jueves, 10 de septiembre de 2015

Anécdotas Celestes : El atentado que pudo sorprender al Celta .




- El día 11 de Mayo de 2002 pudo ser una fecha marcada con letras de sangre en las inmediaciones del estadio Teresa Rivero de Vallecas . Precisamente ese día , Rayo Vallecano y Celta se medían para afrontar la última jornada del campeonato liguero 2001\02 . Los locales aspiraban a maquillar su posición en la tabla clasificatoria , mientras que los célticos optaban por sumar tres puntos más que les dejaría muy cerquita de los puestos para participar en la Champions League . Ambos equipos se jugaban poco , simplemente el honor de finalizar la temporada con una victoria . Dada la escasa importancia de este encuentro , lamentablemente , ni Rayo ni Celta serían los protagonistas de una jornada manchada por un acontecimiento que pudo costar la vida de muchas personas .

Ese mismo día , el Comando Madrid de la banda terrorista ETA tenía previsto atentar , pues habían colocado un coche bomba con 40 kilos de explosivos junto al estadio Teresa Rivero . El objetivo era hacerlo estallar al paso de un furgón policial en horas del último enfrentamiento de Liga . El vehículo no apareció , por lo que los terroristas retiraron el coche para emplearlo contra otro objetivo y así cumplir con su tarea .

Aquel Reanult Clio cargado de explosivos nunca llegaría a explotar . Aparcado en la avenida de la Albufera , para activarlo en el momento en que se situara en paralelo un furgón policial , se realizó un plan B que finalmente no se cumpliría . Los etarras retiraron el coche y lo reservaron para otra acción . Pero al día siguiente ya estaban controlados por las fuerzas de seguridad y éstos serían detenidos días después . Un tercer activista habría logrado darse a la fuga , según informaron fuentes relacionadas con la investigación . En el momento de las detenciones los agentes se incautaron de dos pistolas pertenecientes a los activistas del Comando Madrid .

La intervención de la policía evitó una tragedia en plena celebración deportiva , cuando los hinchas locales pretendían celebrar su merecida permanencia en la categoría máxima que , además , fue adornada con una victoria ante el conjunto celtiña . Los vallecanos se impusieron a los gallegos por 1-0 con gol de Roberto Peragón , y así despidieron la temporada ambos conjuntos .

Muchos aficionados celtiñas habían viajado a Vallecas para apoyar a su equipo , y muchos pudieron morir aquel día , tanto rayistas como celtistas . Los aficionados pudieron abandonar las instalaciones del Estadio Teresa Rivero ignorando lo que había estado a punto de ocurrir aquel día . Por suerte nada ocurrió y tan solo hubo que lamentar el final de un campeonato de Liga en el que ambos clubes quedaron en buenas posiciones , undécimo el Rayo y quinto el R.C. Celta .

Aquel 11 de Mayo de 2002 tuvo un final afortunado para todos . Finalmente reinó el fútbol , como tiene que ser , y no hubo que lamentar tragedia alguna . Los rayistas se marcharon contentos a casa con una última victoria liguera y los celtistas viajaron a Vigo sanos y salvos , con la lógica satisfacción de la gran temporada realizada por los jugadores .
Días después , los medios nacionales reconocieron el atentado frustrado y muchos se sorprendieron ante el sigilo de la operación que evitó una catástrofe . Todo acabaría en un gran susto y el fútbol pudo vencer al terrorismo por goleada . Todo quedó en una simple anécdota que muchos olvidaron con el paso de los años .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.