martes, 24 de marzo de 2015

Anécdotas Celestes : La loca historia de Jaburú .




- El " Caso Jaburú " fue todo un culebrón que llegó a durar casi un año... mas la repercusión que tuvo a lo largo de la historia . Un fichaje de campanillas que se había hecho con las mejores intenciones para fortalecer el equipo de cara a la temporada 1958\59 , pero al final el futbolista resultó rana . Un millón de las antiguas pesetas llegó a perder el Real Club Celta por hacerse con los servicios de un astro del fútbol brasileño que jamás vestiría de celeste , o al menos en competición oficial .

¿ Comedia o drama ? . Eso cuestionaba el diario de Faro de Vigo en torno al culebrón acontecido en aquellos lejanos tiempos . Lesionado o no , Jorge Sousa Matos , " Jaburú " , brasileño él , llegaba a Vigo en Agosto de 1958 , después de jugar durante tres temporadas en el Oporto . El Celta pagaba al club portugués por su transferencia un millón de pesetas y Jaburú se presentó en medio de una gran expectación .
" Domino bien el cuero , finteo con soltura y remato con dureza " , diría el delantero centro a los medios informativos vigueses .
A lo largo de los meses , según los datos que se fueron recogiendo de personas relacionadas con el Celta en aquella época , lo que más dominaba Jaburú eran las bebidas alcohólicas . El coñac le encantaba...

En Vigo solo se le vio hacer malabarismos con el balón .
- Pero un buen día , Jaburú se queda en la cama del hotel donde estaba hospedado y no aparece en el entrenamiento dirigido por Lluìs Miró . El doctor Emilio Salgueiro , que también era directivo de la junta presidida por Herrero Montero , le hizo un profundo reconocimiento , apreciando que tenía una bronquitis crónica y sacralización de la quinta vértebra . el dictamen fue contundente .
Tras un tratamiento , y después de bastantes días , se esperaba que Jaburú pudiese vestir la camiseta celeste en partido de Liga . Pero cada vez que acudía a un entrenamiento , al mínimo esfuerzo Jaburú se quejaba de dolores en la cadera . Más y más reconocimientos médicos en Vigo y en Santiago . Unos difieren del primer diagnóstico , otros lo ratifican y así van transcurriendo los días , en tanto que Jaburú , en los tiempos de sol , se iba a la zona de la Ribera a hacer malabarismos con el balón ante el asombro de las muchas personas que se paraban a verle .

Poco a poco , el tema iba tomando mayores dimensiones a nivel periodístico , tanto a nivel gallego como nacional , causando mayor sorpresa todavía cuando el propio Jaburú confesaba , ante el notario de Vigo Demetrio Méndez Curiel que " he recibido instrucciones de directivos del Oporto para que ocultase estos dolores que ya padecía anteriormente hasta que se firmase el contrato de traspaso " .

Mientras los doctores Salgueira y Díaz Mella se mantienen en su diagnóstico , el traumatólogo Puga Vide , con quien Jaburú llegó a darle unas patadas al balón en el arenal de Orillamar , apunta que " el brasileño está en condiciones de poder jugar " .
Tras la dimisión de Herrero Montero , la gestora presidida por Antonio Crusat retoma el caso , en tanto que la prensa portuguesa se publican titulares como éste : " Lo que necesita Jaburu es un psiquiatra " .

Acompañado de dos directivos , Jaburú es reconocido nuevamente , pero esta vez en la Mutualidad Nacional de Futbolistas de Madrid , la cual informó que " el jugador no tiene ninguna lesión congénita ni adquirida " .
El doctor López Ibor llegó a decir de Jaburú : " Tiene la mentalidad de un niño de ocho años " . Sin embargo -confesaba Severino Recondo Estévez , entonces vicepresidente de la junta gestora del Celta-   que " cada vez que se mojaba los pies cuando iba a Balaídos a entrenar había que quitarle los zapatos o las botas porque no se podía agachar " .

Ya cansados de Jaburú , el Celta puso el caso en manos de la Federación Gallega al objeto de poder recuperar el dinero que había pagado al Oporto y también las 125.000 pesetas dadas al jugador , como primera parte de la ficha . La Gallega resolvió a favor del Celta , pero Jaburú recurrió a la Federación Española -a todo esto la temporada ya había concluído- que acordó la rescisión del contrato con inhabilitación para el jugador por espacio de tres años , a la vez que obligaba a éste a devolver 80.000 de las 125.000 pesetas que había percibido . Al final , ni Oporto ni Jaburú devolvieron una peseta . El brasileño se marcharía de Vigo sin haber demostrado su talento y debilitó aún más las arcas de un club que en aquella temporada 58\59 bajaría a Segunda División .

Jaburú llegó a contar hasta con una peña que llevaba su nombre , a los cuales decepcionó como al resto de la afición .

- Así destrozó Jaburú la ilusión de los seguidores celestes . El cotizado futbolista llegó incluso a contar con una peña que llevaba su nombre . Su estancia en Vigo generó tanta expectación como decepción . Nunca se le vio defender la elástica celeste , o al menos no lo hizo en competición oficial .

En cuanto a él... Nadie volvió a saber nada más de Jaburú , pero una tarde , a finales de los años 80 y 25 años después de aquel culebrón , llegaron a Vigo noticias de que el más genuino de los disparatados fichajes de la historia del club , había aparecido muerto en las puertas del estadio de Maracaná . Había regresado a Brasil , ejerció de limpiabotas en los aledaños del estadio y pereció en la más absoluta de las indigencias castigado por el olvido y borracho no sólo de alcohol , sino también de soledad . Así concluye la dramática historia de Jaburú . Sin duda su historia es la más disparatada jamás contada , además de ser el fichaje más decepcionante en la historia del Real Club Celta .





- Fuentes : ( Historia del R.C. Celta - Faro de Vigo y Fame Celeste ) .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.