jueves, 3 de septiembre de 2015

Antonio Buela : Un romántico del fútbol .







- Antonio Cajaraville Buela
- Nacido en Padrón ( A Coruña ) , en 1934
- Portero
- Equipos : R.C. Celta de Vigo \ S.D. Flavia \ Arosa S.C. \ Unión Deportiva \ Jacetano \ Cartagena \ San Lorenzo .




- Se decía de él que era todo un romántico del fútbol , un nostálgico que adoraba este deporte y al que se dedicó toda su vida . Orgulloso gallego , ejercía como tal y jamás perdió ese acento tan característico de él pese a los años transcurridos fuera de su amada tierra . Nació en Padrón ( A Coruña ) y su primer equipo fue la Sociedad Deportiva Flavia , club de su localidad natal . Ya desde joven se le veían grandes cualidades como portero y eso le llevaría a cambiar celeste por celeste , puesto que Antonio Cajaraville Buela ficharía por el Real Club Celta a mediados de los años cincuenta .

La experiencia de Buela en el fútbol era bastante larga para ser un portero muy joven . Como guardameta del San Lorenzo santiagués , a punto estuvo de marcharse a tierras andaluzas para jugar en el Sevilla C.F. Con tan solo 18 años , el defensor arosano Basteira y él fueron objeto de deseo de la entidad nervionense . También el Racing de Ferrol trató de hacerse con sus servicios , pero el Celta se metió por medio y rápidamente contrató al joven arquero .

Pero antes tuvo que marcharse a Cartagena , donde Antonio tuvo que cumplir el Servicio Militar en La Marina . Esta fue la razón por la que el jugador se enroló también en las filas del Cartagena , equipo de Segunda División . Allí militó durante tres campañas y después marchó a tierras aragonesas tras licenciarse y por motivos de su trabajo ( relacionado con la madera ) . Fichó por la Unión Deportiva de Jaca y participo en 1ª Regional con una mezcla de jugadores navarros y militares . Eran los tiempos de los Goñi , Bubea , Gómez Ocáriz...

Junto a otros jóvenes valores de Galicia , Buela fue sometido a varias pruebas para entrar a formar parte del Celta de Scopelli . Su primera puesta en escena como céltico sería en un partido amistoso frente al mismísimo Racing de Ferrol . A mediados del mes de Junio de 1956 se celebraban las fiestas patronales de la localidad pontevedresa de A Estrada y Celta y Racing serían los invitados especiales para reunir a todo el pueblo y así disfrutar de una gozosa tarde de fútbol .
Los protagonistas no defraudaron . El equipo vigués se impuso por 3-1 al conjunto verde y el partido fue de lo más entretenido . De los jugadores sometidos a prueba por el R.C. Celta , el interior López Calvo y el guardameta Antonio Buela fueron los más destacados del encuentro , curiosamente , ambos procedentes del Flavia . Adauto había comenzado en la portería como titular y Buela le suplió en la segunda parte . El padronés recibió el único tanto de la escuadra ferrolana , pero hizo un gran encuentro con escasas pero decisivas intervenciones .

Aquel enfrentamiento ante el Racing de Ferrol provocó que se intensificara el interés del club departamental por hacerse con los servicios del joven portero . A sus 21 años , Buela ya le había dedicado nueve años de su vida al balompié , y ya era muy conocido en toda Galicia . Pese a la brusquedad emocional que tenía dar el salto a la Primera División , el meta coruñés nunca se acobardó y continuó trabajando a las órdenes de Alejandro Scopelli con la intención de debutar oficialmente .
Pero ese debut oficial nunca llegó . Hay quien recuerda un partido contra el Athletic de Bilbao en el que Buela recibió cinco goles . Scopelli , técnico admirado por el bueno de Antonio , no llegó a contar nunca con sus servicios , y éste acabaría abandonando la disciplina céltica .

Lejos de desanimarse , Buela regresó al equipo de su tierra previo paso por el Arosa . En el Flavia jugó varios años antes de regresar a tierras oscenses . Una vez extinguido la Unión Deportiva , el Jacetano aparecería un año después . En este humilde equipo sería donde Buela cambiaría gorra botas y guantes por un puesto en el banquillo del Jacetano . No obstante , y antes de dedicarse de lleno como entrenador , el padronés sería un buen comodín para el equipo oscense , ya que en ocasiones se vestiría de corto .

Antonio Buela recibe un imparable tanto ante el Club Turista en un partido como jugador del Flavia .

- Como buen amante del fútbol que era , Antonio Buela dedicó toda su vida al fútbol . Como entrenador pasó toda una vida , comenzando en el Rodeira de su tierra natal y dedicándose ya profesionalmente en el Jacetano , allá por 1964 . Con este humilde equipo consigue ascender a la Tercera División y realiza un fantástico trabajo como entrenador , siempre recordado por la gente que le admiraba .
Después llegaron otros tiempos para el técnico gallego . Entrenó en diversas épocas al Estudiantes , luego a la Peña Edelweiss de Sabiñánigo , a los juveniles del Jacetano , al San Jorge y por último a la Unión Deportiva Biescas , ya en los años noventa .

Antonio Cajaraville Buela , incansable trabajador y romántico del balompié , hizo que muchos clubes se sintieran orgullosos de sus servicios como jugador y entrenador . Fue uno de los últimos nostálgicos del fútbol ; no le importó nunca el dinero que le podía sacar a su carnet de entrenador y , para él , la palabra amistad primaba sobre todas las cosas .

A comienzos del mes de Marzo de 1995 , y cuando Buela se hallaba aún entrenando al Biescas , una terrible enfermedad le sorprendió y se lo llevó para siempre . Fue el último gol que le pudo marcar la vida . Antonio Buela dejó un bonito recuerdo allá por tierras aragonesas y luchó siempre por defender a todo club que representó en sus dos facetas como profesional del deporte . Tuvo el gran honor de pertenecer al Real Club Celta , equipo con el que pudo debutar oficialmente en la temporada 1956\57 .






- Fuentes : ( Diario La Noche , El Pirineo Aragonés y El Pueblo Gallego ) .

1 comentario:

  1. Una gran persona y un auténtico "loco" por el fútbol. Tuve el honor de entrenar a sus órdenes en el Jacetano durante la segunda vuelta de una temporada y la primera vuelta de la siguiente, mientras cumplía el servicio militar en la Escuela Militar de Montaña de Jaca. Descansa en paz, Antonio.
    NOTA para el autor del blog: Por si te interesa, dispongo de dos fotografías de buena calidad, de mi paso por el Jacetano, en las que Antonio posa junto al equipo. Te dejo mi correo por si te interesa que te las mande: xevicolon@gmail.com

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.