Mostrando entradas con la etiqueta España. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta España. Mostrar todas las entradas

viernes, 18 de junio de 2021

David Juncà: Banda izquierda para todos.



 


- David Juncà Reñé
- Nacido en Riumors (Girona), el 16 de noviembre de 1993
- Lateral izquierdo
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ Girona F.C. \ Eibar S.D. \ Girona B \ C.F. Riudellots.




- No hay mucho que destacar de su paso por el Celta, tildado por muchos como uno de los peores fichajes del club en años. David Juncà Reñé no ha podido tener continuidad en sus tres años como miembro del equipo vigués, aunque gran parte de culpa la tuvieron las lesiones, esas que le han impedido contar con la regularidad.

Su continua falta ha hecho que el carril izquierdo estuviese sin dueño estable durante estas temporadas, cubierto por hombres como Lucas Olaza y Aarón Martín, así como la estimable colaboración de los jugadores de la cantera.
A lo largo de esta semana se ha ido conociendo su desvinculación del R.C. Celta de Vigo, esa entidad a la que ha pertenecido durante tres temporadas y con la que solamente ha tenido 24 apariciones. En el último curso, el catalán no ha disputado un solo partido.

- Queda agradecerle sus servicios prestados al club mientras ha vestido la celeste, puesto que si de algo no se le puede culpar a Juncà, es de la falta de compromiso. Al menos ha dejado constancia de una entrega sin límites y compromiso con la empresa a la que ha representado.
En sus anteriores años ha demostrado que es un lateral zurdo cumplidor, con bastante llegada y aporte físico. Sin embargo, no es un jugador muy técnico, con un fútbol muy arriesgado que ha veces le ha llevado a cometer serios fallos. Otro apunte negativo es el de su facilidad para lesionarse, algo que ha quedado plasmado en su paso por Vigo. Por lo demás, David puede presumir de su enorme sacrificio.
Nacido en un pueblecito gerundense llamado Riumors, este zaguero de banda pasó por varios clubes de prestigio para iniciar su preparación profesional, trabajando para las canteras de Unió Esportiva Figueres, F.C. Barcelona y Real Mallorca. En la factoría del Girona apenas estuvo un año, pues antes de retornar y unirse al primer equipo, Juncà tuvo que competir en menores niveles con el modesto Club de Fútbol Riudellots. De cara al ejercicio 2011\12, el joven alero se reincorporaría a la disciplina rojiblanca para entrenar a las órdenes de Raül Agné.

Tarde o temprano, David Juncà debutaría en Segunda División, ya que en diciembre de 2011 contaría con escasos minutos de un derbi catalán ante el Gimnàstic de Tarragona. El duelo se resolvería favorable a los "Gironins", que vencerían por 3-2.

En el tramo final de aquella temporada 2011\12, el lateral contaría con bastantes titularidades en la categoría de plata, pues el cambio de entrenador le vendría de perlas. Durante la siguiente campaña contaría con otras oportunidades, aunque estaría alternando apariciones con el equipo filial. Con los mayores jugaría 9 partidos.
Su año de mayor protagonismo sería el siguiente, cuando el gerundense sería dueño del flanco izquierdo durante gran parte del ejercicio 2013\14. En las filas del Girona permanecería un año más, cuando ya acumulaba muchos minutos en Segunda.

Se haría con sus servicios la Sociedad Deportiva Eibar, ese superviviente de la categoría máxima en el que tendría sus mejores años como futbolista, contando con la gran oportunidad de jugar sus primeros partidos en Primera División.

- El 24 de agosto de 2015 llegaría su gran momento en la élite del fútbol español, contando con la confianza de José Luis Mendilibar para tener sus primeros minutos ante un Granada que cedería en Los Cármenes por 1-3. 
Juncà se acabaría asentando en la banda del equipo armero, con el que se convertiría en una de las grandes sorpresas de La Liga a lo largo de la campaña 2015\16. Lástima que en los siguientes años acabaría perdiendo el sitio, parte por culpa de las lesiones y por la falta de continuidad.
Aún así, al zaguero catalán nunca le faltarían ofertas para seguir en Primera, entre las que saldrían la del Real Club Celta, cuya directiva se hallaba en la búsqueda de un jugador que al fin se sentase en el carril izquierdo tras la marcha del canterano Jonny Otto.
El 30 de junio de 2018 se confirmaría su fichaje por el club gallego, que venía de ofrecer muy buenos años con Eduardo Berizzo y una temporada más irregular con Juan Carlos Unzué. En esos momentos, con Antonio Mohamed en el banquillo de Balaídos, David Juncà se perfilaría como uno de los fijos en la zaga céltica, en la que compartiría labores con Gustavo Cabral, Néstor Araujo y Hugo Mallo, dueño del otro carril.

Mohamed contaría con Juncà para reforzar el flanco izquierdo desde inicio. El catalán debutaría para el Celta el 22 de septiembre de 2018 en Balaídos. Fue en un frenético encuentro que terminó con empate a tres ante un Real Valladolid muy competitivo, y el que David no acabaría al ser sustituido por el paraguayo Junior Alonso.

Juncà acabaría contando muchas titularidades en aquella campaña tan nefasta para el celtismo en la que todos acabarían encomendándose al liderazgo de Iago Aspas, en un año con malos resultados y constantes cambios de entrenador.
Fue el año en el que el carrilero más partidos disputó con la camiseta celeste, puesto que en los siguientes años vendrían las constantes lesiones que le impedirían hacerse de nuevo con la titularidad. En medio del curso 2019\20, el club se vería obligado a contratar los servicios del uruguayo Olaza, quien se acabaría adueñando de esa banda sin dueño.

Muchas veces Olaza, y en otras ocasiones canteranos, acabarían tapando ese hueco de la banda izquierda que debería haber tapado David Juncà, un hombre que no tendría suerte con las molestias físicas, pasando más tiempo en la grada que en el campo.

Juncà se vio afectado por las constantes lesiones en sus tres campañas como jugador del Celta.


- La verdad es que nadie puede culparle de falta de compromiso, pues el lateral siempre mostró apoyo y unión con su equipo, ya sea desde la grada o en las redes sociales. Sin embargo, el club ya estaba planteándose desde hace tiempo prescindir de sus servicios, contando con Aarón Martín para cubrir la marcha del Olaza.
Juncà no participaría en partidos de la temporada 2020\21, en la que ya se podía presagiar su marcha del Celta. Las lesiones le impidieron contar con mayores registros, pues en sus tres años como céltico disputó un total de 24 partidos.

Su paso por el Celta no ha sido gran cosa, cerrando su etapa en Vigo en el mes de junio de 2021, tras acordar con la directiva céltica su desvinculación total. David Juncà se despide del Real Club Celta después de tres temporadas.

jueves, 17 de junio de 2021

Jozabed Sánchez: Brillante rayista y decepción celeste.



 


- Jozabed Sánchez Ruiz
- Nacido en Mairena del Alcor (España), el 8 de marzo de 1991
- Centrocampista
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ Rayo Vallecano \ Girona F.C. \ Málaga C.F. \ Real Jaén \ Ponferradina \ Fulham \ Sevilla Atlético.




- Pasó de ser la estrella de un Rayo que perdió la categoría a estrellarse en su etapa como jugador del Real Club Celta. Bien es cierto que no sobraron las oportunidades, pero tampoco pudo hacer como celeste lo que logró como franjirrojo.
Al menos pudo disfrutar de una de las etapas más brillantes con el Celta de Eduardo Berizzo, quien le concedió diversas oportunidades en la campaña que el equipo rozó las finales de la Copa del Rey y de la Europa League. Jozabed aportaría su granito de arena.

Tuvo que terminar su experiencia en Vigo jugando cedido para otros equipos y en el segundo nivel de la competición española. No hace mucho que jugador y club acordaron el final de su trayectoria como jugador del Celta de Vigo, donde el mediocampista sevillano ha tenido unos números de 71 partidos y 2 tantos en la categoría máxima.

- Jozabed Sánchez Ruiz nació en la localidad sevillana de Mairena del Alcor (8-3-1991). Ingresó muy joven en la cantera del Sevilla Fútbol Club, donde desarrolló una brillante trayectoria juvenil que acabaría con el equipo filial nervionense. Sus números para el Sevilla Atlético fueron sorprendentes, con una docena de tantos en la Segunda División B.
Y es que una de sus grandes habilidades era esa, la de ser un chaval con mucho acierto de cara a la portería. Siempre llamó la atención por su despliegue físico, buena conducción del esférico y visión de juego. Normalmente se desempeñaba como volante ofensivo, aunque también se le ha visto actuar como pivote defensivo.
Desde luego, que desde joven, Jozabed demostró tener algo especial, algo que no pudo lucir con la Ponferradina en sus primeros pasos por la Segunda División española, aunque sí en su corta estancia con el Real Jaén, conjunto para el que marcaría 4 goles en 36 partidos. Una vez descendido a la categoría de bronce el cuadro andaluz, el Rayo Vallecano aprovecharía para pescar en río revuelto y se haría con los servicios del joven centrocampista sevillano, con el que acordaría un contrato de tres años de duración.

De esta manera, Jozabed Sánchez daría el salto a la división de oro española, debutando para Paco Jémez el 4 de octubre de 2014. El andaluz tendría sus primeros minutos como rayista en una dificultosa visita del Barça, que se llevaría de Vallecas un triunfo por 0-2.

Al sevillano se le concederían más oportunidades en Primera División, a la que acabaría acostumbrándose como titular en las siguientes jornadas, anotando su primer gol en una visita a Getafe para sacar una victoria por 1-2.
Pero si hablamos de acierto de cara a la portería, el ejercicio 2015\16 sería el suyo. Además de convertirse en el líder de un equipo a la deriva, Jozabed dejaría una decena de dianas en su último año de relación con el Rayo, que al término de aquel curso, descendería a Segunda de forma dramática.

Muchos serían los clubes interesados por sus servicios, aunque abandonaría el club madrileño para vivir lo que hasta ahora sigue siendo su única salida al fútbol extranjero. El medio sevillano se comprometería con el Fulham inglés el 12 de agosto de 2016.

Jozabed llegó al Celta en enero de 2017.
- Poco se puede decir de sus vivencias por tierras británicas, ya que en la segunda categoría inglesa apenas contaría con oportunidades como para poder lucir ese talento que había asomado recientemente por la Liga Española.
La mejor solución sería volver a España, fichando por el Celta de Berizzo, que en esos mismos momentos se hallaba haciendo un buen fútbol en tres competiciones como La Liga, la Copa del Rey y la Europa League. El gran cúmulo de partidos haría que la directiva celeste se plantease recurrir al mercado invernal, para así buscar fondo de armario, necesario para tanto partido. 
El 13 de enero de 2017, Jozabed sería presentado como nuevo refuerzo celeste, uniéndose de forma inmediata a los entrenamientos del equipo para poder ayudar al equipo en todos sus retos. Berizzo le otorgaría confianza en su primera aparición como céltico, asistiendo a Anoeta como titular para medirse a la Real Sociedad nueve días después de su incorporación al Celta.
El jugador ofrecería una buena imagen que no iría acorde con el juego de sus compañeros, puesto que el equipo vigués acabaría perdiendo en San Sebastián por 1-0. Poco a poco, Jozabed iría asumiendo más minutos en las tres competiciones que afrontó la escuadra del "Toto" en aquella brillante campaña 2016\17.

Pronto marcaría su primer gol para el Celta, en una cómoda victoria ante Osasuna en Balaídos (3-0). El equipo daba lecciones sobre el campo, pero el ritmo de tantas citas importantes acabaría perjudicando a los de Berizzo. Al final, el cuadro gallego acabaría a un paso de disputar las finales de la Copa del Rey y la Europa League.

Se marcharía Berizzo y empezarían los problemas. El medio andaluz disputaría un buen número de partidos con Juan Carlos Unzué en el banquillo, pero la mala dirección de otros entrenadores acabaría dañando tanto al club como al jugador. 
Ya con la propiedad del jugador, el Celta iniciaría otros proyectos que no saldrían como se esperaba. Tampoco fueron bien las cosas para Jozabed, quien acabaría siendo prescindible para la mayoría de los técnicos que pasaron por Vigo en esos años tan difíciles. 

En su paso por el Celta, Jozabed Sánchez disputó 71 partidos e hizo 2 goles.


- De cara a la temporada 2019\20, Jozabed sería descartado por Fran Escribá, quien no duraría mucho en Balaídos. El de Mairena del Alcor se marcharía cedido al Girona, que en el ejercicio anterior había descendido a la categoría de plata.
En Girona coincidiría de nuevo con Unzué, el que más oportunidades le concedió, pero con corta duración por Montilivi. Mientras el Celta atravesaba serios problemas en Primera División, a Jozabed tampoco le iba muy bien por Segunda.

Algo mejor le fue por Málaga, compitiendo también en la Liga Adelante y haciendo mejores números. Una vez finalizado el curso 2020\21, y con el ilusionante proyecto planteado por el entrenador Eduardo Coudet, el club decidiría acordar la baja de Jozabed Sánchez, que abandonaría Vigo en el mes de junio de 2021.

lunes, 24 de mayo de 2021

Álvaro Vadillo: El descarte de nadie.







- Álvaro Vadillo Cifuentes
- Nacido en Puerto Real (Cádiz), el 12 de septiembre de 1994
- Extremo izquierdo
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ R.C.D. Espanyol \ Granada C.F. \ Real Betis \ S.D. Huesca \ Betis B.




- Parece una historia surrealista, una especie de culebrón inesperado, ya que lo que parecía un fichaje muy rentable con futuro esperanzador, acabó siendo óptimo para que el Real Club Celta hiciera caja sin que el jugador haya tocado el balón (en competición oficial).
Álvaro Vadillo Cifuentes solamente disputó para el equipo celeste algunos partidos amistosos. Llegó a entrar en las convocatorias de Óscar García Junyent, pero nunca dispuso de la oportunidad de debutar de manera oficial.

El club realizó otra de sus exitosas maniobras para sacar dinero, obligando al Espanyol a acceder a una cláusula en caso de ascenso. El conjunto "perico" ha logrado el ascenso a Primera División y, por ende, el jugador deja de pertenecer al Celta de Vigo, donde solamente ha estado una temporada sin apenas lucir de celeste. A favor, la entidad de Balaídos se lleva dos millones de euros.

- Producto de la cantera del Real Betis, Álvaro Vadillo nació en Puerto Real (Cádiz) el 12 de septiembre de 1994. Con el Club Deportivo La Salle daría sus primeros pasos, hasta que a los doce años contó con la oportunidad de ingresar en la cantera del club bético.
Progresó por las secciones de la factoría verdiblanca hasta llegar a disputar partidos en la categoría de bronce con el filial directo, para el que prestaría tan buenos servicios que conseguiría ser citado por Pepe Mel para debutar en Primera División. 
Su estreno se produciría el 27 de agosto de 2011, en un encuentro frente al Granada en Los Cármenes que se resolvería con victoria favorable a los sevillanos por 0.1. Vadillo jugaría 51 minutos como titular, y aún contaría con tres oportunidades más en la división de oro.
Siguió contando para el filial durante un tiempo, aunque acabaría estableciéndose en la primera plantilla durante los siguientes años, contando con más protagonismo en la temporada 2013\14, cuando el Betis acabó lamentando en descenso a Segunda División.
Contaría muy poco para el entrenador en aquella campaña de retorno a la élite, y menos opciones tendría ya en el siguiente curso, lo que obligaría al club meditar el traspaso del jugador. Una grave lesión de rodilla pudo evitar que el gaditano se asentase en la categoría, por lo que tendría que empezar casi desde cero, jugando para un Huesca de Segunda División.

En dos campañas con la escuadra oscense jugaría bastantes partidos, volviendo a celebrar un ascenso al máximo nivel en 2018, aunque sin la suerte de permanecer en la plantilla del equipo altoaragonés. Por ello, Vadillo negociaría con el Granada C.F., para el que sería gran protagonista de cara a un nuevo ascenso a Primera.

Ahora sí, Vadillo podría tener más posibilidades en la liga de los grandes, contando con bastantes titularidades en su particular retorno a la Liga Santander, en la que esta vez se estrenaría como goleador. El primero de sus goles lo haría de penalti, en una gran victoria frente al F.C. Barcelona en el campo de Los Cármenes.
Aún haría un par de objetivos más, ante Betis y Real Sociedad respectivamente. Sin embargo, el delantero andaluz no contaría mucho para el técnico vigués Diego Martínez, completando el ejercicio 2019\20 con 22 apariciones.

Habrían equipos interesados en hacerse con los servicios de Álvaro, pero la directiva del Celta sería rápida a la hora de negociar con el de Puerto Real, que a finales de julio de 2020 se haría con los servicios del jugador de forma gratuita.

Todos se frotaban las manos al pensar que haría buenas migas con su paisano Nolito, imaginando al jugador por la banda derecha, aunque éste más bien suele actuar por la izquierda. Aún así, todo era cuestión de ir probando durante la pretemporada del equipo celtiña, en la que el andaluz jugaría sus únicos partidos.
El primero de ellos sería ante el Lugo, el 2 de septiembre de 2020. En aquel amistoso, el Celta de un Óscar que trataba de casar las pocas incorporaciones que había tenido, acabaría venciendo al cuadro lucense por 2-0.

Vadillo luciría algún detalle de su talento, pero poco más. Igualmente ocurriría en los siguientes compromisos veraniegos, antes de que se iniciase con retraso una temporada 2020\21 que para la posteridad quedará marcada por la irrupción de la pandemia mundial. 

El extremo andaluz ya era un fichaje que generaba múltiples opiniones, muchas de ellas en contra. Al entrenador le entusiasmaba aún menos, algo que se sabría con el paso de los días. De momento, el catalán le incluiría en su primera convocatoria frente al Eibar en Balaídos, el que se cerraría con resultado de empate a cero y con un Vadillo inédito, mero espectador en las vacías gradas del estadio vigués.

Álvaro Vadillo nunca llegaría a debutar para el R.C. Celta de manera oficial.


- Ya era un secreto a voces que el jugador no le interesaba en nada al entrenador celtiña, quien tampoco duraría mucho en Vigo. En lo que a Vadillo respecta, se acabarían escuchando ofertas por él, y finalmente acabaría recalando en el R.C. Deportivo Espanyol, que le incluiría en su plantilla para buscar el retorno a Primera.
Y así fue. El cuadro barcelonista acabaría realizando una fantástica campaña que terminaría con la celebración del ascenso, una celebración que sentaría bien entre la directiva del Celta, ya que así debería ejecutarse la compra del jugador.

Aún no quedaría claro si su marcha fue motivada por decisión del entrenador o de la directiva. El caso es que el Celta se aprovechó de una ventajosa operación. Vadillo, que había llegado al club olívico gratis, se alejaría del mismo dejando dos millones de euros sin la necesidad de haber tocado el balón en competición oficial.
 

domingo, 23 de mayo de 2021

Sergio Álvarez: O gato de Catoira.




- Sergio Álvarez Conde
- Nacido en Catoira (Pontevedra), el 3 de agosto de 1986
- Portero
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ Racing de Ferrol \ Arousa S.C. \ R.C. Celta B.



- Dedicada casi toda una carrera al club de sus amores, al que ha defendido con honor y valentía por siempre. Y es que si alguien sabe lo que es "Afouteza", ese es Sergio Álvarez Conde, al que todos llamamos "El Gato de Catoira".
Salvo sus inicios con el Arousa y aquella cesión al Racing de Ferrol, este arquero representó siempre al R.C. Celta de Vigo, un club con el que ha vivido toda clase de situaciones, desde amargos tiempos en Segunda, a brillar por Europa y jugar muchos años en la máxima categoría.

Al término de esta campaña 2020\21, Sergio decidió colgar los guantes a los 34 años de edad. Según el mismo, ya hasta le costaba caminar, y sobre todo correr. Aquella lesión de menisco en un entrenamiento con el equipo celeste supondría el fin de una carrera en la que siempre fue fiel a sus colores, pues celtistas como él, en el mundo del deporte, no hay tantos.

- Orgulloso de su tierra, nació el 3 de agosto de 1986 en Catoira (Pontevedra). Dio sus primeros pasos con el Arousa S.C., de donde pronto se marcharía a Vigo para ingresar en la cantera del R.C. Celta. A sus diecisiete años, empezó por la categoría juvenil de la entidad celeste, hasta que ya en 2004 pasaría a formar parte del filial directo, con Rafa Sáez de entrenador.
Se terminaba por entonces una gloriosa etapa del club celtiña, de la que Sergio había sido testigo desde su niñez, cuando empezó a sentir un gusto infinito por el fútbol. El de Catoira tendría que ver como aquel Celta -que antaño había contado con gran fama- se vería de repente jugando en Segunda División tras el descenso de la campaña 2003\04.
Participó en un buen número de partidos con el Celta B, ejerciendo ya de titular en un vestuario repleto de grandes promesas gallegas como Jorge Rodríguez, Roberto Lago, Borja OubiñaJonathan Vila y Joselu, entre otros.
Sus magníficos pasos iniciales en la cantera le llevarían a ser tenido en cuenta por el entrenador del primer equipo, Fernando Vázquez. Éste llegaría a tenerle en cuenta como tercera opción para la portería, siempre por detrás de profesionales del marco como José Manuel Pinto u Orlando Quintana.

Pero su debut tendría que aguantar mientras sus actuaciones seguían siendo evolutivas con el filial. También llegaría a marcharse cedido al Racing de Ferrol, donde compitió en Segunda B para adquirir mayor experiencia bajo palos.

Sergio Álvarez se ganaría su apodo a pulso. Le llaman "Gato", pues es todo un felino bajo palos, un ágil y cumplidor arquero que solamente sabe de compromiso con un club, ese equipo al que defendería el resto de su carrera.
Se armó de paciencia para debutar en un Celta que viviría más años en Primera, pero no hallaría premio hasta que el equipo se vio en la categoría de plata, división en la que permanecería durante cinco duros años. Entonces era el momento de confiar en la sangre gallega.

Paco Herrera sería quien le otorgaría la oportunidad de sumar sus primeros minutos oficiales con el equipo de mayores. Acostumbrado a ser el suplente y a participar en algunos amistosos, Sergio al fin debutaría en Segunda con el Celta.

Sergio jugó 132 partidos en Primera.
- Acostumbrado a esperar por oportunidades con el primer equipo desde hace ya años, el de Catoira no tardaría en defender su posición bajo palos. Tendría su primera titularidad el 4 de junio de 2011, en el último partido de la Liga Adelante frente al Cartagena. El de Catoira conseguiría mantener su arco a cero en la visita del conjunto murciano, que saldría goleado de Balaídos por 3-0.
En la campaña 2011\12 se repartiría partidos con Yoel Rodríguez, una ilusionante temporada que acabaría con el equipo en la división de oro española. Álvarez cumpliría notablemente con diecinueve apariciones ligueras de aquel ascenso.
Balaídos sería una fiesta tras conseguir aquel anhelado ascenso, aunque Sergio tendría muy difícil ser titular en el equipo, ya que el sevillano Javi Varas estaría por delante de él, quien se hallaba en Vigo cedido por el Sevilla C.F. Aún así, el "Gato" acabaría contando con alguna que otra oportunidad para competir en el máximo nivel. 

Debutaría en Primera en un partido con el Sevilla como visitante, que se marcharía de Balaídos con una derrota por 2-0. Aquel día tan espléndido para el de Catoira, pude verle abandonar el césped de Balaídos con una sonrisa de oreja a oreja, aunque durante años tuvo que conformarse con ser el meta suplente.
Ese es el rol al que está acostumbrado actualmente, pese a que vivió unos años muy dulces gozando de la titularidad con Eduardo Berizzo, quien años atrás había coincidido como compañero de vestuario con un joven Sergio.

Consiguió establecerse en la titularidad de un Celta que se clasificaría para jugar la UEFA Europa League, en la cual llegaría a las semifinales, como también hicieran en la competición de la Copa del Rey.

Fue lo más cerca que estuvo Sergio de ganar un título con el equipo al que siempre veneró, y para el que seguiría jugando durante los siguientes años, repartiéndose la titularidad con su compañero Rubén Blanco, quien tampoco está teniendo suerte con las lesiones. Gracias a esa política del club, de conservar una portería con pleno acento gallego, es Iván Villar quien ha estado cubriendo la baja de ambos. 

Como jugador del Celta de Vigo, Sergio Álvarez ha desarrollado una amplia carrera hasta los 34 años.


- Pese a que el club ha vivido tiempos difíciles en Primera, al final ha conseguido mantener el tipo en la categoría, siendo precisa la contratación de varios entrenadores que acabarían depositando toda la confianza en su compañero Rubén.
Las lesiones no le han dado tregua al cancerbero de Catoira, que a partir de la temporada 2019\20 empezaría a sufrir un calvario con las lesiones, esas que al final acabarían obligándole a retirarse del fútbol al no verse ya con fuerzas para seguir en activo. 

Sergio ya era veterano, y ahí siguió en su Celta, acumulando un total de 334 partidos de experiencia, 132 en la máxima categoría del fútbol español. Sergio Álvarez hizo pública su retirada hace escasos días, dejando en el recuerdo grandes acciones bajo palos y muy buenos momentos de una larga carrera en celeste. 

miércoles, 29 de julio de 2020

Sergio Bermejo: Cerca del fútbol profesional.







- Sergio Bermejo Lillo
- Nacido en Madrid, el 17 de agosto de 1997
- Centrocampista
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ R.C. Celta B \ Getafe B \ C.D. Móstoles \ C.D.A. Navalcarnero.




- Si hay un jugador del filial que más cerca ha estado de lograr la profesionalidad -aparte del lorqueño Juan Hernández- ese es Sergio Bermejo Lillo. Este joven centrocampista ha formado en gran parte de las convocatorias del primer equipo del R.C. Celta e incluso ha llegado a debutar en la competición liguera y en Copa.

Ha contado con la confianza de Fran Escribá y Óscar García Junyent, los dos entrenadores que han llegado a conducir al primer equipo durante una pésima temporada en la que no se pudo arriesgar en demasía con los canteranos.
No obstante, las constantes rotaciones hicieron que este madrileño (17-8-1997) se estrenase en Primera División, una categoría en la que probablemente vuelva a jugar por las condiciones que presenta. Eso sí, ya está claro que en el Celta no jugará,... o al menos durante un tiempo. Tras una buena temporada con el filial y la experiencia de jugar en la élite, Sergio se ha desvinculado del club olívico.

Escribá le haría debutar con el primer equipo.
- Es producto de la cantera del Getafe, un equipo muy de moda y donde Bermejo nunca llegó a jugar en lo que a su sección absoluta se refiere. Pero ahí comienza su carrera deportiva, donde obtuvo formación para abrirse paso por la cantera hasta llegar al equipo filial.
Sergio es un jugador de medio campo, un fino volante que puede actuar por los dos carriles como extremos indistintamente. Tiene una zurda muy precisa y es un gran asistente, pero sobre todo anda muy bien de cara al gol, una faceta que bien supo explotar en el Celta B, especialmente cuando llegó al club celeste.
Pero antes jugaría para otro filial, el del Getafe. Con éste llegaría a conocer la Segunda División B, de la que el filial getafense descendió en 2016. En Tercera disputó bastantes partidos, contando que entre medias estuvo jugando cedido en el Móstoles dejando claras muestras de su calidad y desparpajo. Todos sus esfuerzos no servirían para debutar con el equipo profesional del Getafe, aunque al joven madrileño no le faltarían ofertas para seguir jugando a ese deporte que tanto le motiva. De esta manera, el 20 de junio de 2018, Sergio Bermejo se comprometería con el Club Deportivo Artístico de Navalcarnero, equipo por entonces de la categoría de bronce.

Con el Navalcarnero sumó un gran número de partidos en Segunda B, en la que firmó sus primeras dianas para llamar la atención de varios clubes que le hicieron seguimiento. El R.C. Celta de Vigo sería el que mejor se posicionó para lograr su fichaje, que contaría con los servicios del jugador antes de las Navidades de 2018.

Bermejo abandonaría el modesto equipo madrileño, que al final de aquel curso 2018\19 acabaría perdiendo la categoría. El 18 de diciembre de 2018, el centrocampista aceptaría un contrato de cuatro años que le vincularía a la entidad celeste, aunque en principio para formar parte de su equipo menor.
De esta manera, Sergio se pondría a las órdenes de Rubén Albés para firmar una magnífica campaña, en la que completó unos números de 36 partidos y 8 goles, 4 de ellos con el Celta B, al que rápidamente se había adaptado.

En poco tiempo se había ganado la admiración de los expertos técnicos celestes, lo que le llevaría a formar parte del primer equipo de cara a la pretemporada 2019\20. Fran Escribá le citó junto a otros canteranos para iniciar el stage veraniego en Portonovo.

Tras jugar varios amistosos, el madrileño se toparía de bruces con el fútbol profesional. Ya en el primer partido de la temporada (nada menos que contra el Real Madrid), el mediapunta entraría en su primera convocatoria oficial para ocupar el banquillo de Balaídos junto a los profesionales.

Finalmente no habría debut, aunque Bermejo no tendría que aguardar mucho para conseguir su ansiado estreno en Primera División. Diez jornadas después, Escribá incluiría al centrocampista en otra de sus convocatorias. El joven viajaría con la expedición celtiña a Sevilla para medirse al Betis en su feudo.
Y así llegó su debut. El 30 de octubre de 2019, Sergio contaría con varios minutos al entrar en el terreno de juego en lugar de Denis Suárez. Por desgracia, el resultado no acompañaría, ya que los andaluces romperían el empate a uno en el último minuto gracias a un oportuno tanto de Nabil Fekir.

Tras su debut en la categoría máxima, Sergio aún contaría con una nueva oportunidad por parte de Óscar García, quien por los malos resultados del equipo acabaría ocupando el banquillo de Balaídos. El técnico catalán le daría la oportunidad de jugar en la Copa del Rey.

Frente al humilde Peña Azagresa cumpliría como titular, completando todos los minutos de una "competición del K.O." que no daría lugar a sorpresas. El madrileño dejaría muy buenas sensaciones en su titularidad y el equipo se impondría por 0-2 en el Campo de deportes Miguel Sola (Calahorra), cancha que sirvió de escenario al no ser considerada como válida la del equipo rival.

Sergio Bermejo ofreció un gran rendimiento en el Celta B, lo que le llevaría a debutar con los mayores.

- Se acabarían las oportunidades para Sergio Bermejo, quien con el equipo filial seguiría destacando hasta marcar otro cuatro tantos en una temporada 2019\20 que quedaría paralizada a causa de la aparición del Coronavirus. La Segunda B no se volvería a reiniciar después de aquel 8 de marzo en el que el Celta B obtendría una valiosa victoria en casa (2-1) frente al San Sebastián de los Reyes.

En cuanto al equipo de mayores, el mediapunta seguiría entrando en las convocatorias asiduamente, pero ya no tendría opciones de volver a jugar. La delicada crisis deportiva del equipo impidió que Bermejo se despidiese a lo grande, ya que el Celta eludió los puestos de descenso en el último suspiro y sufriendo agónicamente.
Junto a las numerosas bajas que se dieron en el club una vez finalizada la campaña figuraría el nombre de Sergio Bermejo Lillo. Incomprensiblemente, y tras una gran temporada para el jugador, el club acabaría acordando su rescisión de contrato.

domingo, 26 de julio de 2020

Juan Ros: El gran descubrimiento de Los Nietos.







- Juan Antonio Ros Martínez
- Nacido en Cartagena (Murcia), el 15 de marzo de 1996
- Defensa
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ R.C. Celta B \ F.C. Barcelona B \ F.C. Cartagena \ E.F. Torrepacheco.




- Otra gran promesa del fútbol español que se desvinculó del R.C. Celta a comienzos de julio. Juan Antonio Ros Martínez no llegaría a debutar en competición oficial con el equipo profesional, aunque sí participó en el stage veraniego con Fran Escribá, e incluso llegó a disputar un partido amistoso con los profesionales del Celta.

Se despidió del club tras cuatro años figurando como una de las piezas fundamentales del conjunto filial, con el que además supero el centenar de partidos. Lástima que la mala situación del primer equipo en los últimos años le privó de contar con oportunidades para debutar de forma oficial.
Ros es un zaguero corpulento que además puede desempeñarse como centrocampista, aunque es en el eje central de la zaga donde más destaca. Posee buen manejo del balón, sobresaliente colocación y una gran dosis de seguridad que le permite cumplir a la perfección.

- Internacional con la selección española Sub-17, a Ros siempre se le vio como un jugador de brillante porvenir, y es por ello que muchos clubes de renombre se han llegado a interesar por él. Además de pasar por la cantera del Barça, clubes como el Atlético de Madrid, Espanyol y hasta el Liverpool se fijaron en el joven defensor.
Juan Antonio nació el 15 de marzo de 1996 en Cartagena, aunque se crió con sus padres en el pueblo pescador de Los Nietos. A los seis años iniciaría su formación deportiva jugando para Los Belones, donde sería entrenado por su propio padre. Posteriormente se iría al fútbol base del F.C. Cartagena, pasando por varias categorías hasta ingresar en la disciplina del modesto E.F. Torrepacheco, de donde retornaría al conjunto cartaginense.
Demostrando un especial talento, Ros llamaría la atención de muchos clubes poderosos a partir de 2013, pero sería el F.C. Barcelona el que acabaría haciendo con los derechos del joven zaguero, quien pasaría a formar parte de la cantera blaugrana coincidiendo en plantilla con jóvenes valores de La Masía como Sergi Samper, Gumbau, Moi Delgado o Carles Pérez. Inicialmente jugaría para el equipo juvenil de Jordi Vinyals, con el que conquistó el título de la División de Honor, además de la Liga Juvenil de la UEFA.

Al año siguiente pasaría al filial directo. A las órdenes de Gerard López Segú, el cartaginense cumplió con 28 apariciones e hizo un tanto en la Segunda División B, dejando buena muestra de su regularidad y talento, lo que despertaría la atención de otros tantos clubes.

El Celta se haría con los servicios de Juan Antonio Ros en el verano de 2016. El de Los Nietos iniciaría el curso con Alejandro Menéndez como amo del banquillo del Celta B, quien le daría sus primeros minutos antes de irse cedido.
En el filial celtiña se codeó con futuros talentos de la máxima competición, formando en zaga con Kevin Vázquez o Samuel Araújo, así como respaldó el buen fútbol de los Brais Méndez, Borja Iglesias y Pape Cheikh. En plantilla volvería a coincidir con su compañero blaugrana Robert Costa.

Volvería al equipo de su ciudad en mitad del curso 2016\17. El espigado central acabaría aquella temporada participando en cuatro partidos más de la categoría de bronce, retornando al Celta para entrenar para Rubén Albés.

Ros siguió haciendo un buen trabajo con el filial, acumulando un buen número de partidos y anotando su primer tanto de celeste en el derbi gallego ante el Fabril, que saldría dolorosamente derrotado de su estadio por 1-3.
Pero su mejor rendimiento lo ofreció durante la campaña 2018\19, en la que consiguió captar la atención del entrenador del primer equipo. Fran Escribá lograría la salvación para el Celta y tuvo continuidad de cara al ejercicio siguiente.

El técnico valenciano prepararía al equipo para afrontar la campaña con solidez, iniciando la pretemporada en el campo de Baltar (Portonovo). Junto a otras promesas del filial y equipo juvenil, Ros sería citado por Escribá para la preparación veraniega.

De esta manera llegaría el debut de Juan Ros con el equipo de mayores, afrontando el primer partido del stage ante el C.D. Lugo. El 20 de julio de 2019, el cartaginense iniciaría el partido en el banquillo esperando su oportunidad.
Saltó al campo en la segunda parte junto a compañeros como Dani Molina y Sergio Bermejo, así como con Iago Aspas y Santi Mina, entre otros. Precisamente éstos serían la clave para vencer a los lucenses por 3-0.

Juan Antonio Ros pudo disputar un partido amistoso con el primer equipo del R.C. Celta.

- El Celta de Escribá asumiría el resto de los partidos estivales sin que Ros volviese a contar con oportunidades. El jugador se uniría a la planificación del Celta B, que preparaba la pretemporada con Jacobo Montes de entrenador.
Completó la inacabada campaña 2019\20 superando los cien partidos como jugador celeste, permaneciendo inactivo durante el confinamiento de la crisis del Coronavirus y con la reanudación de la Primera y Segunda división.

Juan Ros participó en algún que otro ejercitamiento con la primera plantilla, pero se quedaría sin el debut oficial con un Celta que salvaría la categoría por los pelos. El primer día de julio de 2020 se comunicaría su baja del club olívico tras cuatro años sirviendo honestamente al filial y presumiendo de haber debutado en un amigable rodeado de profesionales.


sábado, 25 de julio de 2020

Dani Molina: Regalo de Unzué como despedida.







- Daniel Molina Orta
- Nacido en Huelva, el 14 de marzo de 1996
- Centrocampista
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ R.C. Celta B \ Recreativo de Huelva \ Atlético Onubense.




- Su debut con el primer equipo del Celta coincidió con la marcha del técnico Juan Carlos Unzué, quien le permitió estrenarse en Primera División. Aquello se pudo considerar como un buen regalo del técnico navarro.
Además del debut oficial, Daniel Molina Orta también contó para Fran Escribá en la pretemporada del curso 2019\20, el que quedaría marcado por la aparición de una pandemia mundial. En plena crisis del Coronavirus se sabría que el joven centrocampista dejaría de vestir los colores celestes.

Es considerado como una de las grandes promesas del fútbol andaluz, un muchacho con gran experiencia en la Segunda División B y algunos partidos que disputó en Segunda con el Recreativo de Huelva, el club de sus amores. Cuatro años duró su aventura por Vigo, cuatro campañas que dedicó a jugar para el filial del R.C. Celta.

- Molina nació el 14 de marzo de 1996 en Huelva. Desde muy joven destacó pasando por varias categorías del "Decano", hasta que empezó a contar para el primer equipo tras destacar en el filial. Sergi Barjuán sería el primero en contar con la perla onubense a partir del curso 2013\14, aunque sería José Luis Oltra quien le concedería sus primeros minutos en la categoría de plata española.
A sus diecisiete años, Dani afrontaría su primera titularidad con la escuadra albiazul en el Nuevo Colombino. Ante la visita del Real Zaragoza, el joven debutante demostraría parte de lo que muchos ya conocían en cuanto a su calidad, un rápido y técnico mediocentro de gran desparpajo que aquella tarde completaría un buen partido que acabaría con empate a cero.
Ya eran muchos los ojeadores que se habían fijado en él, y los del Celta entre ellos. Mientras, Molina continuó sumando apariciones con el "Recre", para el que disputaría catorce partidos de Liga y uno de la Copa del Rey, en el que precisamente se estrenaría como goleador en una victoria local frente a la Ponferradina (2-1).
Su primer año con los mayores no acabaría de la mejor forma, ya que el equipo andaluz acabaría descendiendo a Segunda B. Dani Molina seguiría cogiendo experiencia como profesional durante casi dos años, hasta que su venta se tornó necesaria debido a las dificultades económicas del Recreativo de Huelva.

Como ya he comentado, muchos eran los clubes interesados en la perla onubense, que casi a mediados de enero de 2017 pondría rumbo a Vigo para fichar por el Celta. El club vigués se llevaría al prometedor centrocampista para jugar en el equipo filial, aunque con miras a subirlo a la primera plantilla.

En el Celta B comenzó jugando a las órdenes de Alejandro Menéndez, quien le otorgó sus primeros minutos en una visita a Pasarón para medirse al Pontevedra. El jugador contaría con escasos minutos de una contundente goleada celeste por 0-4.
Ya en su segundo año con el filial, Dani cogería las riendas de la titularidad, completando una maravillosa campaña que acabaría con el Celta B en puestos de los play-offs de ascenso a Segunda División.

Molina se había ganado el derecho a ser tenido en cuenta por el cuerpo técnico del primer equipo, y Juan Carlos Unzué le concedería la oportunidad de codearse con los futbolistas profesionales, que en una discreta campaña se hallaban en una situación cómoda de la tabla.

En la última jornada del campeonato liguero, el 19 mayo de 2018, el medio onubense entraría en la convocatoria ante la visita del Levante a Balaídos. Entre unos jugadores ya casi de vacaciones, Molina hallaría la oportunidad de estrenarse en Primera División.
Unzué esperó hasta los minutos finales para regalarle al joven andaluz la inolvidable experiencia de competir entre los grandes. A falta de seis minutos, Dani ingresaría en el césped de Balaídos sustituyendo a Jozabed. Poco dio tiempo para apreciar la calidad del debutante y el partido terminaría con victoria por 4-2 para los gallegos.

No habrían más oportunidades para Dani, que durante dos campañas más seguiría siendo una pieza clave dentro del equipo filial. Los siguientes entrenadores que se sentaron en el banquillo de Balaídos no contarían con el onubense, y tampoco la situación deportiva del primer equipo ayudaría mucho.

Escribá salvaría los muebles en una nefasta campaña que acabó con el Celta salvado, y el técnico valenciano continuaría al mando del Celta de cara al curso 2019\20, preparando una pretemporada en la que incluyó varios jóvenes del filial. Como era de esperar, Molina formó parte de los integrantes de la plantilla.
Disputó varios partidos amistosos, pero su destino estaba en Segunda B, donde continuaría realizando un excelente papel con el equipo menor. En otra situación complicada para el Celta, el andaluz no volvería a contar para el entrenador.

Dani Molina realizó la pretemporada con el primer equipo, aunque nunca volvería a jugar para el mismo de forma oficial.

- Y llego el Coronavirus. La situación de alerta provocaría que todas las competiciones se paralizasen, incluso a nivel mundial. La categoría de bronce no se volvería a reanudar, quedando el Celta B fuera de los puestos de descenso para pensar ya en el curso siguiente.
Esto haría que Dani Molina no volviese a lucir la camiseta del Celta. Óscar García contaría con varios jugadores del filial para rotar en la reanudación de la liga, pero nunca le daría al joven centrocampista la oportunidad de volver a jugar en una Primera División en la que el Celta permaneció por los pelos una vez más.

Molina solamente jugó una vez en competición oficial con el primer equipo. Fue en aquella contundente victoria frente al Levante, en la que Unzué le regaló su estreno en la máxima categoría. A finales de junio de 2020 se supo que Dani ya no seguiría vinculado al Real Club Celta de Vigo.



jueves, 23 de julio de 2020

Jacobo González: Un estreno jamás soñado.







- Jacobo González Rodrigáñez
- Nacido en Madrid, el 25 de marzo de 1997
- Extremo derecho
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ R.C. Celta B \ ADA Alcorcón \ ADA Alcorcón B \ Rayo Majadahonda \ C.F. Villanovense \ Real Madrid.




- Acostumbrado a desempeñarse en otras funciones del campo, a Jacobo González Rodrigáñez le tocó la difícil papeleta de debutar en Primera División ante todo un F.C. Barcelona. Se amoldó a la posición de lateral izquierdo y cumplió con creces ante la necesidad de rotaciones debido a la carga de encuentros que tuvo que asumir el Celta a causa del parón por la Covid-19, y además logró dejar buen sabor de boca en un espectacular debut que acabó con resultado positivo.

Su relación con el R.C. Celta de Vigo duró dos años, dedicando gran parte de ellos a jugar en el filial, donde también demostró grandes cualidades. Con el equipo de mayores consiguió disputar dos encuentros de la máxima categoría, llegando a disputar un complicado final de Liga que, por suerte, tuvo final feliz para el celtismo.
El resto de su carrera ha transcurrido en equipos de nivel modesto, llegando a concursar dos partidos de Segunda División con el Alcorcón tras haber obtenido formación en las filas menores del Real Madrid, donde empieza su historia como futbolista.

- Nacido en la capital española el 25 de marzo de 1997, Jacobo suele actuar como extremo derecho por el flanco derecho, aunque ya nos ha demostrado que puede jugar perfectamente en varias posiciones. Es un chaval con casta, técnico, rápido y trabajador. Sabe realizar buenos pases, posee ese descaro de atacante desequilibrante y también hace goles.
Tras pasar por equipos modestos como el de Las Rozas y Boadilla, en 2012 ingresó en la cantera del Real Madrid a los doce años, considerado como una gran apuesta de futuro. En la cantera blanca permaneció cerca de siete temporadas, hasta que halló un hueco en el filial del ADA Alcorcón, para el que empezó a jugar en Tercera División.
Para el primer equipo amarillo llegaría a debutar en Segunda División, en la que jugaría un par de partidos antes de desvincularse del club para recalar en el Rayo Majadahonda. Con éste conocería la categoría de bronce, en la que competiría también con Villanovense hasta 2018, momento en el que abandonaría tierras extremeñas para poner rumbo a Vigo y así fichar por el Real Club Celta a mediados del mes de junio de 2018. Su llegada a la entidad celeste sería para entrar a formar parte del equipo filial, que por entonces afrontaría la campaña 2018\19 con Rubén Albés como director del banquillo.

Su primer año en el Celta B fue más bien discreto. Al lado de otros contrastados canteranos como el meta Iván Villar, Diego Pampín, Dennis Eckert o José Manuel Fontán, el mediocampista madrileño dejaría algún rastro de esa calidad que poco después luciría en la máxima categoría.

Disputó diecisiete partidos e hizo un gol para Albés, para iniciar el siguiente curso a las órdenes de su tocayo Jacobo Montes, con el que obtendría mayor protagonismo a lo largo del ejercicio 2019\20, una campaña que se vería interrumpida por la aparición del Coronavirus, que obligaría a paralizar todas las competiciones casi en su tramo final.
Habiendo jugado ya a las órdenes de Onésimo Sánchez, Jacobo quedaría inactivo con el Celta B en puestos de permanencia, pues tan solo se reanudarían las competiciones superiores una vez avanzado el mes de junio.

Jacobo González no se quedaría en blanco el resto de la temporada, ya que Óscar García Junyent acabaría necesitando canteranos disponibles para competir debido a la gran carga de partidos que debía afrontar el primer equipo.

Con un Celta amenazado por el descenso, el joven madrileño entraría en varias convocatorias del equipo profesional para compensar ciertas bajas y el cansancio acumulado de los jugadores del primer equipo. En la reanudación del campeonato, con el Villarreal como visitante, el centrocampista sería citado para afrontar un dificultoso duelo que terminaría en una derrota por la mínima de 0-1. Jacobo no dispondría de minutos en aquella jornada.

Pero el joven no tardaría en tener la gran ocasión de debutar en Primera División. Cuatro jornadas después de aquella derrota en Balaídos, el Celta volvería a recibir en su estadio a todo un Barça que se estaba jugando la Liga.
El 27 de junio de 2020 sería un día especial para Jacobo, que se vería beneficiado por las bajas de Hugo Mallo y Lucas Olaza para entrar por sorpresa en la titularidad. El técnico celtiña apostaría por él para cubrir una posición en la que no estaba acostumbrado a jugar, utilizándolo para correr por la banda izquierda como lateral defensivo. Sin duda fue todo un acierto del catalán.

El madrileño cumplió perfectamente ante el Barça de Quique Setién, al que incluso pudo ganar en el tramo final de un vibrante choque. Finalmente hubo empate a dos, y Jacobo González dejó constancia de su calidad, frescura y desparpajo. El joven incluso se atrevió con atrevidas incorporaciones atacantes. Cumplió a la perfección.

Aquella no sería su última aparición en Primera con el Celta, ya que aún serían necesarios servicios de cara a un final de campaña demasiado agónico. En la visita al RCDE Stadium, Jacobo contó con escasos minutos para celebrar la permanencia tras lograr un empate a cero ante un Espanyol ya descendido. Fue un final no apto para cardíacos, pero con el alivio de la permanencia y el honor de competir entre los grandes para un chaval como Jacobo González.

Jacobo González superando a Leo Messi en su debut con el Celta de Vigo ante el F.C. Barcelona.

- Sin haber completado la campaña 2019\20 con el filial -para el que llegó a disputar 26 partidos-, Jacobo pudo concursar en dos partidos con el equipo de mayores, con el que fue partícipe de una salvación que le asegura al Celta estar un año más en Primera División.
Sus siete dianas en Segunda B tuvieron el premio que todo joven futbolista ansía. Acostumbrado a lidiar con equipos de categorías más modestas, el centrocampista puede presumir de haber debutado en la llamada "Liga de las Estrellas" ante el Barcelona de los Leo Messi, Luis Suárez, Ivan Rakitic y Ter Stegen entre otros.

En estos días, y con el Celta ya salvado, se conocieron las primeras altas del club para la próxima campaña 2020\21, aunque también se conocieron algunas bajas. Jacobo González fue una de esas bajas, que dejará Vigo atrás después de dos años de esfuerzo que le permitieron debutar en la máxima categoría española.

miércoles, 10 de julio de 2019

Pastrana: una convocatoria por los pelos.







- Víctor Pastrana Carrasco
- Nacido en Guadalajara (Castilla La Mancha), el 27 de septiembre de 1996
- Centrocampista
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ Extremadura \ AD Alcorcón \ SD Ponferradina \ Trival Valderas \ R.C. Celta B.




- Le faltó muy poco para sumar sus primeros minutos en Primera División cuando fue inicialmente convocado por el técnico Juan Carlos Unzué. No obstante, Víctor Pastrana Carrasco acabaría cayéndose de dicha convocatoria siendo reemplazado por su compañero del filial Dani Molina, quien sí lograría debutar de manera oficial para el Real Club Celta de Vigo.

Pese a quedarse con las ganas de conocer el alto nivel de la competición, este centrocampista de origen manchego sí se codearía con jugadores profesionales en diversas ocasiones. Además de disputar varios partidos amistosos a las órdenes del técnico navarro, al año siguiente se coló en la lista de canteranos que acompañarían a Antonio Mohamed en la pretemporada del curso 2018\19. El resto de su estancia en Vigo se limitó a defender los intereses del Celta B, donde cumplió a la perfección.

- Pastrana es un futbolista muy completo. Donde se siente más cómodo es jugando por la banda izquierda como extremo, aunque también puede desempeñarse como delantero, mediapunta e incluso como extremo diestro. Es un punta goleador, con muy buen golpeo del balón y que sabe filtrar muy buenos pases largos a sus compañeros.
Sus primeros pasos los dio en el Trival Valderas, un modesto equipo madrileño del que más tarde pasaría a formar parte de la Agrupación Deportiva Alcorcón. Ya en etapa juvenil, el extremo manchego demostraría muy buenas cualidades que le servirían para pasar al primer equipo en los comienzos del año 2015. El conjunto madrileño ya se hallaba en Segunda por entonces, categoría en la que Pastrana debutaría con apenas la mayoría de edad. Pepe Bordalás sería quien se fijaría en la calidad del joven guadalajareño, entrenador al que hoy en día conocemos muy bien por su magnífico trabajo con un Getafe de Champions. El 25 de Enero de 2015 logró debutar en Segunda División, en un choque ante el Albacete que terminó con derrota por 2-3 en el campo de Santo Domingo. A partir de entonces contaría con más minutos, dejando grandes detalles de su perfecto dominio del balón y ganas de comerse el mundo.

En el Alcorcón coincidió con otros ex-célticos como David RodríguezCarlos Bellvís, Natxo Insa e Ismael Falcón, jugadores que evidentemente cuentan con una gran experiencia en la categoría de plata. En ella compitió durante dos temporadas sumando un total de 34, en los que sin embargo no pudo establecer ningún gol. En su segundo año con la escuadra amarilla se le pudo apreciar una gran madurez, pero el interés de otros clubes hizo que el manchego acabase siendo cedido.

Entonces apareció la Ponferradina, equipo de la Segunda B durante el curso 2016\17. No tuvo gran protagonismo en su único año cedido en el conjunto de El Bierzo, con el que llegó a intervenir en veintiún encuentros de liga sin hallar el camino del gol. Aún así, Víctor dejaría muestras de su calidad que despertarían el interés de otros clubes, el Celta de Vigo entre otros.

- El Celta se haría con sus servicios para completar la plantilla de Rubén Albés, hombre que le daría cierta confianza para ganarse la titularidad. Pastrana no tardaría en estrenarse como goleador en la categoría, ayudando a que el filial celtiña se llevase una victoria de A Malata ante el Racing de Ferrol.
Tampoco tardaría en hacer su primer gol para el primer equipo, aunque nunca fuera en competición oficial. El 22 de marzo, el Celta de Unzué disputaría un partido amistoso -casi secreto- en Balaídos. El preparador navarro contaría con varios canteranos para probarlos junto a algunos miembros del primer equipo, y en esa lista se colaría el nombre de Víctor Pastrana. Éste sería autor de uno de los goleadores junto a Facundo Roncaglia, Pol Roigé y el argentino Lucas Boyé, quien firmaría dos dianas. El Coruxo, pobre rival ante el Celta, saldría goleado de Balaídos por 5-0, siendo Pastrana uno de los mejores jugadores del improvisado choque amistoso.

Unzué asombraría a muchos filtrando su nombre nuevamente, esta vez para un partido oficial que se celebraría en el Estadio de la Cerámica contra el Villarreal a finales del mes de abril de 2018. El nombre del joven centrocampista figuraría en la lista de convocados hasta última hora, momento en el que el entrenador optaría por citar a Dani Molina, compañero suyo en el Celta B. Finalmente, Víctor se quedaría sin debutar y el Celta saldría goleado de tierras mediterráneas por 1-4.

No habrían más oportunidades a lo largo del ejercicio 2017\18, en el que el primer equipo céltico desarrolló un papel bastante irregular. Por su parte, el extremo manchego dejaría muy buen sabor de boca en sus actuaciones con el equipo B, con el que acabaría participando en los play-offs de ascenso a la Segunda División. Habiéndose quedado a las puertas de su debut en la máxima categoría, Pastrana completó un buen año habiendo realizado dos tantos en 25 partidos.

En sus dos años de estancia en Vigo, Pastrana estuvo a punto de acudir a un partido de Primera con el Celta.

- De cara a la siguiente temporada, el punto guadalajareño entraría en los planes del nuevo entrenador Antonio Mohamed, quien echaría mano de Pastrana y Dennis Eckert para completar la pretemporada. Con el técnico argentino tendría la oportunidad de disfrutar de otro amistoso más frente al Córdoba, ya que en el resto de partidos veraniegos no dispondría de minutos. Aquella sería su última intervención con el primer equipo, ya que ni con Miguel Cardoso ni Escribá tendría opciones debido a la pésima campaña realizada por un Celta muy flojo. 

Pastrana siguió jugando para el Celta B, con el que cerró la campaña 2018\19 haciendo cinco tantos 36 partidos y ayudando a que el equipo eludiese el descenso a Tercera. Habiendo dejado muy buena imagen con el R.C. Celta, Víctor se desvinculó de la entidad viguesa para fichar por el Extremadura.

martes, 9 de julio de 2019

Diego Alende: opciones con Berizzo.







- Diego Alende López
- Nacido en Santiago de Compostela (A Coruña), el 25 de agosto de 1997
- Defensa
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ Real Valladolid \ R.C. Celta B.




- Sus únicas opciones para jugar en el primer equipo del R.C. Celta de Vigo pasaron por la apuesta del técnico argentino Eduardo Berizzo, contando con el canterano tras haber figurado como una de las más firmes promesas de la factoría celeste.
Diego Alende pasó de competir en niveles inferiores a estar rodeado de profesionales que compitieron en Europa, aunque su futuro acabó por estancarse ante la falta de oportunidades. Ninguno de los siguientes entrenadores contaron con el joven defensor, que no hace mucho se desvinculó del club vigués para emprender una nueva aventura en el Real Valladolid.

Con el Celta B ha sido una pieza imprescindible en la zaga. En sus años como miembro de la cantera celeste, Diego se ha codeado con grandes promesas del fútbol español como Borja Iglesias, Iván Villar, Kevin, Lucas Olaza, Pape Cheikh y Brais Méndez entre otros. Además ha llegado a competir para las categorías menores de la selección española.

- Gallego de pura cepa, y nacido en la capital de Santiago de Compostela, Alende empezó a destacar en las filas menores del Real Club Celta de Vigo, especialmente cuando aún estaba en la categoría de cadete. Su posición es la de defensa central, aunque también sabe actuar por el flanco derecho como lateral. Es un futbolista con muy buenas condiciones físicas, rápido, ordenado y que difícilmente descuida a su marca.
A partir de 2014 empezaría a tener muchos minutos con el Juvenil A, alternando con el B cuando pronto recibiría la llamada de Berizzo para entrenar con el primer equipo junto al senegalés Pape Cheikh. También tuvo convocatorias con el filial directo, aunque sin poder llegar a debutar. No obstante, Diego sería incluido en el primer equipo para realizar la pretemporada 2015\16 con el equipo de mayores a las órdenes de Berizzo. El Celta se prepararía en tierras alemanas para disputar varios amistosos antes de iniciar una nueva campaña. Varios jóvenes de la cantera se ejercitarían con los profesionales, listos ya para afrontar sus primeros compromisos amistosos en julio de 2015. El primer rival sería el modesto Greuther Fürth, equipo que saldría goleado de su estadio por 1-5 por un Celta que usaría equipos distintos en ambas partes del encuentro. Alende jugaría toda la segunda mitad, cuajando una gran actuación al igual que muchos de sus compañeros. Posteriormente participaría en más encuentros de la pretemporada, iniciando el siguiente curso a las órdenes de Torres Gómez como miembro del equipo filial.

A lo largo del ejercicio 2015\16, Alende participaría en quince partidos de la Segunda B, colándose en algún que otro entrenamiento con la primera plantilla. Ocasionalmente actuó como titular en el filial céltico, pero la mejor noticia llegaría a finales del 2015, cuando Berizzo le incluyó en la lista de convocados que habrían de enfrentarse al Betis en el Benito Villamarín.

El 5 de diciembre de aquel año, el técnico argentino supliría ciertas bajas con jugadores poco habituales, el joven santiagués entre ellos. En un partido muy disputado entre andaluces y gallegos, Diego tendría la gran oportunidad de debutar en Primera División. La expulsión de Jonny Otto forzaría el estreno del joven canterano de diecisiete años, que supliría al belga Bongonda para cubrir el flanco derecho celeste. En su debut, el jugador supo estar a la altura, con un Celta que acabaría empatando a uno.

- Tras su primer partido en la máxima categoría, Alende aún contaría con más opciones durante aquella campaña 2015\16. Berizzo depositó su confianza en él para afrontar dos choques de la Copa del Rey ante Almería y Cádiz, ambos con victorias y completando los noventa minutos. Aquellas fueron sus últimas apariciones oficiales como miembro del equipo profesional, en un año muy positivo en el que el equipo estuvo a punto de conquistar la Copa del Rey y se clasificó para disputar la Europa League.
La ilusionante pretemporada 2016\17 se inició nuevamente con los jugadores de la primera plantilla. Una vez más, el canterano contaría con diversas oportunidades durante los preparativos veraniegos, aunque durante toda la temporada oficial jugaría exclusivamente para el filial, siendo una de las piezas clave en los esquemas del técnico Alejandro Menéndez. Pese a la acumulación de muchos partidos entre las tres competiciones que afrontó el equipo profesional, Alende no sería citado en ningún momento para entrar en las convocatorias, completando el ejercicio 2016\17 disputando un total de 34 partidos en Segunda B.

En el Celta se producirían cambios importantes a partir del siguiente curso, el más destacado, la marcha de Eduardo Berizzo y la llegada de Juan Carlos Unzué al banquillo de Balaídos. Y otra vez serían varios los canteranos que afrontarían la pretemporada, esta vez con el técnico pamplonica, quien también aprovechó los servicios del defensa santiagués.

Tampoco tendría opciones con el Celta a lo largo del ejercicio 2017\18, pues únicamente fue incluido en convocatorias sin poder volver a concursar en la alta competición. Destacando en el equipo B celtiña, Alende acabaría el curso compitiendo para alcanzar la promoción de ascenso a Segunda División, objetivo cumplido pero sin la suerte de lograr la hazaña.
Sin suerte con Unzué, la temporada de la desilusión concluiría y a Vigo llegaría el argentino Antonio Mohamed, quien también seleccionaría a Diego para realizar la pretemporada con los mayores. De cara a una temporada aún más decepcionante, el santiagués seguiría jugando con el filial.

Lance del Betis - Celta en el que Diego Alende llegó a debutar con el primer equipo en el Benito Villamarín. 

- Y una vez más, y pese al mal papel del equipo en facetas defensivas, Diego jamás entraría en los planes de los tres diferentes entrenadores que se sentaron en el banquillo a lo largo de la campaña 2018\19. Con Rubén Albés a cargo del equipo menor, Alende volvería a ser indiscutible en la zaga del Celta B, equipo que evitaría el descenso a Tercera en la fase de promoción.

Alende no volvió a jugar con el equipo mayor desde 2016, y en vista de que no contaba con muchas opciones, al término de la campaña 2018\19 puso fin a su relación con el Celta de Vigo, para el que llegó a jugar oficialmente tres partidos, uno de Liga y otros dos de la Copa del Rey.