jueves, 4 de abril de 2013

Herrero Montero : Muchos problemas con la junta directiva .




- La temporada 1957\58 fue otra de las que hicieran historia en el Celta , pese a la polémica provocada a raíz de la toma de posesión de la junta directiva que reemplazó a Manuel Priero Pérez .
Los hechos comenzaron el 1 de Julio de 1957 con la convocatoria de elecciones . En un principio se presentaron tres candidaturas encabezadas por Ramón De Castro Fariña , Pablo Nieto Villamarín y Antonio Herrero Montero . Nieto Villamarín había intentado acceder a la presidencia en la campaña anterior , en tanto que De Castro Fariña se abstendría a última hora para dar mayores facilidades a sus adversarios .

Las candidaturas fueron enviadas a la Federación Española al objeto de cumplimentar los requisitos necesarios para fijar la asamblea general de compromisarios y proceder a la elección del presidente .
El 25 de Julio , en el Metropol , se celebraba la esperada asamblea . Herrero Montero y Nieto Villamarín ya habían expuesto con anterioridad , a través de los medios informativos , sus respectivos programas . Realizada la votación entre los 97 asistentes con derecho a voto , Herrero Montero era proclamado presidente con 52 papeletas a su favor , por 45 de su adversario .
Antonio Herrero lanzó el siguiente mensaje a todos los socios y aficionados :  " Trabajaremos de firme por un Celta grande y poderoso . Nuestra labor será de cara al aficionado y seguidor " .

Los aficionados llenaban tranvías para ver al Celta .
- Pocos días después , Manuel Prieto traspasaba los poderes a sus sucesores , en medio de una polémica , por cuanto Herrero Montero , en la composición de su junta , dejaba fuera a personas que había incluido en la candidatura oficial enviada a la Federación Española de Fútbol . Los directivos disidentes , Salvador José Vilariño , Enrique Viéitez , José Elissetche y Agustín Roche , consideraron ilegal la composición de la nueva junta , denunciándola a los organismos competentes . Después de muchos días , la Federación Española ratificaba en sus cargos a Antonio Herrero y demás miembros , quedando la nueva directida formada por : Herrero Montero , presidente ; Gustavo López Corona , vicepresidente ; Jesús Pereda Rodríguez , secretario ; Balbino Vázquez Vázquez , tesorero ; Emilio Pena Villaverde , vicetesorero Andrés Reboreda Vázquez , contador y José Rodríguez López , Teodoro Barbero Bellilla , Ignacio Álvarez Costas , José Alonso De Paz , Aurelio Pérez García y Fabián De Caso Castañeda , vocales .

Se realizaron los ajustes necesarios para crear un equipo competitivo y se renovó al técnico y " hombre de la casa " , Luis Casas Pasarín , y se daría comienzo a la campaña 1957\58 , en la que el Celta daría mucho que hablar .
El Celta volvería a ponerse de moda en la élite del fútbol español , haciendo doblar la rodilla en Balaídos a Real Madrid y Barcelona y registrando la mayor goleada del Celta a domicilio en Primera ante la Unión Deportiva Las Palmas por 1-6 . El conjunto vigués acabaría ocupando el séptimo lugar de la tabla liguera , aunque también se registraría algún que otro problemas , pues el club suspendería de empleo y sueldo a los jugadores Dagoberto Moll y Pablo Olmedo y la sanción económica a Gausí por acusar al entrenador de perder un partido de Liga ante el Granada .

No sería nada buena la segunda temporada de Herrero Montero al frente del club olívico , es más , ni siquiera llegaría a finalizar el curso 1958\1959 , en el que el Celta de Vigo descendería a Segunda División tras una desastrosa campaña .
Todo fue debido a una crisis abierta en el seno de la junta directiva , que comenzaría tras convertir en Socio de Honor al presidente del Comité de Competición Nacional , Ursicino Álvarez . Dicho acto no sirvió para aunar fuerzas de los miembros de la junta . Todo lo contrario , pues cuarenta y ocho horas después ( concretamente el 9 de Septiembre de 1958 ) presentaban la dimisión nada menos que siete directivos , entre ellos el vicepresidente Gustavo López Corona , que abandonaba la sede de las oficinas del Celta con estas palabras :  " Nos vamos por incompatibilidad con el presidente " . " El Celta no está bien y se tomarán medidas de emergencia de orden interno " .

En Balaídos ya podían oirse otros resultados
- Así , en medio de una gran tormenta a nivel de dirección , se disputaba en Balaídos el primer encuentro de Liga frente al Athletic de Bilbao , que acabaría con 0-3 para los vascos . Fue el preludio de lo que iba a suceder durante casi todo el campeonato .
Con el culebrón del polémico fichaje del brasileño Jaburú , y el negativo panorama originado por la ruptura de la directiva , en la duodécima jornada , con la derrota en Balaídos ante el Valencia y el equipo como farolillo rojo de Primera , la directiva de Antonio Herrero se vio impotente para buscar soluciones , acordando estar dispuesta a dimitir si apareciera una nueva junta que se hiciese cargo del club .
La situación se tornó tan caótica que incluso se celebró una reunión en el Ayuntamiento con la presencia del alcalde Tomás Pérez Lorente y las fuerzas vivas de la ciudad , al objeto de buscar inmediatas soluciones que pudieran evitar lo que parecía ya casi inevitable .

Antonio Herrero , dado el cariz que había tomado la situación , decide dimitir el 19 de Diciembre de 1958 . Antes de que el club quedase con un vacío de poder , el que había sido ya directivo con Manuel Prieto y con anterioridad jugador del Celta , Antonio Crusat Pardiñas , preside una comisión gestora hasta el término de aquella triste campaña 58\59 en la que el Celta regresaría a Segunda , y de donde no saldría hasta pasados diez años , viviendo la peor crisis deportiva de toda su historia .




- Fuentes : ( Faro de Vigo y Fame Celeste )

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.