jueves, 25 de septiembre de 2014

Bonmatí : El temor a encarar .









- Antonio Pascual Bonmatí
- Nacido en Santa Pola  ( Alicante )
- Extremo derecho
- Equipos : Celta de Vigo \ Hércules \ Real Murcia \ Santiago .




- Primeros años del siglo XX . Con la creación de la empresa salinera llamada hoy en día Salinas Bras del Port , algunos años después , los barcos que arribaban para cargar sal , sus marineros siguieron utilizando las playas alicantinas para practicar el fútbol . Con estos antecedentes no es de extrañar la gran afición que existe en la a localidad de Santa Pola , la cual ha dado buenos jugadores como es el caso de Antonio Pascual Bonmatí , un atacante alicantino que dejó en buen lugar el nombre de su localidad natal .

Se decía de Bonmatí que era un talentoso extremo derecho capaz de actuar de interior o delantero , con un dribling único y una habilidad con el balón en los pies extremadamente sorprendente . Pero hay algo que no le permitió triunfar en el Celta , algo extraño , su miedo a encarar al rival .

Ese mismo miedo le tenía a las asignaturas de Farmacia en la Universidad de Santiago de Compostela , donde cursó sus estudios mientras militaba en el Santiago . Allí llegó en el invierno de 1948 procedente de un equipo de Segunda División , el Real Murcia .
Se estrenó con la escuadra compostelana en un partido regional entre el Club Berbés y el Santiago , a primeros del mes de Noviembre de 1948 . En el club vigués se hallaba el mismísimo Esteban Arrizabalo Echevarria  " Deva " , ex-jugador del Celta y entrenador del Berbés por entonces . Fue un partido de entradas duras y con jugadas polémicas , pero Bonmatí llegó a sorprender a los medios con sus eléctricos regates y gran destreza con el balón . El Santiago logró imponerse al Berbés y el extremo alicantino se ganó la titularidad .

Tras dos buenas temporadas en la capital gallega , el  22 de Abril de 1950 ,  la prensa sorprendió con la siguiente noticia : " El jugador Bonmatí será probado el miércoles por el Celta de Vigo " . La directiva comenzó a gestionar su ficha , mientras que el jugador viajaría inmediatamente , ilusionado con la  idea de jugar en Primera División .

No sería el único en probar suerte en aquellos partidillos con el club celtiña , algunas caras nuevas fueron citadas para probar con el equipo durante un tiempo . La  temmporada 49\50 había tocado casi a su fin , pues sólo restaba jugar un torneíllo regional y la Copa del Generalísimo .
El miércoles 26 se disputó un amistoso con menor relevancia y el jueves 27 se enfrentarían Celta y Pontevedra en un encuentro matinal celebrado en Balaídos . Bonmartí no tendría suerte aquel día . El nerviosismo se apoderaría de su ser y sus desquiciantes regates acabarían desquiciándole a él mismo , no le salió ni una , y por tanto , prueba no superada .

También es cierto que no sería fácil contar con minutos en un equipo de Primera con atacantes de la talla de Mekerle , Sobrado , Juanito Vázquez , Atienza y Hermidita , entre otros . Al menos pudo saber lo que se sentía jugando al lado de futbolistas de tanta calidad , pero el bueno de Bonmatí se quedó sin probar la Primera División .

Estuvo a punto de estampar firma con el Celta de Vigo y , de hecho , gustó al público vigués . Pero todos decían que en su manera de jugar había un defecto que no le permitió triunfar en el Celta pese a ser un jugador con un espíritu del atacante excelente . Bonmatí actuaba con un miedo inexplicable , rehuía la jugada cuando el peligro no asomaba por ningún lado , y si algún defensa grandullón se le acercaba , el campo le resultaba estrecho al habilidoso crack alicantino .

Caricatura de Bonmatí ( El Pueblo Gallego ) .
 - Aquel pequeño defecto , pero determinante para la directiva celeste , le privó de triunfar en Vigo como muchos esperaron a su llegada tras haber destacado en su etapa como santiaguista . De hecho , allí abusaba demasiado de sus virtudes regateadoras , hasta el punto de ser incluso criticado . Eso sí , era admirado , como lo fue a su llegada a Vigo , anunciado como un gran fichaje que apuntalaría aquella delantera conocida como " Los diablos azules " .
Lejos de venirse abajo , Bonmatí regresó a su tierra natal para jugar en Segunda División con el Hércules de Alicante . Allí le debió ir mejor , pues le recuerdan como el gran futbolista que fue , un hombre que honró su ciudad con un poderoso regate que no pudo lucir de manera oficial en el Celta . Antonio fue céltico por unos días .
Retirado de la actividad futbolística , se convirtió en un empresario que regentaba una inmobiliaria en la tierra que le vio nacer y triunfar . En Santa Pola se dedicó a los negocios inmobiliarios recordado por la gran clase lucida en el viejo Estadio Bardín , el feudo en el que antiguamente jugaba el Hércules de Alicante .




- Fuentes : ( Wanadoo.es , El Pueblo Gallego y La Noche ) .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.