domingo, 6 de septiembre de 2020

Pione Sisto: Un curioso cóctel de fútbol y verduras.







- Pione Sisto Ifolo Emirmija
- Nacido en Kampala (Uganda), el 4 de febrero de 1995
- Extremo izquierdo
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ F.C. Midtjylland \ Tjørring IF.



 
- La suya es sin duda una de las historias más extrañas jamás contadas por Vigo, algo que dejará huella para la posteridad. Hoy hablamos de un chico peculiar, extravagante y demasiado polémico, un jugador cuya marcha del R.C. Celta fue exigida por casi toda la afición.
Así es Pione Sisto Ifolo Emirmija, un tipo capaz de lo mejor y lo peor. Tan pronto levantaba estadios con sus espectaculares jugadas como irritaba a sus seguidores por sus constantes actos indisciplinados lejos de los terrenos de juego.

Será siempre recordado por sus extraños sueños, sus fugas, sus fobias con la brujería y por seguir una extraña dieta a base de frutas y verduras. Cuatro temporadas de celeste se resumen de más a menos, que curiosamente coincide con la trayectoria de un club que le acogió en puestos europeos y acabó pidiendo la hora por no perder la categoría.

- Categoría es la que ha ido perdiendo Sisto en sus años compitiendo en la Liga Española, y eso que en ésta debutó dejando boquiabiertos a los más expertos balompédicos.
Nació en Kampala (Uganda) el 4 de febrero de 1995. Pione es hijo de sursudaneses que llegaron a Dinamarca cuando él solamente tenía dos meses de vida. Vivió en el municipio de Herning y obtuvo la ciudadanía danesa, que años después le valdría para jugar con la selección de Dinamarca, con la que ya ha jugado sus primeros partidos tras destacar en las secciones menores.
La línea de ataque fue su elección desde que fue niño. Pione Sisto comenzó a destacar como delantero y muchos vieron una calidad innata que le llevaría a triunfar rápidamente en el mundo del fútbol.
Juega como extremo izquierdo y también puede hacerlo por la derecha, además de actuar como volante. Tiene una zurda mágica, es un jugador desequilibrante y eléctrico que abusa de su físico durante los noventa minutos, ya que encima es todo pulmón. Disparos colocados, regates rompedores, asistencias, goles... Al joven africano no le faltan atributos de ganador. No obstante, este fibroso atacante de fino toque ha decidido reiniciar su carrera en aquel equipo en el que se dio a conocer: el Midtjylland.

Muchos se sorprendieron con su juego cuando empezó a competir para el modesto Tjørring IF. Por entonces solamente tenía siete años y el F.C. Midtjylland llegó a Herning para llevarse a la perla africana a su disciplina en 2010. Sisto ya contaba con muy buenos informes.

Primeramente jugó para las secciones menores del Midtjylland, aunque su calidad era demasiado para las categorías menores, así que con diecisiete años ya empezaría a entrenar con el primer equipo para estrenarse en la liga danesa durante el ejercicio 2012\13.
Debutó con gol contra el Århus y unas semanas después haría su primer doblete. Sisto se estabilizaría en el primer equipo, con el que jugó hasta 2016 siendo seguido de cerca por muchísimos ojeadores. Desde su segunda temporada ya era pretendido por el Celta de Vigo, que finalmente se llevaría al jugador tras hacer veinte goles en noventa partidos de la liga danesa.

- Sisto llegó a Vigo como una joven promesa altamente cotizada en el mercado europeo. Se convirtió en el fichaje más caro en la historia del club tras ser depositados cinco millones de euros en las arcas del Midtjylland, que nada podría hacer por evitar la marcha de su más preciado valor.
El 22 de agosto de 2016 debutaría en la Liga Española, en un partido ante el Leganés que acabó con 0-1 para los madrileños. Al joven danés se le vieron maneras, y sobre todo muchas ganas, y no tardaría en explotar sus mejores cualidades para gusto del aficionado vigués, sorprendiendo con un gol de potencia y calidad al recorrerse todo el campo para batir al meta del Espanyol Diego López. Aquel partido en Barcelona acabó con 0-2 para los gallegos, y muchos ya se frotaban las manos con el fichaje de Sisto.
Su primera temporada fue sorprendente. Frescura, talento y clase para un Celta que en aquel curso 2016\17 afrontó tres competiciones: Liga, Copa y Europa League. Pione rindió a la perfección en todas ellas, contando siempre con el apoyo de otros compañeros escandinavos como Guidetti, Daniel Wass y Hjulsager.
Aquel Celta de Eduardo Berizzo rozaría por dos veces la gloria al plantarse en las semifinales de la Copa del Rey y la Europa League, cayendo en las mismas ante Deportivo Alavés y Manchester United respectivamente. Concluida aquella temporada de frustrados sueños para el celtismo, pero con brillantes expectativas de futuro, Sisto y el Celta se preparaban para vivir el gran declive de los últimos tiempos.

El punta ugandés se perfilaría como titular a las órdenes de Juan Carlos Unzué, con el que batió sus mejores registros antes de que su figura se tornase un incordio para la afición de Balaídos. A partir de entonces, y con la llegada de nuevos entrenadores, Sisto pasaría a convertirse en un verdugo para aquellos que habían admirado su incuestionable talento.
Diversas historias nacerían en torno al jugador, cada cual más ridícula. En ocasiones dejó destellos de su calidad y muchos fueron los que confiaron en la recuperación de su gran versión, pero Pione Sisto pasaría más bien desapercibido por los campos de la liga más importante del mundo.

Después de una temporada 2018\19 de infarto, y con el Celta salvado, llegaría un año aún más complicado para la entidad olívica. Tras estar apartado varias jornadas por el técnico Óscar García Junyent, el atacante danés volvería a ser titular en la última jornada frente al Espanyol de Barcelona. El Celta se jugaba mucho y todos esperaban una réplica de aquel golazo que tanto le encumbró, sin embargo fue otro final de curso con sobresaltos y sin notar la magia de Sisto.

Pione Sisto fue claramente de menos a más en sus cuatro años como jugador del R.C. Celta de Vigo.

- Aquel 19 de julio de 2020 figuraría como el último día en el que Pione defendió los colores del R.C. Celta de Vigo. Tras la extraña temporada que quedó marcada por el brote mundial del Coronavirus, el equipo vigués seguiría contando como equipo de Primera División, aunque sin el ugandés en sus filas.

Nuevas polémicas se vivirían en cuanto al nombre de Pione Sisto. El club buscaba deshacerse de un futbolista que ya nada podía aportar en los terrenos de juego, mientras que Sisto iniciaba unas largas negociaciones con diferentes clubes que le llevaron a protagonizar uno de los culebrones más largos del corto mercado veraniego.
Finalmente hubo acuerdo y el de Kampala abandonaría Vigo para siempre. El internacional danés retorna al Midtjylland, club que le llevó a jugar en España. En el Celta deja unos números de 110 partidos y 12 tantos en competición, así como un lamentable recuerdo de su falta de compromiso en Vigo.

viernes, 31 de julio de 2020

Filip Bradaric: La aportación de un subcampeón mundial.







- Filip Bradaric
- Nacido en Split (Croacia), el 11 de enero de 1992
- Centrocampista
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ Cagliari Calcio \ HNK Rijeka \ HNK Hajduk Split \ NK Primorac 1929.




- Una cesión valorada positivamente por muchos celtistas. Supongo que la mayoría cree que este centrocampista croata debió quedarse en Vigo, pero parece que la directiva celeste no piensa tirar la casa por la ventana para asumir la propiedad de este subcampeón del mundo con la selección de Croacia. En el Mundial de Rusia 2018 disputó un partido, aunque tampoco es que fuera una pieza clave del combinado ajedrezado.

Muchos guardarán un buen recuerdo de Filip Bradaric pese a que la temporada del R.C. Celta no fue para nada brillante, y eso que la escuadra celtiña contó con futbolistas de gran prestigio. Este jugador de la línea de medios fue un crack más.
Aún pertenece al Cagliari Calcio, con el que conoció la liga italiana. En su país es considerado como uno de los mejores centrocampistas. En tierras balcánicas se puede presumir de otros futbolistas como Ivan Rakitic o Luka Modric, también conocidos en la Liga Española. Con ellos, Filip rozó la gloria en Rusia 2018, aunque Francia destrozaría el sueño de los croatas.

Bradaric con el Celta en el Santiago Bernabéu.
- Filip Bradaric solo puede presumir de seis partidos internacionales y su aportación con las categorías menores del equipo nacional. Este centrocampista nació el 11 de enero de 1992 en Split (Croacia), por lo que no hace mucho que cumplió los 28 años.
Su demarcación es la de pivote defensivo, dotado de una gran técnica y dirección de juego, además de un buen control del balón. En Vigo dejó su sello de profesionalidad, disciplina y calidad. Se repartió minutos con el turco Okay Yokuslu, dejando asomar su inteligencia y buen trato con el balón en los pies. Posee un gran disparo desde la lejanía y en la Prva HNL llegó a demostrar que también sabe hacer goles.
Alcanzó gran popularidad en la cantera del Hajduk Split, uno de los clubes más potentes de la Hrvatski Telekom Prva Liga. Pasó por todas las categorías inferiores del club dálmata desde los once años, teniendo cierto éxito en el filial directo del Hajduk, lo que le valdría para debutar con el primer equipo. En aquellos inicios, Bradaric ya se perfilaba como una de las grandes promesas del fútbol balcánico que no tardaría en explotar.

Le sentaría bien irse cedido a otro club de la liga croata, y por ello se marcharía prestado al Primorac 1929 y retornó a su ciudad natal para ponerse a las órdenes del Igor Tudor, entrenador del conjunto de Split por entonces. Con éste debutaría el 13 de julio de 2013, en un partido ante el Zadar que acabó con victoria por 5-1.

Tras cuatro años en el Hajduk, Bradaric ficharía por el Rijeka el 3 de febrero de 2015, con el que se ganó una gran fama que le permitiría debutar con la selección absoluta tras figurar como uno de los mejores centrocampistas de la liga croata.

Bradaric generaría un gran interés en varios clubes extranjeros, sobre todo tras proclamarse subcampeón del mundo con su país. Finalizada la Copa del Mundo, el croata viajaría a Italia para firmar con el Cagliari para vivir su primera experiencia en el extranjero.
En la entidad de Cerdeña compartiría vestuario con sus compatriotas Darijo Srna y Marko Pajac, poniéndose a las órdenes de Rolando Maran, quien había visto con muy buenos ojos el fichaje del medio de Split.

- Debutaría en la Serie A italiana el 26 de agosto de 2018. Maran le daría unos minutos saliendo desde el banquillo para retener un resultado favorable de 2-1 ante el Sassuolo, pero al final los visitantes empatarían en el descuento.
Inmediatamente se fue ganando la titularidad con el conjunto de Sardegna, sumando en su primera campaña un total de 27 partidos, la mayoría de ellos como titular. En lo que no pudo estrenarse es en su faceta como goleador, algo en lo quesí había dejado constancia en sus anteriores equipos.
El entrenador no cotaría con él de cara al ejercicio 2019\20, razón por la que el jugador volvería a su país tras la solicitud de cesión por parte del Hajduk Split, donde jugaría media campaña antes de acabar aterrizando en España.
El Celta de Vigo se hallaba en búsqueda de un centrocampista defensivo tras la venta de Stanislav Lobotka al Nápoles. Es por ello que Filip acabaría firmando por el club olívico el 24 de enero de 2020. El equipo, que se hallaba en una situación muy delicada, reaccionaría en el mercado invernal cerrando las incorporaciones de jugadores como Jeison Murillo, Fiódor Smólov y el mediocampista de Split.

Óscar García -quien había suplido a Fran Escribá en el banquillo de Balaídos-, haría que el internacional croata debutase en La Liga el 9 de febrero de 2020. El Celta recibía la visita del Sevilla de Lopetegui y Bradaric aguardaría sus primeros minutos en la mejor liga del mundo.
En el minuto setenta de partido, el técnico celtiña le haría entrar en el terreno de juego para dar consistencia a la línea de medios. La entrada del croata sería útil para los de Óscar, consiguiendo una importante victoria por 2-1 que supondría un respiro para la afición viguesa.

Bradaric asumiría la titularidad en la próxima jornada frente al Real Madrid. En la capital española, el Celta dejaría muy buena imagen logrando un valioso empate a dos, aunque las cosas se irían complicando con el paso de las jornadas.

El centrocampista balcánico recibiría su primera expulsión en su tercera aparición frente al Leganés por una fea entrada. Pese a estar con uno desde el minuto veinte, el equipo gallego acabaría obteniendo una increíble victoria contra un Leganés que acabaría siendo el duro rival de cara a la permanencia hasta el último minuto de la competición doméstica.

El croata Filip Bradaric disputó catorce partidos de liga con la camiseta celeste.

- No fue fácil para la afición del Celta, que un año más acabarían pidiendo la hora en un final de liga no apta para cardíacos. En cuanto a Bradaric, supo dejar buenas sensaciones hasta el último partido, siendo uno de los jugadores más comprometidos en la búsqueda por la salvación.
El equipo se la jugó hasta el último momento con el Leganés, cerrando una pésima campaña 2019\20 en la que el pivote de Split sumaría un total de catorce partidos como céltico, una experiencia de 2.197 minutos en la Liga Española.

Pese a que gran parte del celtismo exigía la compra del jugador, la directiva del R.C. Celta de Vigo acabaría desestimando el fichaje de Filip Bradaric, un jugador que se sintió a gusto en tierras gallegas y del que se guardará un grato recuerdo.

miércoles, 29 de julio de 2020

Sergio Bermejo: Cerca del fútbol profesional.







- Sergio Bermejo Lillo
- Nacido en Madrid, el 17 de agosto de 1997
- Centrocampista
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ R.C. Celta B \ Getafe B \ C.D. Móstoles \ C.D.A. Navalcarnero.




- Si hay un jugador del filial que más cerca ha estado de lograr la profesionalidad -aparte del lorqueño Juan Hernández- ese es Sergio Bermejo Lillo. Este joven centrocampista ha formado en gran parte de las convocatorias del primer equipo del R.C. Celta e incluso ha llegado a debutar en la competición liguera y en Copa.

Ha contado con la confianza de Fran Escribá y Óscar García Junyent, los dos entrenadores que han llegado a conducir al primer equipo durante una pésima temporada en la que no se pudo arriesgar en demasía con los canteranos.
No obstante, las constantes rotaciones hicieron que este madrileño (17-8-1997) se estrenase en Primera División, una categoría en la que probablemente vuelva a jugar por las condiciones que presenta. Eso sí, ya está claro que en el Celta no jugará,... o al menos durante un tiempo. Tras una buena temporada con el filial y la experiencia de jugar en la élite, Sergio se ha desvinculado del club olívico.

Escribá le haría debutar con el primer equipo.
- Es producto de la cantera del Getafe, un equipo muy de moda y donde Bermejo nunca llegó a jugar en lo que a su sección absoluta se refiere. Pero ahí comienza su carrera deportiva, donde obtuvo formación para abrirse paso por la cantera hasta llegar al equipo filial.
Sergio es un jugador de medio campo, un fino volante que puede actuar por los dos carriles como extremos indistintamente. Tiene una zurda muy precisa y es un gran asistente, pero sobre todo anda muy bien de cara al gol, una faceta que bien supo explotar en el Celta B, especialmente cuando llegó al club celeste.
Pero antes jugaría para otro filial, el del Getafe. Con éste llegaría a conocer la Segunda División B, de la que el filial getafense descendió en 2016. En Tercera disputó bastantes partidos, contando que entre medias estuvo jugando cedido en el Móstoles dejando claras muestras de su calidad y desparpajo. Todos sus esfuerzos no servirían para debutar con el equipo profesional del Getafe, aunque al joven madrileño no le faltarían ofertas para seguir jugando a ese deporte que tanto le motiva. De esta manera, el 20 de junio de 2018, Sergio Bermejo se comprometería con el Club Deportivo Artístico de Navalcarnero, equipo por entonces de la categoría de bronce.

Con el Navalcarnero sumó un gran número de partidos en Segunda B, en la que firmó sus primeras dianas para llamar la atención de varios clubes que le hicieron seguimiento. El R.C. Celta de Vigo sería el que mejor se posicionó para lograr su fichaje, que contaría con los servicios del jugador antes de las Navidades de 2018.

Bermejo abandonaría el modesto equipo madrileño, que al final de aquel curso 2018\19 acabaría perdiendo la categoría. El 18 de diciembre de 2018, el centrocampista aceptaría un contrato de cuatro años que le vincularía a la entidad celeste, aunque en principio para formar parte de su equipo menor.
De esta manera, Sergio se pondría a las órdenes de Rubén Albés para firmar una magnífica campaña, en la que completó unos números de 36 partidos y 8 goles, 4 de ellos con el Celta B, al que rápidamente se había adaptado.

En poco tiempo se había ganado la admiración de los expertos técnicos celestes, lo que le llevaría a formar parte del primer equipo de cara a la pretemporada 2019\20. Fran Escribá le citó junto a otros canteranos para iniciar el stage veraniego en Portonovo.

Tras jugar varios amistosos, el madrileño se toparía de bruces con el fútbol profesional. Ya en el primer partido de la temporada (nada menos que contra el Real Madrid), el mediapunta entraría en su primera convocatoria oficial para ocupar el banquillo de Balaídos junto a los profesionales.

Finalmente no habría debut, aunque Bermejo no tendría que aguardar mucho para conseguir su ansiado estreno en Primera División. Diez jornadas después, Escribá incluiría al centrocampista en otra de sus convocatorias. El joven viajaría con la expedición celtiña a Sevilla para medirse al Betis en su feudo.
Y así llegó su debut. El 30 de octubre de 2019, Sergio contaría con varios minutos al entrar en el terreno de juego en lugar de Denis Suárez. Por desgracia, el resultado no acompañaría, ya que los andaluces romperían el empate a uno en el último minuto gracias a un oportuno tanto de Nabil Fekir.

Tras su debut en la categoría máxima, Sergio aún contaría con una nueva oportunidad por parte de Óscar García, quien por los malos resultados del equipo acabaría ocupando el banquillo de Balaídos. El técnico catalán le daría la oportunidad de jugar en la Copa del Rey.

Frente al humilde Peña Azagresa cumpliría como titular, completando todos los minutos de una "competición del K.O." que no daría lugar a sorpresas. El madrileño dejaría muy buenas sensaciones en su titularidad y el equipo se impondría por 0-2 en el Campo de deportes Miguel Sola (Calahorra), cancha que sirvió de escenario al no ser considerada como válida la del equipo rival.

Sergio Bermejo ofreció un gran rendimiento en el Celta B, lo que le llevaría a debutar con los mayores.

- Se acabarían las oportunidades para Sergio Bermejo, quien con el equipo filial seguiría destacando hasta marcar otro cuatro tantos en una temporada 2019\20 que quedaría paralizada a causa de la aparición del Coronavirus. La Segunda B no se volvería a reiniciar después de aquel 8 de marzo en el que el Celta B obtendría una valiosa victoria en casa (2-1) frente al San Sebastián de los Reyes.

En cuanto al equipo de mayores, el mediapunta seguiría entrando en las convocatorias asiduamente, pero ya no tendría opciones de volver a jugar. La delicada crisis deportiva del equipo impidió que Bermejo se despidiese a lo grande, ya que el Celta eludió los puestos de descenso en el último suspiro y sufriendo agónicamente.
Junto a las numerosas bajas que se dieron en el club una vez finalizada la campaña figuraría el nombre de Sergio Bermejo Lillo. Incomprensiblemente, y tras una gran temporada para el jugador, el club acabaría acordando su rescisión de contrato.

domingo, 26 de julio de 2020

Juan Ros: El gran descubrimiento de Los Nietos.







- Juan Antonio Ros Martínez
- Nacido en Cartagena (Murcia), el 15 de marzo de 1996
- Defensa
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ R.C. Celta B \ F.C. Barcelona B \ F.C. Cartagena \ E.F. Torrepacheco.




- Otra gran promesa del fútbol español que se desvinculó del R.C. Celta a comienzos de julio. Juan Antonio Ros Martínez no llegaría a debutar en competición oficial con el equipo profesional, aunque sí participó en el stage veraniego con Fran Escribá, e incluso llegó a disputar un partido amistoso con los profesionales del Celta.

Se despidió del club tras cuatro años figurando como una de las piezas fundamentales del conjunto filial, con el que además supero el centenar de partidos. Lástima que la mala situación del primer equipo en los últimos años le privó de contar con oportunidades para debutar de forma oficial.
Ros es un zaguero corpulento que además puede desempeñarse como centrocampista, aunque es en el eje central de la zaga donde más destaca. Posee buen manejo del balón, sobresaliente colocación y una gran dosis de seguridad que le permite cumplir a la perfección.

- Internacional con la selección española Sub-17, a Ros siempre se le vio como un jugador de brillante porvenir, y es por ello que muchos clubes de renombre se han llegado a interesar por él. Además de pasar por la cantera del Barça, clubes como el Atlético de Madrid, Espanyol y hasta el Liverpool se fijaron en el joven defensor.
Juan Antonio nació el 15 de marzo de 1996 en Cartagena, aunque se crió con sus padres en el pueblo pescador de Los Nietos. A los seis años iniciaría su formación deportiva jugando para Los Belones, donde sería entrenado por su propio padre. Posteriormente se iría al fútbol base del F.C. Cartagena, pasando por varias categorías hasta ingresar en la disciplina del modesto E.F. Torrepacheco, de donde retornaría al conjunto cartaginense.
Demostrando un especial talento, Ros llamaría la atención de muchos clubes poderosos a partir de 2013, pero sería el F.C. Barcelona el que acabaría haciendo con los derechos del joven zaguero, quien pasaría a formar parte de la cantera blaugrana coincidiendo en plantilla con jóvenes valores de La Masía como Sergi Samper, Gumbau, Moi Delgado o Carles Pérez. Inicialmente jugaría para el equipo juvenil de Jordi Vinyals, con el que conquistó el título de la División de Honor, además de la Liga Juvenil de la UEFA.

Al año siguiente pasaría al filial directo. A las órdenes de Gerard López Segú, el cartaginense cumplió con 28 apariciones e hizo un tanto en la Segunda División B, dejando buena muestra de su regularidad y talento, lo que despertaría la atención de otros tantos clubes.

El Celta se haría con los servicios de Juan Antonio Ros en el verano de 2016. El de Los Nietos iniciaría el curso con Alejandro Menéndez como amo del banquillo del Celta B, quien le daría sus primeros minutos antes de irse cedido.
En el filial celtiña se codeó con futuros talentos de la máxima competición, formando en zaga con Kevin Vázquez o Samuel Araújo, así como respaldó el buen fútbol de los Brais Méndez, Borja Iglesias y Pape Cheikh. En plantilla volvería a coincidir con su compañero blaugrana Robert Costa.

Volvería al equipo de su ciudad en mitad del curso 2016\17. El espigado central acabaría aquella temporada participando en cuatro partidos más de la categoría de bronce, retornando al Celta para entrenar para Rubén Albés.

Ros siguió haciendo un buen trabajo con el filial, acumulando un buen número de partidos y anotando su primer tanto de celeste en el derbi gallego ante el Fabril, que saldría dolorosamente derrotado de su estadio por 1-3.
Pero su mejor rendimiento lo ofreció durante la campaña 2018\19, en la que consiguió captar la atención del entrenador del primer equipo. Fran Escribá lograría la salvación para el Celta y tuvo continuidad de cara al ejercicio siguiente.

El técnico valenciano prepararía al equipo para afrontar la campaña con solidez, iniciando la pretemporada en el campo de Baltar (Portonovo). Junto a otras promesas del filial y equipo juvenil, Ros sería citado por Escribá para la preparación veraniega.

De esta manera llegaría el debut de Juan Ros con el equipo de mayores, afrontando el primer partido del stage ante el C.D. Lugo. El 20 de julio de 2019, el cartaginense iniciaría el partido en el banquillo esperando su oportunidad.
Saltó al campo en la segunda parte junto a compañeros como Dani Molina y Sergio Bermejo, así como con Iago Aspas y Santi Mina, entre otros. Precisamente éstos serían la clave para vencer a los lucenses por 3-0.

Juan Antonio Ros pudo disputar un partido amistoso con el primer equipo del R.C. Celta.

- El Celta de Escribá asumiría el resto de los partidos estivales sin que Ros volviese a contar con oportunidades. El jugador se uniría a la planificación del Celta B, que preparaba la pretemporada con Jacobo Montes de entrenador.
Completó la inacabada campaña 2019\20 superando los cien partidos como jugador celeste, permaneciendo inactivo durante el confinamiento de la crisis del Coronavirus y con la reanudación de la Primera y Segunda división.

Juan Ros participó en algún que otro ejercitamiento con la primera plantilla, pero se quedaría sin el debut oficial con un Celta que salvaría la categoría por los pelos. El primer día de julio de 2020 se comunicaría su baja del club olívico tras cuatro años sirviendo honestamente al filial y presumiendo de haber debutado en un amigable rodeado de profesionales.


sábado, 25 de julio de 2020

Dani Molina: Regalo de Unzué como despedida.







- Daniel Molina Orta
- Nacido en Huelva, el 14 de marzo de 1996
- Centrocampista
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ R.C. Celta B \ Recreativo de Huelva \ Atlético Onubense.




- Su debut con el primer equipo del Celta coincidió con la marcha del técnico Juan Carlos Unzué, quien le permitió estrenarse en Primera División. Aquello se pudo considerar como un buen regalo del técnico navarro.
Además del debut oficial, Daniel Molina Orta también contó para Fran Escribá en la pretemporada del curso 2019\20, el que quedaría marcado por la aparición de una pandemia mundial. En plena crisis del Coronavirus se sabría que el joven centrocampista dejaría de vestir los colores celestes.

Es considerado como una de las grandes promesas del fútbol andaluz, un muchacho con gran experiencia en la Segunda División B y algunos partidos que disputó en Segunda con el Recreativo de Huelva, el club de sus amores. Cuatro años duró su aventura por Vigo, cuatro campañas que dedicó a jugar para el filial del R.C. Celta.

- Molina nació el 14 de marzo de 1996 en Huelva. Desde muy joven destacó pasando por varias categorías del "Decano", hasta que empezó a contar para el primer equipo tras destacar en el filial. Sergi Barjuán sería el primero en contar con la perla onubense a partir del curso 2013\14, aunque sería José Luis Oltra quien le concedería sus primeros minutos en la categoría de plata española.
A sus diecisiete años, Dani afrontaría su primera titularidad con la escuadra albiazul en el Nuevo Colombino. Ante la visita del Real Zaragoza, el joven debutante demostraría parte de lo que muchos ya conocían en cuanto a su calidad, un rápido y técnico mediocentro de gran desparpajo que aquella tarde completaría un buen partido que acabaría con empate a cero.
Ya eran muchos los ojeadores que se habían fijado en él, y los del Celta entre ellos. Mientras, Molina continuó sumando apariciones con el "Recre", para el que disputaría catorce partidos de Liga y uno de la Copa del Rey, en el que precisamente se estrenaría como goleador en una victoria local frente a la Ponferradina (2-1).
Su primer año con los mayores no acabaría de la mejor forma, ya que el equipo andaluz acabaría descendiendo a Segunda B. Dani Molina seguiría cogiendo experiencia como profesional durante casi dos años, hasta que su venta se tornó necesaria debido a las dificultades económicas del Recreativo de Huelva.

Como ya he comentado, muchos eran los clubes interesados en la perla onubense, que casi a mediados de enero de 2017 pondría rumbo a Vigo para fichar por el Celta. El club vigués se llevaría al prometedor centrocampista para jugar en el equipo filial, aunque con miras a subirlo a la primera plantilla.

En el Celta B comenzó jugando a las órdenes de Alejandro Menéndez, quien le otorgó sus primeros minutos en una visita a Pasarón para medirse al Pontevedra. El jugador contaría con escasos minutos de una contundente goleada celeste por 0-4.
Ya en su segundo año con el filial, Dani cogería las riendas de la titularidad, completando una maravillosa campaña que acabaría con el Celta B en puestos de los play-offs de ascenso a Segunda División.

Molina se había ganado el derecho a ser tenido en cuenta por el cuerpo técnico del primer equipo, y Juan Carlos Unzué le concedería la oportunidad de codearse con los futbolistas profesionales, que en una discreta campaña se hallaban en una situación cómoda de la tabla.

En la última jornada del campeonato liguero, el 19 mayo de 2018, el medio onubense entraría en la convocatoria ante la visita del Levante a Balaídos. Entre unos jugadores ya casi de vacaciones, Molina hallaría la oportunidad de estrenarse en Primera División.
Unzué esperó hasta los minutos finales para regalarle al joven andaluz la inolvidable experiencia de competir entre los grandes. A falta de seis minutos, Dani ingresaría en el césped de Balaídos sustituyendo a Jozabed. Poco dio tiempo para apreciar la calidad del debutante y el partido terminaría con victoria por 4-2 para los gallegos.

No habrían más oportunidades para Dani, que durante dos campañas más seguiría siendo una pieza clave dentro del equipo filial. Los siguientes entrenadores que se sentaron en el banquillo de Balaídos no contarían con el onubense, y tampoco la situación deportiva del primer equipo ayudaría mucho.

Escribá salvaría los muebles en una nefasta campaña que acabó con el Celta salvado, y el técnico valenciano continuaría al mando del Celta de cara al curso 2019\20, preparando una pretemporada en la que incluyó varios jóvenes del filial. Como era de esperar, Molina formó parte de los integrantes de la plantilla.
Disputó varios partidos amistosos, pero su destino estaba en Segunda B, donde continuaría realizando un excelente papel con el equipo menor. En otra situación complicada para el Celta, el andaluz no volvería a contar para el entrenador.

Dani Molina realizó la pretemporada con el primer equipo, aunque nunca volvería a jugar para el mismo de forma oficial.

- Y llego el Coronavirus. La situación de alerta provocaría que todas las competiciones se paralizasen, incluso a nivel mundial. La categoría de bronce no se volvería a reanudar, quedando el Celta B fuera de los puestos de descenso para pensar ya en el curso siguiente.
Esto haría que Dani Molina no volviese a lucir la camiseta del Celta. Óscar García contaría con varios jugadores del filial para rotar en la reanudación de la liga, pero nunca le daría al joven centrocampista la oportunidad de volver a jugar en una Primera División en la que el Celta permaneció por los pelos una vez más.

Molina solamente jugó una vez en competición oficial con el primer equipo. Fue en aquella contundente victoria frente al Levante, en la que Unzué le regaló su estreno en la máxima categoría. A finales de junio de 2020 se supo que Dani ya no seguiría vinculado al Real Club Celta de Vigo.



viernes, 24 de julio de 2020

Fiódor Smólov: Goles con sabor a grande.







- Fiódor Mikhaylovich Smólov
- Nacido en Saratov (Rusia), el 9 de febrero de 1990
- Delantero
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ Feyenoord \ Dinamo de Moscú \ F.C. Krasnodar \ Lokomotiv de Moscú \ Ural Sverdlovsk Oblast \ Anzhi Majachkala \ Sokol Saratov.




- Echábamos de menos a Aleksandr Mostovoi y el Celta necesitaba sentirse un poco ruso después de tanto tiempo. Precisamente, el mítico ex-jugador de San Petersburgo fue quien avaló el fichaje de Fiódor Mikhaylovich Smólov (Фёдор Михайлович Смолов), un delantero que solamente pudo demostrar su atino goleador ante los "gallitos" de La Liga.

Reconozco que es un jugador de mi gusto, un delantero versátil que bien puede actuar por las dos bandas como extremo o en solitario como nueve. Tiene un manejo del balón exquisito. A veces parece ese típico delantero de los años noventa, aguerrido, con calidad y oportunista. Tiene estatura y un poderío físico asombroso, lo que le convierte en un incómodo punta para cualquier defensa. Es curioso, pero no se hinchó a marcar goles hasta que fichó por el Krasnodar.
En su etapa como céltico, Smólov dejó finos destellos de calidad, a unos les entusiasmó y a otros no tanto. Al menos se le vio involucrado con sus compañeros para ayudar en la permanencia del equipo. ¡Objetivo cumplido!.

- Nacido el 9 de febrero de 1990, en la ciudad de Saratov, justo en pleno cambio soviético, Fiódor (o Fédor) Smólov demostró ser un magnífico jugador desde sus inicios por el mundo del balompié.
Ingresó en la disciplina deportiva del Sokol Saratov con siete años de edad y allí empezó a codearse con técnicos de gran prestigio que le guiarían adecuadamente. Después de tres años de aprendizaje en este club pasó a formar parte de la Academia de Maestro-Saturno Yegoryevsk. Allí estuvo un año y consiguió entrenar con el primer equipo, e incluso disputó algún que otro partido amistoso, pero finalmente no debutaría con el Saturn, puesto que se haría con sus derechos federativos el Dinamo de Moscú. Durante ocho años perteneció a esta histórica entidad en la que acabó de formarse como futbolista para pronto debutar como profesional. Eso sí, no siempre jugó para el Dinamo, ya que en varias ocasiones se marchó cedido a otros equipos con el objeto de coger una mayor experiencia.
Durante el curso 2007\08 conoció la alta élite del fútbol ruso, figurando siempre como un delantero de recambio que apenas contaría con la continuidad necesaria para destacar. Es por ello que 14 de julio de 2010, el club anunció su cesión al Feyenoord holandés. El jugador se marchó con la ilusión de debutar en la Eredivisie, y allí contó con once apariciones, muchas saliendo desde el banquillo, para marcar tan solo un gol.

Smólov regresó a su club de origen y se preparó para asumir la temporada 2011\12 sumándose a la plantilla del primer equipo. Una vez más se vería en el banquillo, llegando a jugar nueve partidos sin opción a progresar como esperaba.
Fue por ello que el atacante volvería a salir cedido, esta vez al Anzhi Makhachkala. Su estancia en este club sería de temporada y media, siendo el segundo año el mejor, participando en once partidos en los que vería puerta dos veces. En este equipo coincidió con futbolistas de la talla de Samuel Eto'o y Lassana Diarra, viejos conocidos de la Liga Española.

Y otra vez estaría de paso en el Dinamo de Moscú. Smólov realizó la pretemporada y dejó buenas sensaciones, pero antes de iniciarse el campeonato liguero, otra vez sería objeto de préstamo. El 1 de septiembre se formalizaría su cesión al Ural de Ekaterimburgo.

Smólov dejó dos goles como ariete céltico.
- Con su nuevo equipo tuvo un comienzo fantástico. Dos semanas después de su fichaje. Fiódor marcó un tanto ante el Amkar Perm, aunque su gol no valdría para mucho, ya que los rivales se llevaron el partido al vencer por 1-2.
Tuvo un papel importante dentro de la escuadra de Ekaterimburgo. Además de dejar detalles de calidad, el delantero marcó ocho goles en sus veintidós apariciones. Una vez concluida la campaña 2014\15, regresó a Moscú para desvincularse definitivamente del Dinamo.
Se marchó de la capital rusa habiendo jugado 68 partidos con el Khimki, en los que tan solo hizo tres tantos. El jugador quedó con ficha libre, momento que aprovechó el Krasnodar para hacerse con sus servicios el 2 de junio de 2015. Fiódor se puso de moda en un equipo de moda. Con el Krasnodar llegaron sus mejores momentos como deportista, algo que le valió para recuperar su prestigio internacional con la selección nacional de Rusia.
Con el equipo nacional, el atacante de Saratov consiguió participar en la Copa del Mundo en la que su país ejerció como anfitrión. El atacante concursó en cinco partidos del campeonato, aunque en él no pudo dejar constancia de esa fama de goleador que había lucido con el Krasnodar. El gigantón Artem Dzyuba se llevaría todo el protagonismo en la delantera rusa.

Smólov continuó jugando al fútbol y, tras tres maravillosos años en el Krasnodar, el afamado delantero se incorporaría al Lokomotiv de Moscú, equipo del que se marcharía a Vigo en calidad de cedido durante el mercado invernal del curso 2019\20.

El fichaje del ruso cayó en simpatía entre la afición celtiña. A finales de enero de 2020, Smólov se incorporaría al equipo dirigido por Óscar García Junyent para formar una peligrosa conexión de ataque con Iago Aspas.
La peligrosa dupla no tardaría en hacer de las suyas, pues tras debutar ante Valencia y ayudar en una valiosa victoria ante el Sevilla (2-1), el de Saratov dejaría constancia de su talento goleador. Se estrenó a lo grande, aprovechando un bello pase de Aspas para batir a Courtois de forma sensacional y así adelantar al Celta en su complicada visita al Santiago Bernabéu. Aquel 16 de febrero de 2020, el equipo vigués conseguiría un valioso empate frente al Real Madrid (2-2).

Momento en el que Fiódor Smólov celebra su primer gol con el Celta en el Santiago Bernabéu.

- También dejaría su sello goleador ante el F.C. Barcelona, en otro empate con mismo resultado pero en un Balaídos vacío a causa de la crisis del Covid-19. Aquellos fueron sus únicos tantos como celeste, ambos ante los dos grandes de la competición doméstica. En total disputó catorce partidos de Liga.

Ayudó en lo que pudo para lograr la permanencia del equipo, aunque por lesión se perdió los tres últimos partidos del campeonato, los más importantes. Fiódor Smólov lució parte de su talento por Vigo, aunque también tuvo un acto de indisciplina al fugarse a su país en pleno confinamiento durante el estado de alarma del Coronavirus.
Las sensaciones que dejó fueron agridulces. Algunos aconsejan su fichaje y otros lo rechazan. Quien pudo ser el sucesor de Mostovoi, abandonó Galicia dejando como recuerdo dos tantos ante Madrid y Barça. No muchos pueden presumir de tal hazaña en tan poco tiempo.


jueves, 23 de julio de 2020

Jacobo González: Un estreno jamás soñado.







- Jacobo González Rodrigáñez
- Nacido en Madrid, el 25 de marzo de 1997
- Extremo derecho
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ R.C. Celta B \ ADA Alcorcón \ ADA Alcorcón B \ Rayo Majadahonda \ C.F. Villanovense \ Real Madrid.




- Acostumbrado a desempeñarse en otras funciones del campo, a Jacobo González Rodrigáñez le tocó la difícil papeleta de debutar en Primera División ante todo un F.C. Barcelona. Se amoldó a la posición de lateral izquierdo y cumplió con creces ante la necesidad de rotaciones debido a la carga de encuentros que tuvo que asumir el Celta a causa del parón por la Covid-19, y además logró dejar buen sabor de boca en un espectacular debut que acabó con resultado positivo.

Su relación con el R.C. Celta de Vigo duró dos años, dedicando gran parte de ellos a jugar en el filial, donde también demostró grandes cualidades. Con el equipo de mayores consiguió disputar dos encuentros de la máxima categoría, llegando a disputar un complicado final de Liga que, por suerte, tuvo final feliz para el celtismo.
El resto de su carrera ha transcurrido en equipos de nivel modesto, llegando a concursar dos partidos de Segunda División con el Alcorcón tras haber obtenido formación en las filas menores del Real Madrid, donde empieza su historia como futbolista.

- Nacido en la capital española el 25 de marzo de 1997, Jacobo suele actuar como extremo derecho por el flanco derecho, aunque ya nos ha demostrado que puede jugar perfectamente en varias posiciones. Es un chaval con casta, técnico, rápido y trabajador. Sabe realizar buenos pases, posee ese descaro de atacante desequilibrante y también hace goles.
Tras pasar por equipos modestos como el de Las Rozas y Boadilla, en 2012 ingresó en la cantera del Real Madrid a los doce años, considerado como una gran apuesta de futuro. En la cantera blanca permaneció cerca de siete temporadas, hasta que halló un hueco en el filial del ADA Alcorcón, para el que empezó a jugar en Tercera División.
Para el primer equipo amarillo llegaría a debutar en Segunda División, en la que jugaría un par de partidos antes de desvincularse del club para recalar en el Rayo Majadahonda. Con éste conocería la categoría de bronce, en la que competiría también con Villanovense hasta 2018, momento en el que abandonaría tierras extremeñas para poner rumbo a Vigo y así fichar por el Real Club Celta a mediados del mes de junio de 2018. Su llegada a la entidad celeste sería para entrar a formar parte del equipo filial, que por entonces afrontaría la campaña 2018\19 con Rubén Albés como director del banquillo.

Su primer año en el Celta B fue más bien discreto. Al lado de otros contrastados canteranos como el meta Iván Villar, Diego Pampín, Dennis Eckert o José Manuel Fontán, el mediocampista madrileño dejaría algún rastro de esa calidad que poco después luciría en la máxima categoría.

Disputó diecisiete partidos e hizo un gol para Albés, para iniciar el siguiente curso a las órdenes de su tocayo Jacobo Montes, con el que obtendría mayor protagonismo a lo largo del ejercicio 2019\20, una campaña que se vería interrumpida por la aparición del Coronavirus, que obligaría a paralizar todas las competiciones casi en su tramo final.
Habiendo jugado ya a las órdenes de Onésimo Sánchez, Jacobo quedaría inactivo con el Celta B en puestos de permanencia, pues tan solo se reanudarían las competiciones superiores una vez avanzado el mes de junio.

Jacobo González no se quedaría en blanco el resto de la temporada, ya que Óscar García Junyent acabaría necesitando canteranos disponibles para competir debido a la gran carga de partidos que debía afrontar el primer equipo.

Con un Celta amenazado por el descenso, el joven madrileño entraría en varias convocatorias del equipo profesional para compensar ciertas bajas y el cansancio acumulado de los jugadores del primer equipo. En la reanudación del campeonato, con el Villarreal como visitante, el centrocampista sería citado para afrontar un dificultoso duelo que terminaría en una derrota por la mínima de 0-1. Jacobo no dispondría de minutos en aquella jornada.

Pero el joven no tardaría en tener la gran ocasión de debutar en Primera División. Cuatro jornadas después de aquella derrota en Balaídos, el Celta volvería a recibir en su estadio a todo un Barça que se estaba jugando la Liga.
El 27 de junio de 2020 sería un día especial para Jacobo, que se vería beneficiado por las bajas de Hugo Mallo y Lucas Olaza para entrar por sorpresa en la titularidad. El técnico celtiña apostaría por él para cubrir una posición en la que no estaba acostumbrado a jugar, utilizándolo para correr por la banda izquierda como lateral defensivo. Sin duda fue todo un acierto del catalán.

El madrileño cumplió perfectamente ante el Barça de Quique Setién, al que incluso pudo ganar en el tramo final de un vibrante choque. Finalmente hubo empate a dos, y Jacobo González dejó constancia de su calidad, frescura y desparpajo. El joven incluso se atrevió con atrevidas incorporaciones atacantes. Cumplió a la perfección.

Aquella no sería su última aparición en Primera con el Celta, ya que aún serían necesarios servicios de cara a un final de campaña demasiado agónico. En la visita al RCDE Stadium, Jacobo contó con escasos minutos para celebrar la permanencia tras lograr un empate a cero ante un Espanyol ya descendido. Fue un final no apto para cardíacos, pero con el alivio de la permanencia y el honor de competir entre los grandes para un chaval como Jacobo González.

Jacobo González superando a Leo Messi en su debut con el Celta de Vigo ante el F.C. Barcelona.

- Sin haber completado la campaña 2019\20 con el filial -para el que llegó a disputar 26 partidos-, Jacobo pudo concursar en dos partidos con el equipo de mayores, con el que fue partícipe de una salvación que le asegura al Celta estar un año más en Primera División.
Sus siete dianas en Segunda B tuvieron el premio que todo joven futbolista ansía. Acostumbrado a lidiar con equipos de categorías más modestas, el centrocampista puede presumir de haber debutado en la llamada "Liga de las Estrellas" ante el Barcelona de los Leo Messi, Luis Suárez, Ivan Rakitic y Ter Stegen entre otros.

En estos días, y con el Celta ya salvado, se conocieron las primeras altas del club para la próxima campaña 2020\21, aunque también se conocieron algunas bajas. Jacobo González fue una de esas bajas, que dejará Vigo atrás después de dos años de esfuerzo que le permitieron debutar en la máxima categoría española.

miércoles, 22 de julio de 2020

Robert Mazán: La cruz eslovaca.







- Robert Mazán
- Nacido en Trenčín (Eslovaquia), el 9 de febrero de 1994
- Lateral izquierdo
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ C.D. Tenerife \ Venezia F.C. \ AS Trenčín \ F.K. Senica \ Podbeskidzie Bielsko-Biała \ MŠK Žilina.




- Dos son los jugadores procedentes de Eslovaquia que han llegado a defender los colores celeste. Se podría decir que Stanislav Lobotka fue la cara de la moneda, un jugador que desde un principio llegó a mostrar un excelente nivel en la Liga Española, aunque sus últimos partidos con el Celta no fueron tan dignos de alabanza.
La cruz la porta su compañero: Robert Mazán (Mazáň), un lateral izquierdo dotado de una admirable forma física que no ha llegado a superar la cifra de cuatro partidos como celeste entre Liga y Copa del Rey. Bien es cierto que no tuvo muchas oportunidades, pero su nivel no llegó a convencer a ninguno de los entrenadores con los que coincidió.

Mazán nació el 9 de febrero de 1994 en Trenčín (Eslovaquia). En España ha jugado también para el C.D. Tenerife, su último destino en el que permaneció cedido por el Celta durante la finalizada campaña. Hace escasos días que el club vigués publicó el final de su contrato de mutuo acuerdo tras apenas dos años en Vigo.

- Es un lateral zurdo de gran fortaleza física muy ordenado en la parcela defensiva. Es buen centrador y vertical cuando se incorpora al ataque, una de las grandes promesas del fútbol eslovaco. La presencia de otros grandes competidores en su posición le han privado de tener protagonismo en las filas del Celta, aunque los informes iniciales fueron tan buenos que se pudo esperar más de él en la Liga Española.
Es muy conocido por su trayectoria internacional, habiendo jugado para todas las categorías menores hasta llegar al primer equipo de Eslovaquia en 2017. A partir de entonces se mantuvo a la sombra de Tomáš Hubočan, la primera opción para Ján Kozák.
Posee una gran formación juvenil que se inició en el OFK Drietoma, para después pasar al AS Trenčín, el equipo más prestigioso de su ciudad natal. Entre medias viajó a Holanda para seguir con su preparación en las filas del AGOVV Apeldoorn.
Retornó a la capital del Kraj en 2012 para entrar a formar parte del primer equipo del Trenčín, para el que no tardaría en debutar. Dicho estreno llegaría en noviembre de 2011, en un enfrentamiento con el Dunajská Streda que acabaría con derrota por 2-0. Entre 2010 y 2013 concursaría en 55 partidos de la Liga Corgoň, en la que registraría su primer gol. A medida que destacaba en las categorías menores de la selección nacional, Mazán sonaría para varios clubes eslovacos, siendo el Senica su siguiente destino.

Para 2015 iniciaría su primer viaje al extranjero, trasladándose a Polonia para fichar por el Podbeskidzie Bielsko-Biała, con el que tendría dos oportunidades en la Ekstraklasa, pues no tendría suerte en el país vecino.
Entonces sería cedido al Žilina, equipo que finalmente se haría con su ficha federativa al no contar con sitio en el Podbeskidzie. En la campaña 2016\17, Róbert se proclamaría campeón de liga con el Žilina, habiendo destacado por el carril defensivo como una de las sorpresas de la liga eslovaca.

Su rendimiento había llamado la atención de muchos clubes europeos, surgiendo del extranjero varias ofertas que le invitarían a salir nuevamente de su país. En los primeros días del mes de enero de 2018, el zaguero eslovaco viajaría a España para convertirse en el primer refuerzo invernal de un Celta que buscaba un recambio de garantías para el canterano Jonny Otto.

- En Vigo se reuniría con su compatriota Lobotka, quien había apoyado el fichaje del reciente jugador internacional. Mazán se pondría a las órdenes de Juan Carlos Unzué, técnico celeste que no tardaría mucho en darle sus primeros minutos como celeste.
Recuerdo perfectamente su debut con el equipo celeste. Fue en Vitoria, el 3 de febrero de 2018. Aquella gélida tarde de invierno, el alero eslovaco partiría como titular en Mendizorrotza, en un partido que yo mismo pude presenciar en directo. Ante un dificultoso Deportivo Alavés, Mazan formaría en defensa con Facundo Roncaglia, Sergi Gómez y Jonny, ya que el último ocuparía el flanco derecho por la baja de Hugo Mallo
Dejó buenas sensaciones en algunas acciones que tuvo durante un partido dominado desde el principio por la escuadra babazorra, aunque el de Trenčín no llegaría a completar los noventa minutos del encuentro. Unzué optaría por dar más ofensividad a su juego metiendo a Jozabed en el campo, y Robert sería el elegido para abandonar la cancha con 58 minutos disputados. La intención del míster navarro era tratar de remontar un resultado adverso de 2-0 que solamente quedaría maquillado con una gran acción de Iago Aspas para establecer el definitivo 2-1. En su primer año de celeste solamente contaría con otros minutos en una victoria ante el Levante (4-2).

Al año siguiente, con Antonio Mohamed en el banquillo de Balaídos, el eslovaco seguiría como suplente pese a la marcha de Jonny Otto. Juncà sería la primera opción para el técnico argentino, quien nunca le daría minutos a lo largo de la campaña 2018\19.

Los malos resultados harían que el "Turco" Mohamed no completase la campaña 2018\19 en el banquillo de Balaídos, siendo su sucesor en el mismo el portugués Miguel Cardoso. Éste sería quien le permitiría jugar dos partidos en una temporada casi inédita para el jugador, con sendas titularidades ante el Barça en Liga y Real Sociedad en Copa del Rey.
El lateral supo dejar constancia de su tenacidad en el juego, pero poco más supo decir sobre el césped. Ya en el mercado invernal, y con la llegada del uruguayo Lucas Olaza, Mazán se marcharía a Italia para jugar cedido en el Venezia.

Finalizado el curso, el defensor retorna a Vigo para ponerse a las órdenes de Fran Escribá, el cuarto entrenador con el que coincidiría hasta la llegada de Óscar García Junyent. Sin embargo, el eslovaco no contaría para nadie, razón por la que una vez más volvería a marcharse como objeto de préstamo, esta vez al C.D. Tenerife.

En su etapa como celeste, Robert Mazán solamente disputó cuatro partidos, uno de ellos en la Copa del Rey.

- Mazán participó en once partidos de la Liga Smartbank (Segunda División), en la que dejó su único gol de su paso por la competición española. En la isla tinerfeña también coincidió con tres técnicos diferentes, el ex-céltico Aritz López Garai entre ellos. El vasco fue quien más minutos le concedió, aunque con el avance de la temporada 2019\20, el jugador acabó siendo relegado a la suplencia.

Con el largo proceso del confinamiento a causa de la Covid-19 de por medio, Robert Mazán desaparecería de las convocatorias del club chicharrero, terminando la campaña sin opciones de sumar más minutos y un futuro un tanto incierto.
Ese futuro ya no estará en el Celta de Vigo, pues la entidad dirigida por Carlos Mouriño acordó con el jugador el fin de sus años como céltico. De esta manera, el carrilero cierra su etapa con el Celta con tan solo tres partidos de Liga y uno de Copa. El club agradeció su seriedad y compromiso, así como le deseó suerte en su carrera profesional. 

lunes, 20 de julio de 2020

Final de un ciclo para olvidar.



- Por fin terminó la que siempre será recordada como la "Liga del Coronavirus". Ha sido una auténtica pesadilla para el celtismo, maquillada finalmente con una gran dosis de fortuna que valió para celebrar otra permanencia.
Ahora vendrán los días de suspiros, calma y reflexión. Habrá que aprender de lo vivido y corregir muchos errores que han ido frustrando una temporada que se perfilaba -en principio- ilusionante. Al principio todo era optimismo, con un equipo de retornados en el que se han ido juntando los Iago Aspas, Rafinha, Denis Suárez, Santi Mina y Nolito. Con semejantes futbolistas, nadie aguardaba este final de infarto... otro de tantos.

Una liga paralizada, algo que solamente lo recordarán los más antiguos con motivo de la Guerra Civil española, que tuvo su inicio en 1936 y final en 1939. Esta fue otra clase de contienda, la de la humanidad contra el Covid-19. Con la amenaza de la vuelta al confinamiento, la temporada 2019\20 tocó a su fin.

No ha sido un gran año, para nadie. Cabe recordar la importante cifra de fallecidos que se ha llevado el virus mortal, y entre los que dijeron adiós habrán muchos que se quedaron sin festejar o lamentar el papel realizado por sus respectivos clubes.
El celtismo puede respirar, pues no fue sencillo despedir un complicado curso que casi acaba en drama. Debemos reconocer la increíble labor del modesto Leganés, al que mostraremos respeto y dedicaremos mucho ánimo con cariño, deportividad y humildad. También se debe reconocer a un Mallorca que llegó sin opciones a la última jornada y ha dado mucha guerra.

En cuanto al Celta, se debe celebrar la permanencia, con mesura, pero se debe celebrar. Tampoco hay que crucificar a una plantilla lastrada por el esfuerzo físico. Quizás debieron cerrar antes la salvación, pero cierto es que algunos rivales que nada se jugaban se midieron al cien por cien con el equipo vigués. Pero así debe ser el fútbol, y por ello seguimos en Primera, porque el Real Madrid también mostró su profesionalidad ante el Leganés. También el sistema del VAR nos ha perjudicado y beneficiado... como a todos.

Se tendrá que trabajar mucho para corregir esos errores y para que los celtistas puedan tener una futura tranquilidad. Un año más, se han hecho los deberes, a mal nivel, pero con esos 37 puntos que dicen merecer la permanencia. Cada punto ha sido el objetivo logrado y eso cuenta.

¡Adiós a una maldita temporada 2019\20!. Mucho ánimo a los Leganés, Mallorca y Espanyol, pero sobre todo a un valiente "Lega" que quizás mereció un mayor premio. El Celta trabajó para lograr su objetivo, y obtuvo recompensa. Es seguro que no fue de forma brillante, pero eso no resta merecimientos. Recordemos que una temporada -con sus 38 partidos- es una temporada larga, y todo "match" cuenta para alcanzar metas de forma justa.



¡ENHORABUENA AL CELTA Y SU CELTISMO!

domingo, 5 de julio de 2020

Haz tus cuentas en el foro de Fame Celeste.



- Una temporada más, todos los celtistas tenemos que lidiar con la lucha por la permanencia y, para ello, debemos realizar muchas cábalas con todos los rivales implicados en el descenso a Segunda División.
Parece que el Celta se halla en una posición cómoda de cara al descenso, aunque cuatro son las jornadas en las que los resultados podrían afectar al equipo entrenado por Óscar García Junyent. En un decimosexto lugar, y con 35 puntos de una jornada sin terminar, el club vigués posee un colchón de seis puntos sobre el primer equipo que marca la línea roja, el Real Mallorca.

En los foros y otros medios de las redes sociales, muchos son los que alertan un final de campeonato ajetreado y otros son más positivos. En el foro de Fame Celeste tenemos un apartado en el que basamos nuestros cálculos para contemplar la merecida salvación del R.C. Celta. Desde FC te invitamos a que ingreses en el foro para dar tu opinión.

Haz tus cuentas entrando en el enlace de Foro Fame Celeste.

miércoles, 24 de junio de 2020

Razija Mujanovic se acuerda del celtismo.



- No corren buenos tiempos, y de ello también son conscientes aquellos admirados deportistas que en un pasado glorificaron a un equipo, un escudo o una bandera. Este es el caso de Razija Mujanovic, una de las mejores pívots que tuvo el mejor Celta de baloncesto de todos los tiempos, con el que conquistó la cuarta edición de la Copa de la Reina que aún adorna el museo del club.

La ex-baloncestista balcánica -natural de Bosnia- encontró en Fame Celeste su artículo histórico en la sección de R.C. Celta Baloncesto, algo que agradeció dirigiéndose al contacto de E-Mail de esta página web.
En sus cariñosas palabras quiso acordarse de otras ciudades en las que practicó su deporte favorito, ese que tanto engrandeció su figura otrora. Ya inmersos en la dura pandemia que atraviesa el país, Razija fue consciente del dramático momento que se vivía en España, donde pasó gran parte de su vida deportiva.

El texto de la pívot nos deja el siguiente mensaje: "Queridas y queridos colegas. Pasé años maravillosos en España jugando para Dorn Godell en Valencia, Barcelona y Vigo. Tengo muchas amigas y muchos amigos españoles. Quiero que sepáis que estoy en estos momentos difíciles con vosotros. Estoy segura de que ganaremos al Coronavirus juntos".

Posteriormente nos dedica su amable despedida y firma: "¡Cuídense!, Razija Mujanovic". Además nos adjunta una foto demostrando que en su país cumple con el confinamiento portando un folio con un mensaje que reza: "Yo me quedo en casa".

Razija muestra ese mensaje de ánimo que dedica al celtismo cumpliendo con el confinamiento.

- Ahora, ya en la denominada "nueva normalidad", está claro que Mujanovic sigue pendiente de un club y una ciudad de donde sacó grandes amigos, y sobre todo se acuerda del celtismo. Parece que ya le estamos ganando el pulso a la Covid-19 entre todos, y es que cuando Razija está en tu equipo, nada hay que temer.

Desde Fame Celeste quiero mandar un cariñoso saludo a esta gran deportista que tanto aportó al escudo del Celta y a la que muchos admiramos. Es de agradecer que deportistas de tal calibre se acuerden de nosotros, y por ello lo agradeceré en su idioma: "¡Hvala ti, Razija!".

jueves, 19 de marzo de 2020

La liga es cosa del Coronavirus.



- El reloj se paró el 10 de marzo de 2020 aproximadamente a las 22:00 de la noche, momento en el que concluyó el partido aplazado entre Eibar y Real Sociedad, correspondiente a la 24ª jornada de La Liga. Con aquella derrota del conjunto armero en Ipurua (1-2), la parte baja de la tabla se pondría más interesante, con Espanyol, Leganés, Mallorca, Celta, Valladolid y el conjunto vasco implicados en los puestos de descenso. Tampoco habría que perder de vista a los Alavés, Levante, Betis y Osasuna.

Aquella fría tarde de marzo se pararía la liga sin aún ser conscientes de ello. La irrupción del Covid 19, o Coronavirus, causaría que el fútbol sufriera bruscas modificaciones por miedo al contagio, pues la pandemia no había hecho más que iniciar su proceso en España. Hasta la fecha, el virus mortal se ha cobrado la vida de 808 personas y ya cuenta cerca de 18.000 contagios.

Como había pasado con el derbi vasco, la Federación Española y la LPF se planteaban que todos los partidos de Liga se disputasen a puerta cerrada tomando ejemplo de la liga italiana. A partir de ese momento saltaría la polémica entre Luis Manuel Rubiales y Javier Tebas, presidentes de la Real Federación Española y la Liga de Fútbol Profesional respectivamente.
Ambas partes acabarían firmando la propuesta de suspender el campeonato liguero durante quince días, justo el tiempo que marca la cuarentena nacional exigida por la OMS. De esta manera, el fútbol no perdería su esencia con los estadios vacíos.

En pleno estado de alarma, y con casi todos los ciudadanos recluidos en sus hogares, el mundo del deporte sigue con la incertidumbre sobre como cerrar una liga a la que aún le faltan once jornadas con muchos objetivos en juego.

Parece que Tebas y Rubiales siguen mostrando su desacuerdo en cuanto a la resolución del torneo doméstico, y jugar todos los partidos será harto complicado si tenemos en cuenta el ejemplo de Italia, que aún sigue luchando contra el Coronavirus.
De momento se ha suspendido la Eurocopa 2020, lo que podría facilitar que en plena estación estival se completase el calendario, aunque eso supondría muchos problemas para los diferentes clubes que componen la llamada Liga Santander.

Primero esta el factor de los contratos. El Celta, que paró en liga antes de enfrentarse en casa ante el Valladolid, podría perder a varios futbolistas al cumplirse sus condiciones de cesión. Rafinha, Olaza, Badaric, Smólov, Pape Cheikh y Jeison Murillo abandonarían la entidad céltica tras cumplirse su periodo de préstamo.

La mayoría de ellas serían bajas muy importantes para un club que se juega mucho, aunque varios serán los equipos que se verán en la misma situación. La solución sería prorrogar cesiones o apretar más el calendario. Algo complicado.

Otras opciones que salieron a la luz fueron las de detener la liga en el ecuador del calendario o en la misma jornada 27ª en la que quedó aplazada. Ambas posturas salvarían al Celta de descender, aunque en ese caso, el escándalo estaría montado.
También se habló de dejar las cosas como están y reiniciar el campeonato siguiente, o bien señalar el campeón actual, repartir plazas europeas y dejar a todos los implicados en el descenso en Primera División, añadiendo a los dos punteros de la Liga Smartbank.

Así es como quedó la tabla clasificatoria una vez concluida la 27ª jornada de La Liga.

- El caso es que el Celta está en posiciones favorables, aunque desde la LFP y RFE están meditando seguir con el campeonato una vez se venza la batalla contra el Covid 19. Para ello habrá que esperar un tiempo y, por el momento, Vigo puede presumir de tener a su equipo una vez más en Primera.

Lo realmente incomprensible es que esta liga no se halla detenido antes, y me explico. Según varios medios, la OMS ya había sospechado sobre la pandemia que está sacudiendo a todo el planeta. Algunas noticias anunciaban la hecatombe desde septiembre de 2019, cuando la liga no había hecho más que empezar.
Tal vez hubiera sido la solución detenerla antes, pues medios como Infobae o El País ya se habían hecho eco de a epidemia poco después del verano. Como muestra, os dejo la noticia de Infobae, que fue de las primeras en publicar la terrible noticia de la llegada del Coronavirus. Leer noticia.

En lo que al fútbol se refiere, lo primero es salvar vidas y no tener que lamentar la muerte de muchos afectados por el temible virus, aunque las cifras ya son preocupantes. El deporte llegará después, aunque, de momento, la Liga es cosa del Coronavirus.


sábado, 18 de enero de 2020

Claudio Beauvue: Un ejemplo y una injusticia.








- Claudio Benoît Beauvue
- Nacido en Saint-Claude (Guadalupe), el 16 de abril de 1988
- Delantero
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ C.D. Leganés \ Deportivo de La Coruña \ Guingamp \ Olympique de Lyon \ S.M. Caen \ S.C. Bastia \ Châteauroux \ Troyes \ F.C. Nantes.





- De sus botas pudo salir el pase hacia un gol histórico que hubiera clasificado al Celta para una final de la Europa League. No hubo suerte y su compañero John Guidetti malogró la oportunidad de clasificar a los celestes. Claudio pudo tirar a puerta y cambiar la historia, pero su generosidad hizo que el Celta no pasase de las semifinales ante el Manchester United.
Tampoco hubo suerte en lo que a su estancia en Vigo se refiere. Es más, si habláramos de justicia, no la hubo para Claudio Benoît Beauvue, quien por culpa de las lesiones no pudo triunfar en la Liga Española como miembro del Real Club Celta.

Desde joven ha residido en Francia, pero Beauvue nació en Saint-Claude (Guadalupe), el 16 de abril de 1988. Por eso juega para la selección guadalupeña, con la que ya celebró su primer gol en los cinco partidos que ha disputado.

- Su comportamiento con el Celta ha sido ejemplar hasta el último día. Siempre paciente, Claudio perteneció durante casi un lustro a la entidad olívica sin tener la opción de ganarse la titularidad. Gran parte de culpa tuvieron las lesiones, las que obligaron a que el guadalupeño tuviese que recuperar la forma jugando cedido en equipos como el Leganés o el Caen francés.
Es un delantero centro que con el Celta ya fue probado por banda derecha como extremo. En el juego aéreo es muy peligroso, un increíble saltador elástico que ha marcado muchos goles de cabeza. También es oportunista, tiene pase y velocidad... pero sobre todo posee gol.
Era joven cuando se mudó a Francia, donde iniciaría una carrera fulgurante en sus inicios jugando para el modesto USJA Carquefou. Allí dejaría sus primeros goles antes de ingresar en la cantera del F.C. Nantes, donde permaneció tres años para acabar en el Troyes, con el que dio el salto profesional en 2006. Sin embargo, no sería con este equipo con el que conociese la Ligue-1 francesa, sino con el Sporting Club Bastiais, al que llegó procedente del Châteauroux a modo de cesión para la campaña 2012\13. Habiendo dejado dieciséis goles en sus años compitiendo en la segunda división francesa, Beauvue pasaría a debutar en la élite del fútbol galo.

Dicho estreno en la Ligue-1 llegaría en febrero de 2013, en un partido ante el Évian que no hubo goles. Su único tanto para el Bastia llegaría casi acabado el campeonato de liga, el cual sirvió para abrir el camino de la victoria ante el Montpellier (3-1).

Concluida su cesión en el equipo corso, el delantero guadalupeño fichó por el Guingamp, donde verdaderamente se daría a conocer. En su primera temporada, Claudio pudo celebrar el título de la Copa francesa sin formar como titular, pero todo cambiaría a partir del año siguiente, en el que el punta se ganaría la titularidad.
La temporada 2014\15 fue espectacular para el francés, que convirtió diecisiete dianas para llamar la atención de los mejores clubes franceses y parte del extranjero. En un Guingamp que acabaría quinto en competición liguera, Beauvue ya no seguiría.

Beauvue en un partido de la Europa League.
- Sus goles hicieron que el Olympique de Lyon se interesase por hacerse con su fichaje por todos los medios. La cantidad de cuatro millones y medio de euros hizo que el guadalupeño fichase por uno de los grandes de la liga francesa, para el que solamente tendría tiempo a marcar cinco goles debido al interés despertado entre los directivos del Real Club Celta.
En el mercado invernal del curso 2015\16, el 16 de enero de 2016, la empresa olívica abonaría cinco millones para hacerse con el fichaje de la nueva estrella francesa. Con gran ilusión, la afición se frotaba las manos viendo el progreso de uno de los jugadores sorpresa de la Ligue-1, que aterrizaría en Vigo para ponerse a las órdenes de Eduardo Berizzo, el que le hizo debutar en la Copa del Rey, en un partido frente al Atlético que acabaría con empate a nada.
Su estreno en Primera llegaría poco después, el 23 de enero de 2016 ante el Rayo Vallecano, que vencería en su estadio a la escuadra viguesa por 3-0.

Su primer tanto de celeste se haría realidad en un partido de Liga frente al Sevilla, en el que "Boví" demostró esa gran faceta de rematador aéreo para poner el empate a uno ante un rival que se había convertido en el verdugo del Celta tras eliminarlo en las semifinales de la Copa del Rey.

Pero semifinales hubo más. Berizzo juntaría una gran plantilla con los Iago Aspas, Tucu Hernández, Wass y Hugo Mallo, entre otros. Beauvue aportaría su granito de arena en un equipo que bien mereció un premio en forma de título durante la campaña 2016\17.
El Celta rozaría dos finales aquel año de 2017. En Copa cayeron eliminados ante un infravalorado Alavés que llegó a la final, mientras que la injusticia llegaría en la Europa League, torneo en el que los de Berizzo hicieron un tremendo esfuerzo para llegar a semifinales. En esa fase se toparon contra el Manchester de José Mourinho, cuadro que acabaría con el sueño celeste en Old Trafford.

Beauvue tuvo la oportunidad de cambiar la historia del Celta aquel 11 de mayo de 2017 en el que la afición celtiña lloró la eliminación europea. Su fuerte pase a Guidetti no conectó bien, cuando el francés podía haber disparado a puerta para batir al argentino Romero.

No hubo suerte aquella noche, pero tampoco la hubo para Claudio, que ya venía de arrastrar una lesión del tendón de Aquiles que le tuvo meses apartado de los terrenos de juego. Al año siguiente volvería a lesionarse, y esta sería la causa por la que Beauvue no pasaría de los 23 partidos ligueros con la entidad céltica.

Claudio Beauvue celebra uno de sus escasos goles con la camiseta del Celta, el que le hizo al Granada para sentenciar.

- Para recuperar su mejor forma, la directiva del Celta decidió cedérselo al Leganés, un recién ascendido a Primera que precisaba de los servicios de un jugador que aportase goles para mantenerse en primera. Claudio Beauvue se marcharía al equipo pepinero para disputar parte de aquella campaña 2017\18 en la que anotó dos goles, regresando después a Vigo para luchar por un puesto en el equipo dirigido por Antonio Mohamed.

Para el guadalupeño no habría sitio y se marcharía cedido a Francia, donde jugó para el Caen y asi volver a competir en la Ligue-1. Nuevamente en Vigo, Beauvue seguiría acosado por las lesiones, recuperándose cerca del mercado invernal, en el que club y jugador acordaron rescindir su contrato para que el delantero se marchase cedido al Deportivo de La Coruña.