lunes, 16 de enero de 2017

Anécdotas Celestes: Cuando el Celta tiró al Madrid de la Copa.



- Con motivo del próximo enfrentamiento copero entre R.C. Celta y Real Madrid, es mi obligación hacer un repaso positivo de cuando el equipo vigués pudo eliminar al conjunto capitalino del llamado "Torneo del K.O.". También cabe reconocer que ambos clubes se han enfrentado siete veces en esta competición y en seis de ellas pasaron los madridistas. El Celta se ha medido al Real Madrid cuatro veces en octavos, dos veces en cuartos y una en semifinales. Hoy recordaremos la única vez en la que los celtiñas salieron vencedores.

Ya han pasado más de 75 años. Temporada 1940\41 y el equipo de Joaquín Cárdenes se preparó a conciencia para afrontar una nueva edición de la Copa del Generalísimo, torneo en el que hará historia como se pudo ver.
La primera eliminatoria se disputó ante el mismísimo Deportivo de la Coruña, en la que los vigueses saldrían vencedores tras dos apasionantes partidos. En el sorteo de octavos de final tocó en suerte el enfrentamiento con el Real Madrid, y a la capital de España se fue el equipo.

Los jugadores del Celta en el partido de Chamartín.
- Aquel viaje fue aprovechado por el presidente céltico Manuel Núñez para materializar el fichaje del defensa Román Pardo, que precisamente debutaría en las filas célticas pocas horas después, en el enfrentamiento de Copa en Chamartín.
Y llegó el esperado 11 de mayo de 1941. El Real Madrid de Francisco Bru presentaría el siguiente once: Inchausti, Olivares, Marconea, León, Alday, Ipiña, Alsúa, Alonso, Arbiza, Lecue y Guiance. Por los vigueses salieron: Bermúdez, Pardo, Victoriero, Pirelo, Fuentes, Sabina, Venancio, Del Pino, Roig, Agustín y Nolete. El partido fue duro y muy vibrante. Los merengues llevaron el peso del partido desde el inicio, pero el Celta supo aprovechar sus jugadas para remontar un partido complicado que acabaría con empate a dos. Agustín y Venancio evitaron la derrota con sendos goles, para hacer valer el resultado en la vuelta. Ya el marcador reflejaba un buen resultado que abrigaba fundadas esperanzas de cara a ese choque de vuelta que se disputaría en Balaídos una semana después, el 18 de mayo.

Para el partido de vuelta, en Balaídos, el Real Madrid solicitó la presencia de un delegado federativo y liniers neutrales. Por aquella época, los auxiliares del árbitro correspondían siempre a la región del equipo locatario. Pero ni con esas el conjunto madrileño conseguiría pasar a la siguiente ronda.

En una tarde de brío espléndido, el Celta superaba por 3-2 al conjunto blanco, y exactamente con los mismos hombres que se habían presentado en Chamartín, a excepción de Varela, que reemplazó al canario Victoriero. Los gallegos brillaron con luz propia para imponerse al todopoderoso Real Madrid gracias a los tantos obtenidos por Venancio, Del Pino y Nolete. Éstos fueron  los protagonistas del partido, quienes con sus peligrosas jugadas volvieron locos a los zagueros blancos.

Los medios de aquella época reflejaron el milagro celeste en sus portadas. Incluso el antiquísimo diario Marca plasmó la victoria olívica en sus páginas, rindiéndose a una evidente entrega y fortaleza que acabaría con el Real Madrid de Francisco Bru.
Por desgracia, el Celta de Vigo no llegaría mucho más lejos de aquella hazaña. En cuartos también caería el Real Oviedo pero, ya en semifinales, sería el Valencia quien frenaría el entusiasmo del celtismo al vencer por 1-2 en Balaídos y 4-0 en Mestalla.

El Celta cerraba así una brillante página en la Copa del Generalísimo de la campaña 1040\41, antes de que una dura crisis azotase al club a causa de una falta de inactividad por parte de la directiva. Eran tiempos de la posguerra y el fútbol apenas contaba con el apoyo y mediatismo de hoy en día.

Imagen de uno de los enfrentamientos coperos en los que el Celta superó al Madrid (Foto de Celta Historia). 

- El Real Club Celta tiró al Madrid de la competición copera en aquella ocasión, pero después vendrían seis emparejamientos más en los que los vigueses saldrían derrotados. Tampoco hace mucho que vigueses y madrileños se ven las caras en esta competición. En 2013, el Real Madrid partió con desventaja tras perder por 2-1 en Vigo, pero supo reponerse en la vuelta al golear por 4-0.
Esta misma semana tendrá lugar el octavo duelo entre ambos clubes en Copa, hallando el desenlace a la semana siguiente. El equipo de Eduardo Berizzo se encuentra en un buen momento para volver a hacer historia contra uno de los mejores clubes de fútbol del planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.