jueves, 15 de junio de 2017

Bongonda: Belga lo que valga.








- Theo Bongonda Mbul'Ofeko Batombo
- Nacido en Charleroi (Bélgica), 20 de noviembre de 1995
- Extremo izquierdo
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ Zulte Waregem \ JMG Academy \ Trabzonspor.





- Llegó a Vigo como una apuesta de futuro y acabó convirtiéndose en una magnífica maniobra de la directiva céltica por llenar las arcas del club. Theo Bongonda, de padres congoleños y nacido en Charleroi (Bélgica), es un rápido extremo izquierdo que aterrizó en Vigo en el mercado invernal de la campaña 2014\15 y que apenas duró tres años en las filas del club de Balaídos. Ha dejado muestras de calidad durante su etapa en el Celta, pero nunca ha llegado a convencer al respetable.

Internacional con las secciones menores de la selección belga, el atacante destacó en la Jupiler Pro League de manera temprana, y su llegada a la liga española hacía presagiar que la entidad viguesa había incorporado a sus filas una firme promesa que acabaría brillando en la llamada "Liga de las estrellas".
Finalmente no tuvo suerte el belga, que durante su etapa como céltico dejó un total de cinco goles (cuatro en Liga) y bastantes apariciones en partidos de Liga, Copa y Europa League. Theo es el primer jugador de origen belga que ha tenido el R.C. Celta a lo largo de toda su historia.

- Tenía trece años cuando ingresó en la academia del JMG, una fábrica deportiva que tiene sedes en países como Francia, Tailandia, Egipto, Ghana, Vietnam y Argelia, además de Bélgica, evidentemente. En esta escuela se inició Theo, un atacante de banda que puede jugar por los dos flancos pero con mayor dominio del pie izquierdo. También es capaz de jugar como delantero, aunque en esta posición nunca llegó a destacar. Su papel favorito es el de actuar como extremo zurdo, generando peligro gracias a su rapidez, verticalidad y unos regates desequilibrantes. Quizás peca un poco de egoísta en ciertas jugadas, pero sus mayores cualidades fueron vistas adentrándose en el área rival de manera vertiginosa. Bongonda es todo pulmón, y durante su etapa en la liga belga demostró tener gol.
Varios equipos pujaban por él cuando acumuló su quinto año en la academia de Jean Marc Guillou, por lo que en 2013 abandonó dicha escuela para firmar su primer contrato profesional con el Zulte de Waregem.

Su estancia en el club de Flandes no fue muy prolongada, y todo sería por sus exitosos inicios en la Jupiler Pro League. Bongonda hizo su debut profesional el 25 de septiembre de 2013, en un partido correspondiente a la Copa de Bélgica en el que ayudó a su equipo para imponerse por 2-1 ante el KFC VW Hamme.

Su estreno liguero llegó el 15 de diciembre, también en una victoria local frente al Lierse. El joven talento belga no tardaría en marcar su primer gol, ya que justo un mes después vería puerta ante el Brujas. Por desgracia, su equipo salió derrotado por 2-3.
Poco a poco se iría ganando un puesto en el once principal. El incansable Theo empezaría a sorprender al público del Regenboogstadion con sus eléctricos movimientos y sus precisas asistencias desde la banda. Al final del curso 2013\14 consiguió participar en 33 partidos en los que anotó cuatro goles.

Bongonda inició la temporada 2014\15 con la escuadra de Waregem, aunque no llegaría a terminarla. Fueron sus acciones como atacante las que despertaron el interés de muchos clubes europeos, entre ellos el del Real Club Celta de Vigo.

- A la ciudad olívica llegó a primeros del 2015 para firmar un contrato de cuatro años y medio con el club de Balaídos. El 9 de enero se oficializó su fichaje mientras muchos cuestionaban su preparación al saberse que era una apuesta de futuro.
Sin embargo no tardaría en debutar bajo las órdenes de Eduardo Berizzo. Cinco días después gozaría de su primera oportunidad en la Copa del Rey. Fue en un choque ante el Athletic de Bilbao en el que los celestes se impusieron por 0-2 en San Mamés. El belga entró en el campo para sustituir a Álex López y dejó algunas muestras de su calidad pese a que muchos seguían sin entender su llegada al Celta.
El 26 del mismo mes de enero llegaría su debut en la liga española. Fue en una derrota en Madrid ante el Getafe (2-1), en el que al de Charleroi se le vio algo atascado en su intento de remontar el resultado adverso.
Durante aquella segunda mitad del curso 2014\15, Theo tuvo siete oportunidades más para convencer al técnico y a la afición, pero su rendimiento dejaba algunas dudas, aunque lógicas, ya que apenas tendría tiempo para adaptarse a sus compañeros. Frente al Granada hizo su primera diana, la cual sirvió para empatar a uno a domicilio en el estadio de Los Cármenes. Por lo demás, fue una campaña ilusionante que invitaba a un optimismo que se confirmaría en el siguiente ejercicio.

El Celta contaba con jugadores de banda como Iago Aspas y Nolito, algo que dificultaría un papel de protagonista para el belga. Por si fuera poco, el Celta incorporaría a otro jugador de banda que le restaría minutos a nuestro protagonista, Con la llegada de Claudio Beauvue y algunos minutos del serbio Drazic, a Bongonda le quedarían menos opciones para jugar por ambas bandas, y las buenísimas actuaciones de los puntas titulares no hicieron otra cosa que perjudicarle.

No obstante, Theo participó en 23 partidos y marcó dos goles en un mágico año en el que se rozó la final de Copa y se obtuvo el derecho a competir en la Europa League para el año siguiente.
Llegó el curso 2016\17 y con él la ilusión de afrontar tres competiciones. Berizzo echó mano del belga y éste llegó a jugar treinta partidos del Liga, seis de Copa y otros seis en la Europa League. Anotó un gol en Copa y otro en Liga, aunque su rendimiento fue siempre cuestionado por la afición viguesa, que no acababa de entender su presencia en la plantilla.

A Theo Bongonda no le salieron bien las cosas y tuvo que aferrarse a sus incansables acciones sobre el césped. Eso es lo que pudo aportar para el Celta aquella promesa belga que acabaría la temporada 2016\17 con la duda de saber si seguiría en Vigo... todo parecía indicar que no.

Theo Bongonda durante un partido de la temporada 2016\17, su última como jugador del Celta.

- Como era de esperar, Theo acabaría abandonando la disciplina celeste. Muchos clubes se habían fijado en él y desde Turquía llegaron ecos de su posible marcha. Y así ocurrió, Bongonda abandonó Vigo a mediados del mes de Junio de 2017 para ser presentado por el Trabzonspor turco, el cual disfrutará del jugador como préstamo hasta hacer efectiva su compra obligatoria al término del curso 2017\18.

Se hablan de cifras por número de partidos, pero lo que está claro es que el R.C. Celta hará caja con un atacante con cartel de promesa que al final valdrá para llenar más las arcas del club. Por su parte, Bongonda tratará de recuperar aquella magnífica versión lucida en la Jupiler League de Bélgica, la que acabó acercándole al equipo celeste para convertirse en su primer jugador belga de la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.