domingo, 7 de abril de 2013

Rodrigo Arbones : " Presidente de emergencia " .




- A Rodrigo Arbones le avala la experiencia de la familia viguesa más ligada al Real Club Celta de Vigo . Su abuelo fundó el Fortuna Football Club , y no hace mucho , su tío , Rodrigo Alonso Fariña había presidido el Celta . Rodrigo ha sido secretario general del conjunto celtiña con cuatro presidentes hasta que él mismo asumió el cargo sustituyendo a su hermano Jaime Arbones .

Corría la temporada 1979\80 . El Celta cosecharía un empate en Valencia frente al Levante , en un partido correspondiente a la novena jornada de Liga . Los malos resultados provocarían la marcha del entrenador , Pedrito , y la de su hermano , que de entonces presidía el club . La situación se tornó muy difícil y esto generaría la dimisión de Don Jaime , quien cedería la presidencia a su hermano Don Rodrigo Arbones Alonso , que hasta entonces ejercía como vicepresidente primero .

Nada más coger las riendas del club , Rodrigo daría sus primeras impresiones sobre la mala situación del club :  " En los instantes más críticos , ahí estoy yo . He pertenecido a diversas directivas , siempre en Segunda División , y tras el ascenso , me he retirado . Y es que quiero tanto al Celta que sólo me preocupo de él , como los demás aficionados . Considero que el amor a los colores se demuestran en situaciones adversas " .

" En efecto , la situación es grave . El déficit actual debe cifrase en 86 millones de pesetas , pero tiene soluciones que se aplicarán en su momento . A fin de cuentas la crisis afecta a la mayor parte del fútbol español . Nosotros contamos con una masa de socios adicta , y eso es muy importante . Si no respondiera , yo no estaría aquí " .

Tras la marcha de su hermano comenzarían a llover las críticas , como fuera el caso del guardameta argentino Fenoy , quien tachó al ex-presidente de poseer dos caras : " Jaime Arbones tiene dos caras , por un lado es un gran amigo y por otro te mete el tajo " . 
Dichas palabras fueron a causa de una sanción que le impuso la directiva por sus contínuos actos de indisciplina , pues acabó siendo apartado del equipo y se le puso una sanción de 250.000 pesetas .
Pero días más tarde de abandonar Jaime Arbones la directiva céltica , y tras un segundo juicio , el Celta y Fenoy llegan a una conciliación , rebajándose la sanción a 2.500 pesetas . Donde no hubo acuerdo fue en la rescisión de su contrato , fallando el juez en este sentido a favor de la entidad celeste . El arquero continuó , pues , bajo la disciplina del club , y entrenándose a solas con Pedrito , que tras su destitución como entrenador , se quedó como ayudante de sucesor , Carmelo Cedrún .

Pese a los cambios , pese a la inclusión de nuevos jugadores Sub-20 , el Celta de Vigo continuó una línea irregular y preocupante , aún cuando se ganaría al Recreativo de Huelva - partido que se convirtió en una batalla campal , con agresión del portero visitante a un niño - y al Deportivo de La Coruña , cuya visita dejaría en las arcas del club algo más de seis millones de pesetas .

La situación llegó a tan graves extremos , que Rodrigo Arbones también presentaría la dimisión tras ver que era incapaz de enderezar el rumbo de un club hundido y con muchos problemas deportivos y económicos .
Antonio Ramilo Fernández-Areal , ex-alcalde de la ciudad , movilizó entonces a un grupo de personas encabezadas por Elías Alonso Riego para que se hiciese cargo de una gestora y se convocasen elecciones , para las que no se presentó ninguna candidatura , por lo que Alonso Riego fue confirmado como presidente . La nueva junta directiva tomaba posesión de sus cargos el 3 de Marzo de 1980 .

Rodrigo Arbones con una foto del Fortuna .
- Con el tercer presidente no cambiarían mucho las cosas , el Celta era un equipo roto , hundido , sin vida . La temporada 1979\80 acabaría con los peores presagios que cabía suponer , pues finalmente se perdería la categoría y el Celta se vería en la Segunda División B con una grave crisis tanto deportiva como económicamente . Nada podría hacer la nueva directiva encabezada por Elías Alonso Riego , que al término de aquella campaña observaban como los socios rompían sus carnets en señal de descontento con la planificación de la entidad olívica .
Aunque hubieran ido bien las cosas , y el equipo hubiera salvado finalmente la categoría , Rodrigo Arbones ya había reconocido a su llegada al poder que no continuaría al frente del club , pero la situación le obligó a marcharse antes . Durante su etapa , los medios de comunicación le pusieron el apelativo de  " Presidente de emergencia " , pues ya se sabía que aunque las cosas fueran bien , Rodrigo sólo cumpliría en la presidencia hasta que apareciera alguien con intenciones de dirigir al Celta durante un mayor espacio de tiempo . No fue muy grata la experiencia de Don Rodrigo como máximo mandatario de la disciplina celeste .




- Fuentes : ( Diario Atlántico , Faro de Vigo , Historiadoceltadevigo , Fame Celeste y El Mundo Deportivo ) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.