seco y lejano anotó el gol que daría un valioso empate a domicilio a los de Berizzo (1-1).
El atacante siguió contando con oportunidades, ya que el técnico celtiña se vio obligado a rotar por la presencia del equipo en tres largas competiciones. En su cuarta aparición liguera haría su segundo gol para el equipo de Balaídos. Sería para otorgarle una importante victoria fuera de casa ante el Espanyol. Giuseppe se sacó una lejana vaselina para batir al meta catalán, algo que hacía presagiar una gran temporada del italiano. El Celta hizo una campaña inolvidable en la que el italiano aportó su granito de arena. Además de sacrificarse y ganarse el puesto, el goleador hizo tantos de todos los colores en las tres competiciones que afrontó la escuadra olívica.

En la liga dejó cuatro goles, logrando un hat-trick ante Las Palmas para ganar por 3-1 en Balaídos. También colaboró en Copa marcando ante el Valencia para meter al equipo en cuartos, donde esperaría el Real Madrid para ser eliminado.
Pero el delantero no aguantaría el duro ritmo de competición. El 9 de abril de 2017 jugaría su último partido de celeste al sentir un chasquido en la rodilla que le haría despedirse de una temporada con esperanzas de título. El de Teaneck caería lesionado en la 31ª jornada de liga ante el Éibar.

El Celta rozaría dos finales viviendo amargos momentos en las semifinales de Copa y Europa League. Rossi no llegaría a enfrentarse al Manchester Utd, ese equipo al que perteneció en sus primeras aventuras por Inglaterra y que acabaría con el último sueño celeste. Los de Berizzo despedirían la campaña con un mal rendimiento en Liga, mientras muchos empezaban a preguntar por el futuro del "goleador de cristal", ese que tanto cariño dio y recibió durante su corta estancia en Vigo.

Giuseppe Rossi celebra uno de los seis goles que marcó con el Celta durante el curso 2016\17.

- Concluido el curso, la directiva celeste quiso tener un gran gesto con el sufrido delantero. Se le propuso seguir en plantilla para el año siguiente a expensas de la evolución de su lesión. La intención era ver si antes del mercado invernal el jugador estaría en perfectas condiciones y así contar con sus útiles servicios, pero éste desestimó la oferta y prefirió despedirse de un club en el que vivió momentos agridulces.

Giuseppe Rossi marcó un total de seis goles entre las tres competiciones. Participó en dieciocho partidos de liga, siete de la Europa League y cuatro de Copa. Esos fueron sus números con un Celta al que siempre estará agradecido, como también lo estará el club con él.
Este magnífico "killer" llegó a ser internacional con la selección italiana tras jugar en varias secciones juveniles. Participó en treinta partidos con la absoluta y anotó siete goles, poco más de lo que hizo en su experiencia como jugador del R.C. Celta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.