lunes, 28 de julio de 2014

Estanislao Durán Gómez : Una subvención necesaria .




- A lo largo de su historia , el Real Club Celta ha atravesado por varios momentos delicados con respecto a la economía del club . Muchos han sido los benefactores que han ayudado al club vigués en sus duros momentos , y Estanislao Durán Gómez , un vigués de pro y celtista de corazón , no dudó en echar una mano al equipo de su ciudad cuando luchaba por no perder la categoría durante sus primeros pasos en la máxima categoría .

Hijo de un importante comerciante y empresario de la próspera Vigo , heredó la consignataria naviera que regentaba su padre Estanislao Durán David , quien también poseía la Casa de Estanislao Durán , un edificio histórico situado en el cruce de las calles Príncipe número 41 y Velázquez Moreno . Se trata de una obra , ejemplo de la extraordinaria actividad arquitectónica en la ciudad a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX . Es una obra realizada por el arquitecto Manuel Felipe Quintana que a día de hoy podemos serguir observando en la ciudad olívica .

Tras el fusilamiento de Martínez Garrido , Vigo permaneció durante un año y medio sin alcalde , hasta que , con la guerra ya prácticamente finiquitada , el 31 de Enero de 1938 Luis Suárez-Llanos Menacho se convierte en el primer alcalde franquista de Vigo . Era Suárez Llanos quien , como máximo representante de la ciudad , llevaba el bastón de mando en los fastos con que , el 17 de Abril de 1939 , se celebraba el Desfile de la Victoria . Sin embargo , este primer periodo de alcaldía de Súarez Llanos no duraría mucho .
En el mes de Septiembre de ese mismo año sería sustituido por Don Estanislao Durán Gómez , quien no duraría mucho tiempo en la alcaldía , siendo sustituido por su antecesor el 24 de Junio de 1940 . Apenas duró un año como alcalde en los durísimos tiempos de la posguerra , tiempos en los que también el Real Club Celta tenía dificultades económicas .

Casi finalizada la temporada 1939\40 ( primera del Celta en la máxima división española ) el objetivo no era otro que salvar la categoría y el club había movilizado a las masas . Pero , una vez más , haría de surgir el problema económico . Como venía siendo habitual , el club tuvo que recurrir casi a la limosna , pues lo que se recaudaba entonces no era suficiente para cubrir la totalidad del presupuesto .

Estanislao Durán Gómez , un gran celtista de corazón , como alcalde de la ciudad , convocó a la Corporación Municipal que acordó conceder una subvención de diez mil pesetas , con la que se abrió una suscripción popular para el club .
Se llegó a reunir una importante cantidad de dinero que sirvió no sólo para resolver el déficit de fin de temporada , sino también para fichar el segundo futbolista canario del Celta , el extremo izquierdo Paco Roig , firma que se produjo a principios del mes de Mayo de 1940 .

Gracias a colaboraciones económicas como la aportada por el Ayuntamiento de Vigo a las órdenes de Estanislao , el Celta sigue existiendo a día de hoy , habiendo pasado por muchísimas situaciones complicadas como esta . El equipo continuó en Primera y , años más tarde , Durán Gómez pudo observar como su querido Celta se convertía en uno de los clubes más grandes de España a nivel de competición . El mismísimo Roig seguía figurando en aquella gloriosa plantilla de la campaña 47\48 en la que el equipo quedó clasificado en el cuarto lugar de la tabla en Liga y llegó a ser subcampeón de Copa , final que perdió ante el Sevilla por 4-1 .

La Casa de Estanislao Durán David , progenitor del ex-alcalde Estanislao Durán Gómez .

- Como he contado anteriormente , Durán Gómez duró apenas un año en la alcaldía de Vigo . Fue Suárez Llanos ( otro sentimental celtista ) quien le sucedió en su cargo en Junio de 1940 y conservó su puesto hasta el año 1949 .

Durán Gómez y Suárez Llanos ejemplifican el tipo de hombres que salvo puntuales excepciones , Franco quería para tomar las riendas de las principales ciudades gallegas . Superado el el periodo de los comisarios de guerra , terreno abonado para los militares y los falangistas más radicales , eran necesarias figuras emergentes con proyección social que proporcionasen prestigio al régimen y que no estuviesen quemados por la guerra : esto es , y en la medida de lo posible , o al menos en apariencia , con las manos limpias .
Faro de Vigo nos explica así como fueron aquellos duros años de la posguerra en los que se buscaban hombres de contrastado prestigio social para asentar en las alcaldías de las principales ciudades gallegas .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.