viernes, 21 de abril de 2017

Anécdotas Celestes: Los malditos cuartos europeos.



- Pasan los años, pero en la memoria de todo celtista aún queda el amargo de recuerdo de las trágicas eliminaciones en la Copa de la UEFA, lo que hoy conocemos como la Europa League. En aquellos años se vio un fútbol exquisito, rozando la perfección en el juego. Muchos creyeron en el título europeo, pero había una ronda clave que se le acabó atragantando a aquel maravilloso Celta de la mayor era europea.

Los cuartos de final, esa ronda tan odiada hasta hoy, de la que el equipo vigués nunca había conseguido pasar. Olympique de Marsella, Lens y F.C. Barcelona fueron los rivales que se encargaron de convertir una noche dulce en un final aciago que siempre acababa con los rostros de decepción entre jugadores y afición. Hablo de un Celta que contó con jugadores de la talla de Mostovoi, Karpin, Mazinho, Penev, Revivo, Míchel... Han pasado casi veinte años, pero resulta imposible olvidar a jugadores de tal calidad que nunca pudieron alcanzar la "gloria celeste".

Velasco se lamenta en la derrota ante el Lens.
- Temporada 1998\99. El equipo galáctico celeste comienza a asombrar a Europa. Por el camino caen equipos como Liverpool y Aston Villa, pero aquel conjunto entrenado por Víctor Fernández no conseguiría pasar a semis. El Olympique de Marsella se encargó de frenar a la escuadra gallega. El 2 de marzo de 1999 tuvo lugar el encuentro de ida, en el que los vigueses sacaron un resultado no tan malo para la vuelta. El conjunto marsellés se impuso por 2-1, resultado que tuvo que defender en Balaídos para pasar a la siguiente ronda. En aquel equipo francés se hallaban dos futbolistas que a posteriori vestirían de celeste, Luccin y Maurice. También contaba con mediáticas estrellas como Ravanelli, Dugarry o Pires. El Celta cercó el marco de los galos hasta flaquear de fuerzas. Ningún delantero celtiña pudo batir a Stéphane Porato, y el resultado de empate a cero dejaba a los de Víctor fuera de la competición. Aquella sería la primera eliminación en cuartos.
Al año siguiente el mismo panorama y con otro club de origen francés. Fue un año mágico en el que los célticos dejaron constancia de su calidad. Nadie ha podido olvidar aquel 7-0 al Benfica, y menos aún el 4-0 a la Juventus. Los gallegos parecían favoritos en el torneo europeo, pero todavía les quedaría el escollo de cuartos, el Lens.

Nos vamos al 16 de marzo del año 2000. Balaídos se viste de gala para recibir a otro rival europeo, no menos complicado que los anteriores, desde luego. Otra vez la negación de cara a la portería crisparía el ambiente en Vigo. El R.C. Celta no sería capaz de marcarle un gol al meta Warmuz, quien compartía vestuario con otros afamados futbolistas de la Ligue 1, como Nouma y Nyarko. Empate a cero en el marcador y todo quedaría para el choque de vuelta.

Y otra vez la casualidad se toparía con el equipo vigués. Los galos se impusieron por 2-1 en su feudo merced a los tantos de Nouma e Ismaël. El gol del celtiña Revivo no sería suficiente para eliminar a los franceses, quienes finalmente festejarían el pase a semifinales aquel lejano 23 de marzo, otra fecha dolorosa para el celtismo.

Como no hay dos sin tres, en el curso 2000\01 volvería a ocurrir lo mismo, aunque en esta ocasión sería un español quien tendría que actuar como "verdugo de los cuartos de final". Era aquel Barça tan holandés en el que se hallaban talentos de la talla de Guardiola, Overmars, Xavi o Kluivert, y por si fuera poco, en el banquillo se hallaba un ex-céltico, Richard Dutruel, quien hizo de suplente para un joven Pepe Reina.
Curioso, pues otra vez un 2-1 reflejaría en el marcador de un Barcelona "uefero". Los gallegos abandonaron el Camp Nou confiados en haber sacado un resultado favorable de Barcelona, aunque este repetitivo resultado volvería a aguar la fiesta a todos los celtistas.

No hubo un empate a cero en el partido de vuelta con fecha de 15 de marzo de 2001, aunque sí un insuficiente 3-2. Fue un partido bonito y el Celta ganó, pero la diferencia goleadora declararía vencedor al bando culé. El árbitro Markus Merk no estuvo acertado con la dirección del partido, y eso perjudicó claramente a los vigueses, que por tercera vez se quedaría a las puertas de las semifinales de la Copa de la UEFA. ¡Meigas fora!.

Sí hubo más participaciones hasta entonces, aunque en ese caso el Celta no pasaría de octavos. Fue durante la temporada 2006\07, cuando en el banquillo celeste estaba Fernando Vázquez y en el campo se hallaban hombres como Canobbio, Nené y Borja Oubiña entre otros. El Werder Bremen no daría pie a que se repitiese la historia, así que hubo que aguardar una década para encontrar nuevamente la ronda maldita.

El Olympique de Marsella fue otro de los verdugos en los cuartos de final. 

- Nos trasladamos a tiempos actuales para enfrentarnos a ese pánico creado por esta ronda maldita. Ahora se llama Europa League y el formato de competición a cambiado de forma brusca. El Celta se midió a rivales como el Standard de Lieja, Panathinaikos y Ajax en un dificultoso grupo que dejó a los hombres de Toto Berizzo en un segundo lugar, suficiente para seguir adelante. En las siguientes rondas cayeron Shakhtar Donetsk y Krasnodar, y en cuartos espera el KRC Genk, un rival incómodo que sabe jugar al ataque como este Celta formado por los Iago Aspas, Sisto, Hugo Mallo, Wass y Radoja, entre otros.

El resultado de ida en Balaídos inspiraba desconfianza, pues recordaba a aquel mismo 3-2 frente al Barça que derivó en la eliminación del torneo europeo. Pero los vigueses se presentaron en el Luminus Arena para evitar el gafe con un collar de ajos si fuera preciso. Con el empate a uno entraban escalofríos por el recuerdo de aquel 2-1 frente al Barcelona, pero esta vez no hubo un segundo gol local, y el Celta aguarda con calma a su rival de semifinales.
Es la primera vez que el equipo olívico se presenta en esta ronda. Una vez roto el gafe de los cuartos de final, toca soñar con acariciar la final de la Europa League... y quien sabe si ganarla.

Los jugadores del Celta celebran uno de los tantos que acabaron con el gafe de cuartos ante el KRC Genk.


Se ha producido un error en este gadget.