jueves, 8 de octubre de 2015

Guillermo Alvarellos : Una amante del baloncesto y la cocina .







- Guillermo Alvarellos Conde
- Nacido en Vigo ( Pontevedra )
- Alero
- Equipos : R.C. Celta de Vigo \ Club Rodaballo .





- Caracterizado como un gran profesional por Luis Alberto Rey Lama , este bajo alero de apenas metro setenta ya fue un destacado baloncestista a comienzos de los setenta , uno de los más importantes dentro de la plantilla del R.C. Celta . Guillermo Alvarellos Conde , un gran deportista vigués , fue uno de los pioneros del baloncesto masculino celtiña . Él mismo exaltaba sus valores baloncestísticos dentro de su gran carácter amistoso .
El mítico jugador del Celta y Rodaballo , entre otros clubes , era un afamado triplista y anotador nato , con menos de 1,70 de estatura , y más de cien kilos de músculo , Sus hazañas como deportista le llevaron a escribir la página más importante en la historia del Celta masculino .

Coincidió con su gran amigo Rey Lama en el Celta . Éste ejerció de entrenador y por primera vez aceptaba el reto de entrenar a un equipo masculino , y tenía que ser al que más amaba . A sus órdenes se hallaban hombres de la talla de José Torres , el base Carro o el gran Lito Marzoa , pero uno de los más importantes sería aquel que se convertiría en un gran amigo años después : Guillermo Alvarellos .

Alvarellos vivió en una profunda desmoralización cuando vio que el equipo descendía a Tercera División en la temporada 1970\71 . Sufrió algunas lesiones sin importancia durante aquel curso , pero nada demasiado relevante . Lo peor fue no poder eludir el dramático descenso .
Pero gracias a la magnífica mano de Rey Lama y al compromiso de Guillermo y sus compañeros , el Celta retornaría a Segunda tras una excelente campaña en la que el equipo contaba con muchos baloncestistas de categoría junior . Se sufrió mucho en la dificultosa fase de sector disputada en Santander , pero aquellos jóvenes baloncestistas consiguieron cumplir con su objetivo .

Aún más importante sería la temporada 1972\73 , en la que el Celta masculino alcanzaría su mayor fama a nivel nacional gracias a su participación en la Copa del Generalísimo . Aquellos ilusionadísimos muchachos llegaron a plantarse en las semifinales , donde aguardaría el Real Madrid .
Bajo las órdenes de Julio Castro , los célticos lucharon en defensa del buen nombre del club ante un poderoso equipo que aguaría la fiesta al Pabellón de As Travesas . El Madrid de Pedro Ferrándiz se impondría al conjunto celeste por un claro 48 a 111 .

Pocos años después llegaría la lamentable desaparición de la sección masculina . Mientras la versión femenina crecía a pasos agigantados , los chicos iban viendo como se desvanecía su sueño y el de la directiva , puesto que siempre se intentó que el equipo de hombres fuese el que marcase las pautas del equipo de baloncesto . Sin embargo , no volvería la sección masculina hasta diez años después .

Pasarían todos esos años , pero Guillermo Alvarellos , también llamado " El Especialista " , ya había dejado de corretear por la cancha . Siguió amando el baloncesto y trabajó incluso para el Club Rodaballo -donde coincidió con Rey Lama- , pero ya no se le volvería a ver vestido de corto .

Guillermo Alvarellos como ayudante del Club Rodaballo ( el primero de pie por la izquierda ) .

- Y no podía haber otra afición mejor que la de la cocina para matar el gusanillo de practicar baloncesto . Guillermo Alvarellos se convirtió en un magnífico cocinero , tan bueno en los fogones como en la cancha . Tan grande es su afición por la cocina que acabó sacando un libro mediante la Editorial Albatros : " La Cocina de Alvarellos " , del famoso cocinero aficionado vigués , Guillermo Alvarellos . Además , escribe artículos gastronómicos en la revista Aproin .
Guillermo es un enamorado de la cocina que se ha convertido en un sabio ante los fogones del que cuentan que un día puso a sus amigos sobre la mesa todo un monográfico de pulpo : pulpo al natural , pulpo con almejas , pulpo con cachelos , pulpo a la mugardesa y arroz con pulpo .

Supo ganarse a la gente en la cancha y supo hacerlo también en la mesa . Pero Alvarellos nunca se olvidó del baloncesto , como tampoco muchos aficionados celtiñas habrán olvidado sus certeros tiros a canasta y sus espectaculares jugadas sobre la cancha . Nadie puede olvidarse de aquellos primeros célticos que conformaron la plantilla de un nuevo Celta baloncestístico .






- Fuentes : ( Del patio al siguing , Faro de Vigo , El Pueblo Gallego y Charlas bajo la canasta ) .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.