lunes, 8 de diciembre de 2014

Sara Arosa : Marcha por necesidad .




- La vida no es fácil para los atletas , pues hay muchos deportes que dan para vivir , otros incluso para derrochar dinero , mientras que muchísimos profesionales del atletismo tienen que compaginar el deporte con el trabajo... demasiado esfuerzo diario .
En el caso de Sara , una de las mejores célticas en martillo de los últimos tiempos , se vio incluso obligada a abandonar su querida Galicia para tener que sobrevivir , pues su deporte favorito no le daba ni para pipas . Tuvo que marcharse a Inglaterra , lejos , muy lejos de su tierra natal , para ejercer de la profesión en la que un día se formó , pues la gallega es Diplomada en Enfermería .

Sara Arosa Rivas , que aunque su apellido suene a Vilagarcía , es nacida en Cangas do Morrazo . Su marcha del Celta fue paralela a la de su vecino , el ex-jugador de fútbol céltico Iago Aspas , quien en 2013 también puso rumbo a tierras inglesas . Uno marchó hacia la ciudad de Liverpool y otra a Grantham , una ciudad inglesa a 200 kilómetros del Norte de Londres , cuya masa de población es de 33.000 habitantes .

Sara Arosa efectuando un lanzamiento .
- Con tan solo once años , Sara se encontró participando en una Olimpiada escolar de su pueblo natal de Moaña , donde destacó de un modo excepcional en el lanzamiento de peso . Había sido seleccionada para competir en marcha , pero finalmente probó por el lanzamiento de peso y le gustó más . Los organizadores se fijaron en ella y tras probar con el disco y el propio peso , todos convinieron en que el martillo era su mejor opción , y pronto empezó a entrenar esta modalidad .
Los méritos de Sara pronto se empezaron a notar , convirtiéndose en poco tiempo en campeona de España absoluta en la modalidad de lanzamiento de martillo , una disciplina menos popular que otras dentro del mundo del atletismo . Ni tan siquiera el haber participado en el Campeonato Nacional Absoluto le abrió una mínima posibilidad de convertirse en profesional del atletismo . Fue así como Sara decidió estudiar enfermería , carrera que terminó a los 20 años y no le dio trabajo más allá de los 22 , pues ya sabemos como están las cosas en nuestro país .

Aún así , Sara Arosa continuó practicando un deporte que le apasiona , hasta el punto de convertirse en una de las mejores martillistas de toda la historia céltica . Durante su carrera consiguió dos Campeonatos de Galicia ; dos platas en el Campeonato Gallego absoluto ; bronce en los Juegos del Cantábrico 2010 ; bronce , plata y oro en los Campeonatos de España de la Juventud ; bronce y oro en los Campeonatos de España Cadete ; bronce y plata en los Juveniles... Sara no se hartó de realizar grandes hazañas con sus lanzamientos .

También fue internacional en el encuentro Internacional de Lanzamientos Largos Francia / Alemania / Italia / España en Toulouse (2006) . Sus mejores marcas hasta el año 2013 fueron de 50,91 metros en lanzamiento de martillo y 32,51 metros en lanzamiento de disco ( 1kg ) .

Sara Arosa se ha desvivido por su club , el Celta de Vigo . Colaboraba con la directiva y entrenaba a niños con mucha ilusión . Desde la directiva le habían pedido colaboración voluntaria , algo que ella no pudo rechazar por su amor al club y el gusto por el deporte , y aunque tramitar fichas y demás le resultaba un poco duro , el resto del año lo llevaba bien , pues lo que le gusta a la canguesa es respirar atletismo .

En lo deportivo siempre fue muy destacada , pero siempre hay un momento en la vida en el que se debe elegir , y finalmente tuvo que hacer las maletas : " Se me daba bien y me gustaba mucho . Los resultados eran buenos , pero el ser la mejor martillista de Galicia no parecía suficiente como para obtener una beca que le permitiese vivir del deporte , nunca me ofrecieron ninguna ayuda " , contestó la martillista para La Voz de Galicia una vez instalada en la localidad de Loughborough .

Con 25 años de edad tuvo que abandonar su querido país en busca de un trabajo que le diera para vivir . Loughborough es un pueblo del centro de Inglaterra conocido por ser la universidad de los deportistas , por lo que la decisión no fue mala del todo . Sara encontró trabajo en un centro geriátrico y al menos allí puede trabajar y seguir haciendo deporte .

Sara se vio obligada a dejar su Galicia natal y un club histórico como el Celta para irse a Inglaterra .

- Sara Arosa Rivas forma parte de un éxodo de atletas que abandonan su tierra natal para prosperar . Es una pena que la dura crisis que azota a nuestro país la obligue a trabajar fuera y desvincularse de un club que nunca la olvidará : el Real Club Celta de Atletismo .

En Galicia deja grandes amigos y muy buenas marcas que podían haberla convertido en una olímpica con futuro , pues adquirió una gran fama como deportista que mereció ser mejor pagada , pero ya se sabe , en unos deportes se derrocha dinero a mansalva mientras que en otros que requieren mayor esfuerzo , se vive siempre al límite .


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.