lunes, 8 de abril de 2013

Rivadulla : Ocho años mandando en el Celta .




- José Luis Rivadulla García es uno de los presidentes que más duraron en el cargo . En los primeros años de vida del club los máximos dirigentes del Celta no duraban más de una temporada , nadie quería hacerse cargo de un club con problemas económicos . Pero ya en la década de los sesenta las costumbres fueron cambiando poco a poco , pues presidentes como Daniel Alonso González , Rodrigo Alonso Fariña o Antonio Vázquez Gómez habían llegado a presidir la entidad durante cuatro años . Cabe destacar otros presidentes como Luis Iglesias o Manuel Prieto Pérez , quienes en tiempos más remotos consiguieron ejercer en el cargo durante más años a los que se acostumbraban en aquella época .

José Luis Rivadulla , con sus pros y sus contras , llegó a durar nada menos que ocho años en el cargo , pero a partir de ahí ya era más común aguantar varios años en la presidencia , como fueron los casos de Horacio Gómez y Carlos Mouriño , quienes superaran el récord de estancia de Rivadulla en el club vigués .

Rivadulla llegó a la presidencia del Celta en la campaña 1982\83 , concretamente en el mes de Noviembre de 1982 en sustitución de Elías Alonso Riego . No llegaría en buen momento , pues la economía del club no era muy boyante y en cuestiones deportivas las cosas iban aún a peor .
Al término de aquella campaña , el Celta descendería a Segunda División sin poder remediarlo , cuatro mil celtistas salieron llorando de tierras pucelanas tras la derrota ante el R.Valladolid en la última jornada de Liga .

Rivadulla tuvo muchos problemas con M.Soto .
- Rivadulla continuó al frente del club con el afán de devolver al Celta a la categoría que realmente le respondía . Polémicos casos como el culebrón del jugador Camilo y ciertos problemas con juicios en Magistratura , desvían tanto la atención que el Celta se quedaría a tan sólo un punto de ascender a la máxima categoría en la campaña 1983\84 . Pero la polémica que más llamó la atención durante aquella campaña , fueron los constantes enfrentamientos entre el alcalde de Vigo Manoel Soto y el presidente céltico José Luis Rivadulla . Todo vino a raíz del juicio en Magistratura por una demanda del jefe de campo , Guillermo Cameselle , quien había sido despedido por el club a causa del mal estado del terreno de juego . Presidente y alcalde mantuvieron un fuerte enfrentamiento con frases bastantes duras , con fuertes acusaciones y una tensión que generaría toda clase de menosprecios . Lo realmente increíble , es que con el paso del tiempo se harían amigos inseparables , y el mejor momento resultó ser tras el ascenso del Celta a la máxima categoría , al término de la temporada 1984\85 . Aquel curso , los jugadores dieron un gran ejemplo haciéndose socios , y Rivadulla y Soto aprovecharon para  " fumar la pipa de la paz " con motivo del ascenso .

Pero poco duró la alegría en la casa del pobre . En la víspera del primer partido de Liga , antes de enfrentarse a la Real Sociedad en el extinto campo de Atotxa , la LFP anunciaba que el Celta estaba entre los clubes al que se le suspenderían sus derechos económicos que le pudieran corresponder de TV y quinielas por no tener todavía los informes previos de la auditoría . El error estuvo a punto de acabar en una velada de boxeo entre Rivadulla con Baró y Samper , pues precisamente en esos días los auditorios nombrados por la propia LFP estaban en Balaídos cerrando la misma . La falta de datos de la deuda del Celta no había partido del club vigués , si no de la propia Liga , que 24 horas después de alarmar a los directivos rectificaba con todas las de la ley , alegando que  " ha sido un error " . Un error de la LFP que pudo costarle muy caro al R.C. Celta , pues de no haber entrado en el Plan de Saneamiento estaba condenado a desaparecer .

Rivadulla durante el homenaje a Alvelo .
- No desapareció el Celta , pero si descendió al término de la campaña 85\86 pese al gran comienzo del equipo .
Con Colin Addison como entrenador , el Celta conseguiría retornar a Primera tras disputar la promoción del ejercicio 1986\87 . Hay que decir que la entidad olívica pasaría serios apuros económicos , el Plan de Saneamiento y el Concello salvarían al Celta de la quiebra . Se adoptarían algunas medidas de ahorro y se continuaría jugando en la máxima categoría , realizando una sensacional actuación que a punto estuvo de llevarle a disputar la Copa de la Uefa .
El año 1988 quedaría marcado con letras de sangre en la historia del Real Club Celta , José Manuel Alvelo , en lo mejor de su vida , sufría un aparatoso accidente de coche que le retiraría como futbolista por siempre , quedando postrado en una silla de ruedas para el resto de su vida .
Dos meses después , unos malvados atracadores acabarían con la vida del ex-futbolista y , de aquella gerente , del Celta , Joaquín Fernández Santomé  " Quinocho " . Los dos agresores acuchillaron al bueno de Quinocho , quien se hallaba en las oficinas del club , un hombre que aquel día trató de evitar un robo por defender , como siempre , los intereses de su querido equipo .

Pero aparte del dramatismo , también hubo crispación a causa de la marcha del entrenador vasco Maguregui al Atlético de Madrid . Aquella marcha traicionera del técnico trajo varios contenciosos dialécticos entre los presidentes del Celta y Atlético , quien de aquella contaba con el afamado Jesús Gil y Gil .
Rivadulla fue menospreciado por el presidente colchonero , quien tachó de  " cortito " y " botones de la selva " al presidente céltico , pero éste demostraría mayor elegancia que Don Jesús Gil , defendiendo los intereses del Celta respondiendo una y otra vez al máximo mandatario atlético . Finalmente , el propio Maguregui daría la razón a Don Rivadulla , enfrentándose a Gil y reconociendo que tenía acuerdo con el Celta antes de marcharse al club de Manzanares . No obstante , éste seguiría ligado al Atlético y el conjunto vigués contaba con otro entrenador , José Manuel Díaz Novoa .

La temporada 90\91 estuvo marcada por el derrocamiento de José Luis Rivadulla .

 - El Celta , con José Luis Rivadulla como presidente , continuó en la Primera División española hasta la campaña 1989\90 , en la que el equipo acabaría descendiendo a Segunda División tras una penosa planificación , que dejaría a la escuadra céltica con un equipo muy inferior al resto de los equipos de la categoría . Hubo marchas importantes y los fichajes no cuajaron .

Maguregui volvería al Celta como entrenador dos años después pese al descontento de algunos . Pero lo que peor había sentado fue el descenso , y mientras Rivadulla planificaba la siguiente campaña , preocupándose por la falta de refuerzos , dispuesto a entregar el club a la Federación , pues el se negaba " a poner un duro de su bolsillo para traer refuerzos " .
En la asamblea celebrada 24 horas después , se constituía la Junta Electoral presidida por Juan José Mulet . Una asamblea muy ruidosa , y con incidentes en la puerta de acceso a una de las salas del Centro Cultural de Caixavigo , al no dejarse entrar a socios y compromisarios .

Con la Liga ya iniciada , el 11 de Octubre de 1990 , Rivadulla cedía el testigo a su sucesor , José Luis Álvarez , quien había salido vencedor en las elecciones siete días antes al ser el único candidato . Don José Luis Rivadulla se despediría emocionado tras ocho años de mandato en la presidencia y dos como tesorero .




- Fuentes : ( Faro de Vigo , Halacelta.com y Fameceleste ) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.