jueves, 5 de febrero de 2015

Anécdotas Celestes : El polémico cierre de Balaídos .




- Han pasado más de dos décadas pero hay cosas que no se olvidan , y una de ellas es el polémico cierre del estadio de Balaídos , hecho ocurrido en la temporada 1992\93 .
En esta temporada , el Celta obtuvo un digno undécimo puesto , que pudo haber sido superado de no mediar las actuaciones arbitrales , que privaron al equipo de varios de sus jugadores titulares y , con ocasión de los incidentes en los partidos contra Atlético de Madrid y Sevilla F.C. , el Comité de Competición clausuraba por uno y dos partidos , respectivamente , el estadio céltico .

La primera polémica surgió en un R.C. Celta - Atlético de Madrid , disputado en Balaídos el 8 de Noviembre de 1992 . El colegiado castellano-leonés Santamaría Uzqueda , con una constante actitud provocativa , además de mostrar tarjetas rojas a Vladimir Gudelj , Goran Juric y al técnico Txetxu Rojo , permitió que el Atlético de Madrid se llevase el triunfo de Vigo . En este encuentro , rodeado de grandes medidas de seguridad por la presencia de radicales hinchas del conjunto madrileño , hubo incidentes que saldaron con seis detenidos . De lo que no hay ninguna duda , es de que el R.C. Celta salió perdiendo en toda esta polémica .

Aficionados del Celta en el estadio de Pasarón .
- El Comité de Competición sancionó al Club con 250.000 pesetas de multa , además de cerrar Balaídos por una jornada , sanción que cumplió con el partido de vuelta de la primera eliminatoria de la Copa del Rey , que se jugó en Lalín , contra el Benidorm , y en el que el equipo vigués quedaba apeado tras caer derrotado por 3-4 , después de empatar a cero en la ida .
Santamaría Uzqueda , quizá arrepentido , diría una vez conocida la sanción : " Me quedé frío al enterarme del cierre de Balaídos . El lanzamiento de un cuello de botella al césped creo que fue determinante " . El Celta recurrió contra la sanción , pero no prosperó .
Pero aún no se acabarían las persecuciones arbitrales en contra del equipo olívico , es más , la afición acabaría desesperándose de tal manera que llegaron a mostrar su descontento en más de una ocasión , aunque todo fue inútil de cara al Comité de Competición... como siempre .

Siete días después , y frente al Sevilla , era el asturiano Díaz Vega quien montaba el show en Balaídos , pero todavía con una actuación más provocativa .
Las consecuencias para el Celta fueron de gran trascendencia , pues se le volvía a cerrar Balaídos , esta vez por dos jornadas , suspendiéndose por cinco partidos a Vlado Gudelj y Milorad Ratkovic , por cuatro a Patxi Salinas , por tres a Goran Juric , y por uno a Vicente , Otero , Salva , Engonga y Villanueva , además de fuertes multas económicas , multas que también fueron impuestas a otros ocho jugadores del equipo . O sea , a la totalidad de los que jugaron y a los del banquillo . Fue algo insólito . El caso es que el equipo vigués acabó con tres hombres menos sobre el terreno de juego , además de salir derrotado por 1-2 cuando el equipo había comenzado ganando por 1-0 desde el minuto tres de partido , con gol del bosnio Gudelj .

Aquella tarde ( 22 de Noviembre ) , Díaz Vega pareció salir predispuesto a perjudicar al Celta ante un equipo sevillano que marcaba a través de una falta lanzada por Diego Armando Maradona , y que el colegiado se había inventado .

Lo cierto es que su actuación pudo haber provocado un grave altercado público , pero el Comité de Competición no se paró lo suficiente para esclarecer los hechos y de nada sirvieron los recursos del club , que llegaron incluso hasta el Comité de Disciplina Deportiva , pues al final se mantuvo la totalidad de las sanciones ante el rechazo de todo el celtismo en particular y de la afición gallega en general .

El partido contra la Real Sociedad , primero de la sanción -después se conseguiría una suspensión una suspensión cautelar , jugándose el segundo , también en Pasarón , contra el Albacete- fue toda una gran manifestación de repulsa contra el Comité de Competición , el estamento arbitral y el colegiado asturiano Díaz Vega . Antonio Nieto Figueroa  " Leri " , movilizó a todo el celtismo , y las gradas de Pasarón se cubrieron de pancartas , pañuelos blancos , banderas de Vigo y del Celta .
Por desgracia , de nada sirvió todo esto . A lo largo de la historia , el Celta de Vigo siempre ha sido el conejillo de indias para la mayoría de los organismos futbolísticos .

Díaz Vega montó el lío en aquel encuentro entre Celta y Sevilla . El equipo vigués acabó con tres hombres menos .

- A pesar de todas estas adversidades , el Celta se consolidó en Primera División de forma ligeramente holgada , aún cuando hubo algún que otro sobresalto , por cuanto hasta la trigésimo sexta jornada no se aseguró la permanencia . A partir de entonces , el señor Díaz Vega fue declarado una persona " non grata " en el estadio de Balaídos , como era de esperar después de aquella pésima actuación .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.