jueves, 26 de octubre de 2017

Néstor Díaz: Cinco minutos con sabor a Primera.







- Néstor Díaz García
- Nacido en Sabadell (Barcelona), 26 de junio de 1992
- Portero
- Equipos: R.C. Celta de Vigo \ Ponferradina \ C.D. Badajoz \ Sevilla Atlético \ Espanyol B \ Ponferradina B \ Sevilla C \ R.C. Celta B.




- El destino quiso que Néstor Díaz García, guardameta nacido en Sabadell (26-6-1992), debutase con el Real Club Celta de Vigo en Primera División. Fue a causa de la lesión de un compañero y la sanción incumplida de otro.
Acostumbrado a ser un portero de filiales, este meta catalán llegó a reconocer que no fue fácil su camino como futbolista, pero del equipo vigués sacó la positiva experiencia de debutar en la máxima categoría española, algo a lo que muchos canteranos nunca llegan.

Hablamos de un jugador con muy buena planta, alto, fortachón y muy ágil bajo palos. En su carrera como futbolista ha llegado a defender a varios filiales pues, además del Celta, estuvo en los equipos menores del Sevilla, Espanyol y Ponferradina. Es por ello que al de Sabadell no le falta formación para actuar profesionalmente bajo palos.
Aquel chaval de grandes condiciones físicas entró a formar parte del sistema juvenil del Poli Ejido, el cual abandonaría en 2011 para viajar a Ponferrada para fichar por el club de su ciudad, con el que se iniciaría en su equipo B.

- Néstor jugó en Tercera División hasta que tuvo la oportunidad de entrar en el primer equipo, que se hallaba por entonces en Segunda B. Por entonces contaba con la complicada competencia de un viejo conocido por la afición celtiña, Orlando Quintana. No obstante, el joven meta catalán consiguió sumar dos partidos a lo largo del ejercicio 2011\12, ante equipos como la Arandina y la Real Sociedad B.
Fue un año en el que el conjunto del Bierzo consiguió ascender a Segunda División, en la misma que se hallaba el Celta por entonces. Sin embargo, Néstor no llegaría a conocer la categoría de plata, ya que el Sevilla se haría con sus servicios en el verano de 2012, en principio para jugar en el equipo de menores.
Durante su estancia en tierras andaluzas soñó con llegar a la alta élite del fútbol español, pero el cancerbero tuvo que conformarse con jugar en categorías modestas con el Sevilla C y el Atlético Sevilla. Pasaron así dos años y el jugador no contaría con muchas opciones, ni siquiera con el filial directo del club de Híspalis.
Una vez más sería fichado por otro histórico español que contaría con él para jugar en los equipos menores. Esta vez sería el Espanyol de Barcelona el que se haría con los servicios del joven arquero, que una vez más tendría pocas opciones en un equipo de Segunda División B.

El 21 de enero de 2015 rescindió su contrato con la entidad "perica" y recibió una propuesta para entrar a formar parte del Real Club Celta de Vigo. El 2015 sería un año mágico para el guardameta catalán, que inicialmente entraría en el equipo filial celtiña, bajo las órdenes de Javier López Castro. Se unió a una plantilla en la que se hallaban compañeros de portería como Óscar Santiago y el jovencísimo Ivan Villar y la cual sería dirigida finalmente por Toni Otero tras la destitución de Javi durante el tramo final de temporada.

Durante ese tramo final fue vital la participación de Néstor Díaz, que a lo largo de aquel curso 2014\15 contó con varias oportunidades para defender el marco celeste. Jugó seis partidos de aquel final de liga tan agitado en el que el Celta B salvó la categoría de forma milagrosa. Las actuaciones de Néstor no pasarían desapercibidas y el técnico del primer equipo, Eduardo Berizzo, contaría con él para realizar la pretemporada con los mayores.

Néstor en alguna de sus convocatorias con el Celta.
- El Celta ya preparaba con ilusión el siguiente curso 2015\16. Rubén Blanco y Sergio Álvarez serían los principales guardianes para Berizzo, y Néstor figuraría como tercer portero en caso de sustos de última hora. Ese susto, o gusto, llegó el 23 de agosto de 2015, cuando el arquero de Sabadell fue convocado para guardar banquillo en lugar de Sergio, quien debía cumplir sanción tras una expulsión en el último partido de la campaña anterior.
En aquella primera jornada de liga aparecería un nuevo nombre en el banquillo celeste, el de Néstor Díaz. Respiró los serios aromas de la máxima categoría, se ejercitó junto a profesionales antes de la conclusión del encuentro ante el Levante en el Ciutat de Valencia y aguardó su oportunidad en el banquillo.
Fue un día glorioso para el Celta y el nuevo debutante, aunque no lo sería tanto para Rubén Blanco, quien abandonaría el terreno de juego afectado por una dura lesión que daría paso al debut de Néstor. El catalán tendría cinco minutos para defender a un equipo de Primera en el que se hallaban hombres como Nolito, Orellana, Iago Aspas, Wass o Guidetti, entre otros. El meta cumplió en el poco tiempo que tuvo y el cuadro olívico se llevaría los tres primeros puntos de la temporada al derrotar al Levante por 1-2.

Y llegaron las primeras impresiones públicas del debutante: "Lo primero que sentí en el vestuario fue mucho respeto". "Respeto por los grandes nombres que hay en este equipo, gente que ha hecho mucho en el mundo del fútbol. Además de grandes futbolistas son grandes compañeros". -explicó Díaz sobre su estreno en la máxima categoría.

Después llegaría otra gran noticia. El técnico Berizzo aclaró a los medios que no buscarían otro portero para reforzar al equipo tras la prolongada lesión de Rubén. Néstor sería la segunda opción en el caso de que Sergio tuviera algún percance.
Sin embargo no hubo más opciones para el barcelonés. El Celta acabó una gran campaña en la que consiguió su pase a la Europa League, con un Sergio bajo palos que no daría opciones a su compañero... o así no lo quiso el entrenador. Rubén se recuperó y Néstor pasaría nuevamente a formar parte del Celta B.

Partido entre Levante y Celta en el que Néstor Díaz debutó en Primera División.

- La mala suerte se cebó con Néstor, ya que en el mes de marzo sufriría una lesión que le haría perderse el resto de la temporada 2015\16. El jugador sufría una rotura del tendón supraespinoso del hombro izquierdo y por tanto debería aguardar al quirófano y un largo proceso de recuperación de cinco meses.

Siguió jugando para el Celta B durante el siguiente ejercicio, cumpliendo con 26 partidos de la Segunda División B antes de decir adiós a la afición céltica mediante una carta. Néstor se desvinculó del Celta después de dos temporadas y media en las que siempre le quedará el maravilloso recuerdo de debutar en Primera División. Actualmente vuelve a jugar en Segunda B como miembro del Club Deportivo Badajoz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.