miércoles, 25 de febrero de 2015

Terri Huff : La primera céltica extranjera .







- Theresa Huff
- Nacida en Milwaukee ( EE.UU.)
- Pívot
- Equipos : R.C. Celta de Vigo \ Wisconsin Badgers \ Milwaukee Riverside .





- Ella tuvo el honor de ser la primera extranjera que vistió de celeste en el primer equipo español que insistió en contar con una foránea en sus filas , Theresa Huff , o familiarmente " Terri " Huff , nació en el condado de Milwaukee y era la sexta de ocho hijos . Tanto ella como su hermana Janet se dedicaron al baloncesto y juntas coincidieron en el Wisconsin Badgers , en la WBNA .

Sus padres se separaron cuando ella era joven y se crió junto a su madre , algo que le sirvió para madurar rápidamente . Sus dos hermanos y cinco hermanas eran de carácter competitivo , aunque crecieron practicando deporte al aire libre , sin ningún tipo de lujo . Nunca pudo asistir a un campamento de verano de baloncesto , desarrolló su imaginación jugando al baloncesto y al béisbol con cubos y tapas de basura . Fue una infancia dura , eran otros tiempos .
Llegó a la Universidad de Whasington ( Milwaukee ) y se decantó por practicar voleibol y baloncesto en la Milwaukee Riverside High School . Mostró una habilidad natural en cada deporte , pero el entrenador de las niñas de Riverside de baloncesto , Jan Gibson , vio su potencial y mostró especial interés por la joven Terri .

Terri Huff con el Wisconsin Badgers .
- Cuando llegó a aquella escuela de Riverside llamó la atención de todos los preparadores , allá por el curso 1978\79 . Recibió muchas ofertas para jugar en otras escuelas , pero la norteamericana prefirió quedarse en Wisconsin para estar más cerca de su hogar . Así es como llegó a convertirse en una de las más legendarias baloncestistas de las Wisconsin Badgers , pese a que primero precisase de duros entrenamientos para perfeccionar su técnica . Entre 1979 y 1983 destacó en el equipo de su ciudad , llegando a coincidir en los últimos años con su hermana Janet . Se convirtió en una de las mejores jugadoras de los Estados Unidos gracias a sus importantes registros ( aún mantiene el récord de 60 dobles-dobles ) . Formó parte del Big Ten All-Tournament Team 1982 y y fue finalista para la Wade Trophy 1983 , que reconoce al mejor jugador colegial de la nación . Su crecimiento deportivo fue tan obvio que causó el interés de muchos equipos de baloncesto , entre ellos el Celta .

La entidad viguesa llevaba varios años debatiendo la opción de fichar extranjeras . La propuesta firme se trató en la asamblea de julio de 1981 para hacerse efectiva en la campaña 82/83 ; finalmente , la Federación Española de Baloncesto aceptaba esa posibilidad en verano del 83 .
Hasta esa fecha sólo se permitía jugar copas de Europa con extranjera . El Celta , que ya había probado sin mucha fortuna esa filosofía en la Copa de Europa 77/78 ( con la pívot peruana Katia Manzur ) , se pasó aquel verano siendo fuente de nombres .
Que si Terry Dörner ( luego iría a Canarias ) , que si Richardson , que si Ana María López –estadounidense de ascendencia española que se echó atrás subiendo las escalerillas el avión , lloros incluidos– , que una brasileña , o una yugoslava...

Fernández Castro no se desanimó . El club le buscaba recambio a Marisol Paíno al pretender ésta fichar por el Xuncas lucense ( se había ido a las pocas semanas de comenzar la Liga 82/83 ) , y tras la negativa de algunas jugadoras ,  el delegado del club recurrió a Bruce Levy , un agente judío neoyorquino . Acertó .

Por unos 10.000 dólares , fuerte suma para aquellos tiempos , aterrizó en Peinador Theresa " Terri " Huff , una mulata nacida en Milwaukee y formada en la Universidad de Wisconsin que cruzando el charco " encogía " ( de 1,87 a 1,83 ) . La Liga fue discreta , pero no la Copa .
El Celta femenino de baloncesto levantaba , un 13 de Mayo de 1984 , el tercer trofeo que lo acreditaba como campeón de la Copa de la Reina . No era el primero ni sería el último , pero definió el camino al básquet femenino español .

Ocurrió en Santiago , en la tercera final del torneo del KO que las celestes disputaban en Galicia en el plazo de cuatro años . Como las anteriores, cayó del lado céltico . ¿ La novedad ? Que la victoria llegaba con una estadounidense en las filas viguesas , Terri Huff . Era la primera foránea del Celta en competiciones nacionales y la primera de aquella Liga que revolucionó todo .

Theresa Huff como jugadora del R.C. Celta .
- Aquel título supuso el magnífico colofón a una intensa y dura temporada . Luis Fernández Castro era el delegado de la sección y el laureado Vicente Rodríguez , " Cholas "  el entrenador .
El Celta redibujó el baloncesto femenino . Esa campaña llegaría otra americana a la Liga , Daphne Donnelly ( Tenerife ) . Canoe y Alcalá rondaron fichajes , pero no sería hasta el ejercicio 1984/85 cuando empezó un desembarco más global . Los medios contaban maravillas de la norteamericana , que junto a las Liboreiro , Ingelmo , Araújo , Concha Luque , Margarita Geuer y Susana García , escribió una nueva página para la historia del Real Club Celta de baloncesto . Tan satisfechos quedaron con la pivot estadounidense que , tras su marcha ( 1984 ) , contrataron a otra compatriota , Sheila Ford . Huff fue la primera norteamericana en llegar al baloncesto español... la primera de muchas .




- Fuentes : ( El Mundo Deportivo , Diario Atlántico , Universidad de Wisconsin Collection y UW Badgers ) .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.