lunes, 19 de enero de 2015

Anécdotas Celestes : Tres presidentes y tres entrenadores .




- Nunca se vio nada igual en toda la historia del Real Club Celta . Hablo de la temporada 1979\80 , en la que el club precisó de la presencia de tres presidentes y tres entrenadores para salvar la crisis más grave jamás existida . Jaime Arbones , Rodrigo Arbones y Elías Alonso Riego fueron desfilando en la cabeza de la directiva , mientras que Pedro González , Carmelo Cedrún y Juanito Arza cogieron las riendas de un vestuario indómito .

Por aquel entonces , el Celta iniciaba la temporada 79\80 tras haber descendido a Segunda División . Don Jaime Arbones Alonso se hallaba como máximo responsable de la directiva céltica y , aparte de realizar los primeros fichajes de la temporada , contrató a Pedrito González como entrenador del equipo , quien ya contaba con un flamante carnet de entrenador . El técnico de la temporada anterior , Laureano Ruiz , se había marchado para fichar por el Racing de Santander , por lo que la entidad precisaba de un entrenador que conociese bien el Celta como era el caso de el ex-jugador Pedrito .

Jaime Arbones fue el primer presidente en irse .
- Con un plantel confeccionado , echó a rodar la temporada . La situación deportiva celeste comenzó a ser alarmante tras las derrotas en Granada y Palencia , llegándose a decir que " algunos jugadores se estaban riendo de la afición " . Pedrito , incluso , presentó la dimisión , la cual no fue aceptada por la directiva . El entrenador denunció el abandono de la directiva en la renovación de contrato de algunos jugadores . Fue en la sexta jornada , ante el Alavés , cuando la afición reventó pidiendo la dimisión de la directiva . Un nuevo resultado negativo en Balaídos provoca la dimisión de la directiva , que deja sólo a Jaime Arbones , formando éste una nueva directiva junto con su hermano Rodrigo como vicepresidente primero .
Mientras tanto , el guardameta Fenoy era multado y apartado del equipo por enfrentarse a la afición . La situación se hacía insostenible jornada tras jornada y el técnico Pedrito no pudo controlar un vestuario de 34 jugadores , un plantel poblado a causa de la nueva normativa Sub-20 , que obligaba a contar con futbolistas de dicha categoría a los equipos de Segunda .

Pedrito sería cesado en la octava jornada de Liga , para ser sustituido por Carmelo Cedrún . Un empate a cero en Valencia ante el Levante provocó que el presidente Jaime Arbones abandonase la poltrona , recayendo el cargo en su hermano Rodrigo Arbones cuando la situación ya era evidentemente delicada .

Mientras , Pedrito continuaba en el club como colaborador de su sucesor en el banquillo . La situación llegó a tan graves extremos , que Rodrigo Arbones también presentaría la dimisión tras contemplar que era incapaz de enderezar el rumbo . Antonio Ramilo Fernández , ex-alcalde de la ciudad , movilizó a un grupo de personas , encabezadas por Elías Alonso Riego para que se hiciese cargo de una gestora y se convocasen elecciones , para las que no se presentó ninguna candidatura , por lo que Alonso Riego fue confirmado como nuevo presidente céltico . La nueva directiva tomaba posesión de sus cargos el 3 de Marzo de 1980 y escasas horas después trataba de reforzar el equipo con el fichaje de Urbano .

La nueva directiva trató de motivar a los jugadores ofreciéndoles hasta 2 millones de pesetas para repartir si eludían el descenso a Segunda B , pero el vestuario se había convertido en un polvorín . Los nervios estaban a flor de piel , hasta tal punto que el delantero Juan llegó a tener un altercado con el técnico Carmelo durante un entrenamiento . Finalmente , el jugador fue multado por su mala conducta .

Una nueva derrota , esta vez en Sabadell , hizo reflexionar al técnico vasco , quien superado por la situación , dimitió al día siguiente . Se intentó buscar un milagro con la contratación de un nuevo entrenador de renombre , Juanito Arza y , aunque bajo su dirección el equipo pareció reaccionar , lo cierto es que con él tampoco se produjo el esperado milagro . Los malos resultados se iban sucediendo y la afición se desencantó completamente con el equipo . Muchos socios llegaron a romper sus carnets de abonados a medida que se acercaba el fin de la temporada 1979\80 .
Consumado el descenso , una buena parte de socios , desilusionados y muchos con lágrimas en los ojos , salieron de Balaídos airados , en tanto que el presidente Elías Alonso ya anunciaba que de inmediato se producirían muchas bajas en la plantilla .

Los años finales de los setenta no fueron nada fáciles para los diferentes entrenadores y presidentes .

- En definitiva , tres presidentes y tres entrenadores en uno de los años más negros de la historia del Real Club Celtad de Vigo , que finalizó con un dramático descenso a Segunda División B . Nunca se había visto nada igual en la historia del club , con tantas idas y venidas de presidentes , entrenadores y jugadores .
Por suerte , Elías Alonso Riego compuso una nueva directiva y fichó un gran entrenador capaz de devolver al Celta a Primera en tan solo dos años , Milorad Pavic . El técnico yugoslavo y el buen trabajo de Alonso Riego en la presidencia le devolvió la tranquilidad a la afición celtiña , sufridora donde las haya .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.