martes, 31 de marzo de 2015

Anécdotas Celestes : Un susto en el campo de Coia .




- Durante los primeros años de vida del R.C. Celta muchos equipos viajaron a Galicia para probar al nuevo equipo que tan de moda se estaba poniendo por entonces . Tras la visita de la selección olímpica de Uruguay , a Vigo llegó el Boca Juniors , a principios del mes de Marzo de 1925 , equipo que jugaría dos encuentros amistosos contra el Celta de Vigo en el campo de Coia .

Los argentinos llegaron en un buque que no pudo atracar en el muelle vigués debido a la baja marea . Los jugadores fueron transportados a tierra en pequeñas embarcaciones . La expectación en Vigo era realmente asombrosa . Todos querían ver al Celta midiéndose a toda una potencia del fútbol mundial en Coia . El Celta contó con Rey , uno de los mejores defensores gallegos en sus filas , además del excelente medio ferrolano Cancela , quien por cierto tendría una gran actuación en el segundo encuentro disputado ante la escuadra sudamericana . Rey y Pasarín formarían una defensa de lujo que tratase de evitar los contínuos ataques de Boca , mientras que en ataque actuarían hombres de la talla de Ramón Polo , Chicha o Casal .

Coia registró tan buena entrada que acabó con susto .
- En este partido jugado el 5 de Marzo de 1925 , a punto estuvo de registrarse un lamentable suceso . Aquella expectación que había despertado la presencia en Coia de los argentinos fue tal , que cientos de aficionados de toda Galicia se volcaron en Coia , mientras que los que no pudieron adquirir localidad tuvieron que ver el partido desde los lugares más insólitos . Muchos se subieron al tejado de un galpón contiguo al campo . Tal expectación acabaría en susto para todos aquellos que se citaron en el extinto campo de Coia .
Dirigiría el encuentro el colegiado A.Núñez , del Colegio de Árbitros de Galicia . El Celta saldría de la siguiente manera : Ruiz , Cancela , Balbino , Pepe Hermida , Reigosa , Hermida II , Chicha , Polo y Casal . Por su parte , el Boca Juniors no contó con sus mejores elementos , aunque tampoco desmerecían los que salieron de la siguiente forma : Tesorieri , Bidoglio , R. Muttis , Médici , Vaccaro , A. Elli , Tarasconi , Cerrotti , Garazini , Seoane y Onzari .

El día se había presentado propicio para auspiciar la magna jornada deportiva : la temperatura agradable y el sol espléndido . No obstante , al tratarse de un día de labor , la ciudad presentaba el aspecto característico de las grandes festividades , notándose la afluencia de forasteros que acudían de las poblaciones cercanas a la ciudad dispuestos a no perder detalle de aquel esperado encuentros entre gallegos y argentinos .
Otros más entusiastas concurrieron a Vigos desde otros puntos más lejanos del territorio español y portugués . La cancha de Coia en donde debía efectuarse el gran enfrentamiento se encontraba profusamente engalanada con banderas españolas y argentinas presentando un elegante y precioso aspecto .

Las instalaciones fueron llenándose rápidamente . En las casas próximas al campo y desde cuyos techos se podía seguir el desarrollo del partido , se ubicaron numerosos aficionados que no habían logrado penetrar en el campo a cuyos recursos no les permitían abonar el boleto de entrada .

En una de las casitas más cercanas a la cancha se habían instalado espectadores los que , llevados de su entusiasmo , no se percataron del inminente peligro corrían . No obstante , pese a crujir en diversas ocasiones  el techo en el que se hallaban , permanecieron en él , hasta que , cuando ya habían transcurrido veinte minutos del partido , el techo cedió ante el peso excesivo que soportaba y se derrumbó .
La confusión y el pánico que produjo el derrumbamiento fue indescriptible . El estrépito de los escombros al caer , el griterío de los que presenciaron la catástrofe y los lamentos de los heridos , fueron advertidos por el público del estadio , lo que dio motivo para que se suspendiera momentáneamente el juego , pues los primeros rumores circulantes hacían suponer que habían sido más de veinte personas y los heridos graves eran más numerosos todavía . Muchos de los afectados fueron jóvenes de entre 14 y 18 años de edad .

Pese al escándalo y la preocupación por el accidente acaecido , y tras casi una hora de suspensión del partido , se pudo verificar más tarde que las proporciones del mismo no fueron tan graves como se supuso en un principio . Felizmente , solo hubo que lamentar dos heridos graves y varios leves con pequeñas lesiones . La gente que asistió al partido , y los propios jugadores , colaboraron en todo lo posible para ayudar a todo perjudicado por aquel alarmante suceso . Por suerte , todo quedó en un susto y se pudo continuar con el espectáculo futbolístico .

Todos colaboraron para ayudar a los heridos y , casi una hora después , pudo reanudarse el partido .

- Al margen de aquel pánico generado por el accidente , el partido continuó a partir de aquel minuto veinte . El domino argentino fue muy notable y el Boca Juniors acabaría imponiéndose por 1-3 ante la escuadra celeste dirigida por el inglés Frank Cuggy . El Celta sucumbiría ante el poderío sudamericano por tres goles a uno , siendo Moncho Polo el autor del tanto celtiña . Los goles del Boca fueron anotados por Cerrotti (2) y el habilidoso extremo Onzari .

Hubo revancha entre gallegos y argentinos . El Celta conseguiría batir al club de la Bombonera por 3-1 , con dos goles de Juanito Clemente ( ambos de penalti ) y otro de Polo . Por suerte , esta vez no se registraría ningún accidente en Coia , quedando como anécdota lo ocurrido en el anterior encuentra . Fue un final feliz para aquellos compromisos entre Boca y R.C. Celta .





- Fuentes : ( El Pueblo Gallego , Historia del R.C. Celta - Faro de Vigo y Fame Celeste . Fotos de Berto Villamarín y Faro de Vigo ) .




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.