domingo, 9 de agosto de 2015

Anécdotas Celestes : Aquella mala suerte con las primas .




- Hoy viajamos hasta la temporada 1960\61 . El Real Club Celta participaba por segundo año consecutivo en la Segunda División , categoría en la que aún permanecería ocho años más . Con el objeto de regresar de forma inmediata a la categoría máxima , la directiva encabezada por Celso Lorenzo tuvo la idea de incentivar a los jugadores en importantes partidos que les encaminase al principal objetivo de ascender .

El equipo vigués se mantuvo en los primeros puestos durante toda la primera vuelta y tocaba ir a por la recta final con mayor moral .
En la segunda vuelta , pese a vencer en el inicio de la misma al entonces líder Osasuna , pasando el Celta a ocupar el primer puesto de la clasificación general , la escuadra celeste perdió puntos decisivos que , de haberlos logrado , le hubiesen permitido alcanzar el ascenso directo .

La victoria sobre el Osasuna supuso para los jugadores del Celta una prima especial de 2.000 pesetas por " barba " , ofrecida por el celtista y empresario vigués Javier Sensat , a quien los jugadores y el entrenador Yayo le habrían de distinguir días después imponiéndole la insignia de oro y brillantes del club , costeada por ellos mismos . Los célticos también habrían de recibir otro premio , obsequio de otro destacado celtista de A Guarda , Don Agustín Lomba , consistente en sombreros tiroleses .
En definitiva , muchos premios aunque incumplimiento de objetivo . Aquellas primas serían gafes para los jugadores del Celta y , pese al extra de motivación , parece que la suerte no acompañó a los muchachos cada vez que fueron primados .

A tanto llegaría la superstición , que los futbolistas no querían saber nada de las primas especiales antes de los encuentros . Tal fue el caso en vísperas del encuentro contra el Deportivo de La Coruña en Balaídos , en el que ambos equipos se jugaban mucho .
Los coruñeses venían con un estímulo de 8.000 pesetas por ganar en Vigo , pero los componentes del conjunto céltico eran supersticiosos al respecto : " Preferimos no saber nada de primas antes del encuentro , pues siempre que tenemos conocimiento de ellas , perdemos " , -alegaban algunos jugadores .

Y funcionó . Al equipo coruñés se le ganó con claridad ( 3-0 ) , y entonces sí , los futbolistas percibieron una prima especial de 5.000 pesetas . Antonio Igoa , País y Zamorita fueron los autores de los tantos celestes ante el eterno rival .

Habrían más primas a lo largo de aquella campaña 60\61 , pero éstas no servirían para mucho , ya que el equipo no alcanzaría el ascenso directo , Tampoco serviría concentrar a la plantilla en A Toxa antes del enfrentamiento de vuelta de la promoción ante el Real Oviedo , equipo que dejaría al Celta sin opciones de ascenso al final del curso . Toda motivación económica sería ineficiente , pues al parecer traía mala suerte .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.