martes, 17 de marzo de 2015

Anécdotas Celestes : Un año de paso por Segunda B .




- La nueva junta directiva del Celta presidida por Elías Alonso Riego se encontró , tras consumarse el descenso a la Segunda División B , con una situación muy delicada , no ya solo en el aspecto deportivo , sino también en lo económico . Una situación con unos números rojos muy alarmantes , pues la deuda ascendía ya a 146 millones de pesetas . Había , pues , que sentar unas bases no ya solo para volver a recuperar el prestigio , sino para también rebajar esa deuda , que suponía tener que pagar 25 millones en intereses .

Reestructurar la plantilla y conseguir un entrenador de garantías para devolver al equipo a la categoría de plata fue la primera meta inmediata de los rectores célticos , para después intentar regresar a Primera División . Llegarían refuerzos necesarios para afrontar aquella temporada 1980\81 en Segunda B : Emilio , Galera , Andrés , Durán y el meta Aurelio , entre otros .
Para el banquillo celeste vendría Milorad Pavic , un técnico yugoslavo de gran prestigio que ya conocía la Liga Española . Pese a creer que le habían engañado con la situación deportiva del Celta , Pavic fue comprensible y firmó por el club vigués . Finalmente se conformó una plantilla de muchísima calidad para una categoría muy pobre , pero el éxito estaba garantizado . Futbolistas como Ademir , Lucas , Del Cura o Mori , serían muy necesarios para lograr una ascenso rápido a Segunda .

Milorad Pavic a hombros tras lograr el ascenso a Segunda .
- Tras el acto de presentación de la plantilla y la disputa del Trofeo Ciudad de Vigo ( ganado por el Celta ) , daría comienzo el Campeonato de Liga .
No faltó el humor por parte de la afición celtiña a la hora de aceptar aquella temporada por Segunda B : " Conozca Galicia viajando con el Celta " -lema con el que organizaron excursiones para apoyar al equipo . Y es que en Segunda B también militaban esta temporada 1980\81 el Coruña , Pontevedra , Racing de Ferrol y Compostela .
La primera jornada fue lo suficientemente significativa para vaticinar ya que equipo iba a ser campeón . El Celta jugó en El Insular ante Las Palmas Atlético , y el técnico amarillo aseguró : " Por el Insular pasó el futuro campeón de Liga " . Pavic alineó a Capó , Suso Santomé , Manolo , Gelo , Canosa , Lemos , Ademir , Andrés , Culafic , Genaro y Del Cura . Del banquillo saldrían Galera y Emilio . El equipo vigués vencería por 0-1 , con gol del brasileño Ademir .
La superioridad del Celta a lo largo de las 38 ligueras fue clara , perdiendo solamente tres encuentros -con el Mirandés , Alcalá y Cultural Leonesa- marcando 76 goles y encajando solamente 22 , logrando el ascenso a falta de seis partidos para la conclusión del Campeonato 80\81 . Fue una temporada realmente cómoda para el equipo dirigido por el técnico Pavic , con un conjunto asombrosamente arrollador .

Entre partido y partido , otras novedades se habrían de registrar en el Celta , como algunas bajas y cesiones . Excepto en las cuatro primeras jornadas de Liga , el Celta se mantuvo siempre a la cabeza de la clasificación , y esto supuso para los jugadores una prima especial por partido ganado .
El 20 de Enero de 1981 Lucas , una vez cumplido el Servicio Militar en Córdoba , se reincorpora al equipo . Importantes fueron sus actuaciones , marcando un tanto que daría la victoria en Compostela ( 0-1 ) , colaborando en la goleada ante el Torrejón en Balaídos ( 4- 0 ) y otro tanto decisivo ante el Ensidesa , al que el cuadro celtiña ganó como local por un sufrido 1-0 .

Tan fáciles fueron algunas victorias que se registraron ciertas goleadas locales ante Compostela ( 4-1 ) , Langreo ( 5-1 ) , Tenerife ( 5-1 ) , Cultural Leonesa ( 6-1 ) , Logroñés ( 5-0 ) , Sestao ( 4-1 ) , Pontevedra ( 5-0 ) y la ya citada ante el Torrejón . Como visitantes arrasaron al Langreo ( 1-4 ) , y se vio un vistoso partido de fútbol en Las Gaunas ante el Logroñés , con resultado de empate a tres . Los goles célticos fueron anotados por Urbano y Suárez (2) . Aquel partido en tierras riojanas cerraría el campeonato 80\81 .

La única bestia negra del Celta fue el Mirandés , pues fue el único equipo capaz de lograr tres de los cuatro puntos en juego . El rival más fácil fue la U.D. Langreo que cedió puntos los dos puntos en ambos enfrentamientos y recibió un total de nueve goles .

Pero no todo fueron buenas noticias , ya que el gran capitán Manolo , a raíz del partido jugado en Alcalá , resultó lesionado y hubo de ser intervenido quirúrgicamente por tercera vez en la rodilla ya castigada , fue motivo de elogios cuando se le propuso la renovación del contrato y él contestó : " Solo lo haré si quedo bien de la operación " .
Otra nota " negativa " a señalar en esta temporada , fue que en uno de los partidos que peor sabor de boca le quedó al técnico Pavic ( disputado en Aranda de Duero ) , llegó a automultarse , además de sancionar también a los jugadores con 10.000 pesetas por falta de entrega . El partido acabó con empate a uno .

Anécdotas de este tipo , deberían encuadrarse en aspectos positivos más que negativos . Son ejemplos de auténticos profesionales que dejaron huella en aquellos lejanos años ochenta . Con esa profesionalidad , el equipo pudo festejar un rápido ascenso a Segunda que al año siguiente se convirtió en el regreso a Primera División . Pavic y sus muchachos demostraron humanidad y compromiso por el club .

El Celta pasó por Segunda B como un ciclón , arrollando a casi todos sus rivales hasta alcanzar el ascenso a Segunda .

- La fiesta por el ascenso no fue tan brillante como se esperaba o como ocurrió en otras ocasiones dada la categoría en la que había participado el Celta , que por cierto , fue la única vez que jugó en Segunda B . Esta pequeña celebración tuvo lugar en la penúltima jornada de Liga ante el Pontevedra C.F. , en Balaídos . El Celta goleó por 5-0 con tantos de Mori , Emilio , Andrés , Suárez y Del Cura .

Fue un año de paso por Segunda B que condujo a otro fugaz ascenso a Primera en la campaña 1981\82 . Siempre serán recordados hombres como el míster Milorad Pavic , el brasileño Ademir , el " Pichi " Lucas o el onubense Andrés , quien por cierto , estuvo siendo tanteado por el Deportivo de La Coruña en el inicio de aquel paso cómodo por la categoría de bronce española . Obviamente , el magnífico centrocampista andaluz acertó en su decisión de quedarse en Vigo y pudo jugar en Primera en 1982 .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.