miércoles, 30 de septiembre de 2015

Anécdotas Celestes : Las frecuentes inundaciones en Balaídos .




- Las frecuentes inundaciones en el estadio de Balaídos han sido el permanente problema del Real Club Celta para jugar en su domicilio a lo largo de la historia a causa de las fuertes lluvias . Mayoritariamente el problema lo ha provocado siempre el desbordamiento del río Lagares , cuyas aguas pasan junto al estadio de Balaídos . Se han buscado soluciones a este problema , como ya se hizo en 1977 cuando se construyeron los fosos del estadio y , aún así , el problema persistió .

Este principal problema nació ya con la existencia de Balaídos en 1928 , después de que se adquirieran aquellos solares en el valle de Fragoso para construir el estadio . Se trataba de un solar muy húmedo debido a la proximidad del Lagares que durante el invierno se inundaba como consecuencia de la crecida del referido río .
Ya en la primera temporada de competición , el club tuvo las primeras consecuencias del desbordamiento del Lagares . Se suspendió más de un encuentro de Liga a causa de las fuertes lluvias durante el frío invierno de 1929 . El aspecto de aquel nuevo Balaídos era desolador y muchas fotografías de aquella época así lo demuestran . El césped , totalmente encharcado , impedía totalmente la circulación de la pelota y solamente el palco presidencial contaba con una zona cubierta . Las lluvias vencieron al fútbol en muchas ocasiones .

Los años fueron pasando y los problemas climatológicos siguieron haciendo daño al viejo estadio de Balaídos . La prensa notificaba una y otra vez el mismo problema de siempre por aquellas inundaciones tan frecuentes que impedían toda actividad deportiva , ya que Balaídos no solamente fue escenario para encuentros de fútbol . Otros deportes como atletismo , hockey o hípica fueron otros deportes acogidos en el histórico feudo vigués .

Balaídos ya presentaba un aspecto desolador en sus primeros años de vida a causa de las fuertes lluvias .

- En el estadio municipal de Balaidos , una buena parte del terreno de juego , estaba cubierta como mínimo por diez centímetros de agua , algo que siempre provocó el aplazamiento de muchos partidos . Una de las épocas más desastrosas a causa de las pésimas condiciones climatológicas fue durante la década de los setenta , en la cual se produjeron varias incidencias .

Los daños eran cada vez mayores . El desbordamiento del río Lagares se llevaba por delante todo el material deportivo . En el mes de Enero de 1977 las inundaciones volverían a ganar protagonismo . Las aguas afectaron a la sala de recuperación de la enfermería , radiadores , lavadoras , suelos y parte de los vestuarios . Los daños se calcularon en un millón de pesetas aproximadamente .
Se buscaron soluciones . En ese mismo año se construyeron los fosos del estadio , gasto que tuvo que cubrir el propio club . Pese a las mejoras y la modernización conseguida con el paso de los años , Balaídos continuó padeciendo las duras consecuencias provocadas por la inclemencia de las lluvias .

Se recuerda aquel partido de Liga entre Celta y Betis que tuvo que aplazarse inicialmente al 22 de Febrero de 1977 . Los daños causados por las lluvias torrenciales aun perduraban y se temía por la celebración de aquel encuentro . El propio presidente del club por aquel entonces ( Antonio Vázquez ) , había llegado a reconocer que los problemas para jugar al fútbol en Balaídos eran evidentes . Finalmente , aquel Celta-Betis se jugó sin algún problema que reflejar .
Cabe señalar que este encuentro tuvo que suspenderse en dos ocasiones . En la segunda vez , el partido llegó a comenzar , pero a los 42 minutos con el marcador en empate a cero , el colegiado Borrás Del Barrio decidió volver a suspenderlo porque no se veían las demarcaciones del terreno de juego . Los 48 minutos restantes se jugaron el 6 de Abril de 1977 . Aquel encuentro que -tenía que haberse jugado en el mes de Diciembre de 1976- concluyó con el mismo resultado inicial .

El entonces médico del Real Club Celta , González Babé , llegó a contabilizar varias bajas en aquella temporada 76\77 a causa de las heridas y roces sufridas por los jugadores , de las cuales , algunas derivaban en infecciones . Fue el caso de Santiago Castro , quien llegó a guardar cama durante un tiempo a consecuencia de un tifus , una enfermedad que le hizo perder hasta seis kilos de peso .

1977 fue un año con muchas lluvias en la ciudad de Vigo . Así entraban al campo muchas veces los jugadores .

- Y no nos movemos de los años setenta , pues aún se registrarían más problemas para la práctica del fútbol en el estadio celtiña . El 27 de Marzo del mismo año , se tenía previsto un enfrentamiento amistoso entre la Selección Española y la de Hungría , pero dicho  encuentro nunca se llegaría a disputar en Balaídos . Las incesantes lluvias de aquel año habían causado tantas inundaciones que arruinaría el festival balompédico internacional .
El mismísimo seleccionador de España , Ladislao Kubala , llegó a viajar a Vigo para redactar un informe en el que se confirmaría o descartaría la celebración del encuentro , ya que aún restaban veinte días . Finalmente , Kubala descartó Balaídos como escenario del compromiso internacional y el partido se celebraría en Alicante ( Estadio José Rico Pérez ) . El hispano-húngaro había comprobado el penoso estado del césped y tomó la decisión de descartar Balaídos por temor a las lesiones de los jugadores .

Al final del curso se estimaron unos ocho millones de pesetas en pérdidas y el presidente Antonio Vázquez , ante la situación desastrosa planteada al club y por unos hechos fortuitos a los que eran ajenos , decidió solicitar ayuda económica a la Federación Española de Fútbol y a la Delegación Nacional de Deportes . Aquella campaña resultó bastante caótica en cuanto a lo acontecido en el estadio con las frecuentes lluvias caídas .

El año 1981 se cerró con una nueva inundación , pero ésta ya sería la última . Con la vista puesta de cara al Mundial de España 1982 , Balaídos había sido designada como una de las sedes del campeonato y el estadio seria remodelado para estar a punto antes de la celebración internacional . A partir de ahí se acabarían los graves problemas de las inundaciones causadas por el Río Lagares . Se canalizaría el río por la zona de Grada de Río , la cual había sido volada para construirse una nueva y más moderna . Así se puso fin a tantos años de lucha contra aquellas fuertes inundaciones .

Se acabaría con los problemas en el interior del estadio , pero no sería así con los aledaños y demás oficinas colindantes . No sería sencillo resolver estos desbordamientos fluviales . Como ya reconoció hace poco el alcalde Abel Caballero : " Sería imposible ser capaz de solucionar ese problema porque necesitaríamos una red de pluviales con un diámetro de una boca de metro " .

Curiosa imagen de finales de los setenta en la que el estadio de Balaídos parece flotar en un océano . 

- No hace mucho , concretamente en el mes de Octubre de 2014 , el temporal " Margit " hizo estragos en las inmediaciones de Balaídos . Uno de los laterales del césped del estadio de Balaídos se llegó a llenarse de sillas , estanterías , cartelería , archivadores y otros elementos del mobiliario de las oficinas que anteriormente se inundaron como consecuencia del desbordamiento del Lagares tras una fuerte tromba de agua . Aunque en un principio se comunicó que os desperfectos se limitaban a la oficina de abonados y la tienda oficial del club , en realidad los daños fueron más importantes al inundarse de agua los vestuarios , el túnel de acceso al campo , la sala de prensa y , en resumen , toda la parte baja del campo de fútbol .

Finalmente se buscaron remedios para arreglar los desperfectos causados por las inundaciones y el fútbol venció al mal tiempo como viene siendo en los últimos años . Hoy en día tenemos la suerte de no contar con un " Balaídos oceánico " como solía ocurrir otrora . Y aún se lograrán mejores remedios con la construcción del " Nuevo Balaídos " , el cual se verá terminado en el año 2017 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.