viernes, 14 de febrero de 2014

Chacho III : El abolengo de un mito del deportivismo .









- Jaime González Meilán  " Chacho III "
- Nacido en A Coruña , en Enero de 1939
- Interior izquierdo
- Equipos : Celta de Vigo \ Murcia \ Lleida \ Abarán C.D. \ Gran Peña \ Sporting Ciudad \ Sporting Coruñés \ Deportivo Galicia \ S.C. Covilha .




- Hijo de un importante mito del deportivismo , Chacho III ( Jaime González ) pertenece a la estirpe de Don Eduardo González Valiño  " Chacho " y compartió ese honor con su hermano mayor Antonio , quien también heredó la calidad de su padre jugando como delantero .
Su progenitor figura como una gran leyenda del Deportivo de La Coruña que también jugó para el Atlético de Madrid . Eduardo fue un potente y talentoso delantero que ya destacaba en el fútbol gallego desde finales de los años veinte y que escribió páginas de oro con el conjunto deportivista .

La mejor herencia que pudo adquirir su hijo Jaime no fue otra que la habilidad de pegar patadas a un trozo de cuero , algo que Eduardo le inculcó a su hijo sin excederse , pues nuestro protagonista reconoció que su padre se preocupó por que él y su hermano siguieran los caminos que a él le hicieron triunfar , eso sí , nunca a base de  " empujones " .

Chacho III cuando fichó por el Celta .
- Jaime se inició jugando en los Juveniles del Sporting Ciudad en la temporada 54\55 . De ahí pasaría al Sporting Coruñés , donde permaneció dos temporadas , antes de cumplir la mayoría de edad . Chacho III continuaría jugando al fútbol mientras lo compaginaba trabajando en Sigma , una prestigiosa compañía de máquinas de coser . De entonces comenzó a destacar con el Español pasando posteriormente por el Juvenil .
Jaime demostraba una gran clase sin llegar a la de su progenitor , pero poseía un buen manejo del balón y le pegaba bien con las dos piernas , jugando , eso sí , en la posición de interior , que era la que más le gustaba . Y un día , a la hora de comer , su padre le planteó la siguiente cuestión :  " Te gustaría probar con el Celta ? " - Y Jaime aceptó el morboso reto de probar con el eterno rival del equipo de su ciudad .
Fue así como Chacho hijo entró a formar parte de la historia del Celta de Vigo . Participó en dos partidos a modo de prueba en Balaídos y más tarde su padre recibió la llamada del club olívico , que le ofrecería contrato al jugador .

El 1 de Diciembre de 1959 , el joven coruñés se dispuso a finiquitar todas sus obligaciones en A Coruña , desempeñando por última vez sus labores en Sigma para partir al día siguiente cara a Vigo . Jaime fue anunciado por los medios como un fichaje ilusionante , a la ciudad llegaba el hijo del legendario Chacho . Firmó un contrato por tres años con el club de Balaídos , avalado por el entusiasmo de un directivo céltico que conversaba con su padre . El prometedor heredero mostró su ilusión al fichar por el Celta de Vigo : " Estoy ilusionado por pertenecer al Celta , donde espero triunfar . Yo siento una gran afición por el fútbol . Me gusta mucho jugar . Me gustaría también haber llegado a jugar en el Deportivo , como buen deportivista y coruñés , pero también es verdad que marcho contento para el Celta " .

Con notable entusiasmo , el pequeño interior coruñés comenzaría a entrenar a las órdenes del entrenador céltico Albéniz , pero por desgracia , en aquella campaña 59\60 había bastante competencia en su posición , y nunca pudo demostrar nada en competición oficial .
Al Celta , recién descendido a Segunda División , le aguardaba una larga década en la categoría , y se reforzó con jugadores que pudieran devolver al equipo a la máxima categoría . Fue así como el equipo vigués decidió ceder al jugador al Gran Peña , el equipo filial .

Chacho consiguió ascender a Segunda con el Abarán . ( Segundo agachado por la derecha ) .

- Demostró grandes cualidades en el filial celtiña , que militaba en la Tercera División . Pero nunca pudo captar tanto la atención como para jugar con el primer equipo , por lo que al término de la campaña 1960\61 , Jaime González solicita la baja adelantada , la cual le fue concedida con previa condonación de algún dinero que le debía el club .

Entonces emprendió su primera aventura futblística en el extranjero al fichar por el Sporting Club de Covilha portugués . En el país vecino se produjo su eclosión como futbolista , destacando notablemente y mimado por los medios lusos . Se decía que comparaban al joven Chacho con extraordinarios talentos como Amancio o Luis Suárez , y es que en su única campaña como jugador del Covilha participó en todos los encuentros excepto dos , ambos por lesión . Jaime sería el máximo realizador del cuadro portugués , jugando como punta y luciendo una clase inmensa que le llevó a regresar a España , su principal opción .

Varios equipos portugueses se habían interesado por hacerse con sus servicios , incluso un delegado de Os Belenenses había viajado a Coruña para hablar con el jugador , quien se hallaba allí tras finalizar su contrato en el S.C. de Covilha . Pero éste desestimó la oferta y decidió continuar con su carrera por España al fichar por el Lleida .

El busto del padre de Jaime González .
- Pero a Chacho no le fue bien en tierras catalanas , como tampoco le fue bien en el Real Murcia , su siguiente destino . No se movería de la ciudad pimentonera y estamparía su firma por el modesto Abarán C.D. , equipo de Tercera . Con el Abarán consiguió un glorioso ascenso a Segunda , luchando por ese objetivo al lado de otros héroes murcianos como Martos , Rojas , Pascual o Bernardi . Y al concluir su etapa allí volvió a salir su espíritu viajero y se lanzó a la aventura viajando a Venezuela .
No dejaría de hacer lo que más le gusta , pues Jaime siguió jugando al fútbol al fichar por el Deportivo Galicia venezolano . En ese equipo permaneció ocho largas temporadas hasta tomar la decisión de colgar las botas y continuar residiendo durante muchos años en Venezuela . Eso sí , Chacho III viajaba mucho para visitar Galicia abordado por la dura morriña . De hecho , Jaime viajó  a La Coruña ex profeso desde el continente americano ex para asistir en vivo a la inauguración del monumento a su padre ya fallecido .

Jaime González tuvo ocasión de vestir los colores celestes , algo que honra el nombre del R.C. Celta . Ahora bien , justo en la época que la figura de su padre brillaba , éste tuvo ocasión de jugar en Balaídos , pero no lo hizo con el Celta , sino como componente de un combinado gallego que rendía homenaje al céltico Ramón Polo . Este encuentro sería ante el Athletic de Bilbao ( 09-09-1930 ) , y los gallegos se impondrían por cinco goles a cuatro .




- Fuentes : ( Mundofútbol , El Pueblo Gallego , Canal Deportivo , BD de Fútbol , La Voz de Galicia y Faro de Vigo ) .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.