martes, 22 de enero de 2013

Santoro : Se perdió por los pelos la mejor época del Celta .













- Alberto González Santoro
- Nacido en Vigo , el 18 de Junio de 1920
- Centrocampista
- Equipos : Celta de Vigo .




- Alberto González Santoro fue uno de los perjudicados tras la llegada de Ricardo Zamora al banquillo celeste en 1946 . Pero hasta la fecha habría disputado 22 encuentros como jugador celtiña , en aquel R.C. Celta de la posguerra que se acercaba a la mejor época de su historia , aquella campaña 47\48 en la que el club vigués quedó cuarto en la liga y subcampeón de Copa , algo que se perdió nuestro protagonista de hoy .

Santoro fue uno de los fichajes realizados en el curso 1942\43 que se pondrían a las órdenes del técnico Baltasar Albéniz . Pero no sería la incorporación más trascendente , pues fichajes como el de los catalanes Martín Pica y Ardévol , más la llegada del cántabro Yayo , eclipsaron los refuerzos de jugadores jóvenes y prometedores como fue el caso de los guardametas Ovejero , Bayo o el centrocampista vigués Santoro , quien además de mediocentro solía actuar de defensor , debido a su perfil defensivo .

El debut de éste centrocampista reconvertido en zaguero , se produciría el 11 de Octubre de 1942 , y en un escenario tan impresionante como la Catedral del fútbol español , en el estadio de San Mamés . No fue un gran día para el joven gallego de 22 años , que aquel día formó la retaguardia gallega con Deva y Varela , quienes no pudieron evitar la tremenda goleada encajada ante el Athletic de los Urra , Gárate , Panizo e Iriondo , ( 4-0 ) .
Ante la presencia de grandes zagueros como el vasco Deva , Vicente Cons y Varela , y la de otros centrocampistas de mucho nivel como Alvarito , Reboredo y los canarios Fuentes y Sabina , Santoro no pudo disponer de muchas oportunidades para defender el escudo del Celta , pues lo hizo en seis ocasiones : Frente a Sevilla , Granada , Valencia , Espanyol , Atletico Aviación y el ya mencionado de su estreno en Bilbao .
A la dificultad de jugar en un equipo plagado de excelentes futbolistas , habría que añadirle el obstáculo que suponía la demarcación de Alberto , pues otrora se jugaba al fútbol con esquemas muy ofensivos . llegando a formarse delanteras de cinco hombres .

Su mejor año sería el siguiente , en la campaña 43\44 , pues Santoro llegaría a participar en once partidos de liga . Lo malo es que su participación en el equipo no correspondió a la penosa clasificación alcanzada por el conjunto vigués , pues al término de la liga ocuparía el último lugar de la tabla , suponiendo , obviamente , el descenso del equipo a segunda división . Fue una desastrosa planificación del club , que durante 23 jornadas permaneció ocupando el farolillo rojo , a Santoro le tocó vivir una de las peores campañas del Celta en primera división .

Santoro en un partido ante el F.C. Barcelona .
- Con el Celta en segunda , la plantilla contaba con nada menos que 23 futbolistas , algunos de los cuales se incorporaron ya avanzado el campeonato en tanto que otros resultaron cedidos . No seria el caso de Santoro , quien no contaría mucho para el técnico húngaro Carlos Platko , pero sí seguiría ligado al plantel de aquellos futbolistas que consiguieron el ascenso a primera en la campaña 44\45 .
En la siguiente temporada jugaría sus últimos cinco partidos con la zamarra celeste , pues ya en 1946 se conseguiría contratar los servicios de Ricardo Zamora , para ocupar el banquillo céltico .
A su llegada , Zamora aclaró que había que echar mano de los jugadores de la tierra par salir adelante y formar un gran bloque :
" Hay que apostar por los futbolistas gallegos , aquí hay una excelente cantera para hacer un buen equipo " .

Efectivamente , Zamora comenzó a realizar sus primeras gestiones , pero no sólo no contó con muchos refuerzos de origen gallego , además se deshizo de varios futbolistas , como fue el caso de Santoro , quien acabaría siendo declarado transferible junto a otros compañeros . Es más , se intentó la contratación de un defensor portugués de Os Belenenses , Feliciano , cuyas negociacones no llegarían a buen puerto .

Una vez retirado continuó asistiendo al viejo estadio de Balaídos , pero esta vez no fue para correr en busca de realizar aquellos estupendos marcajes a sus rivales , sino para seguir al Celta como un socio más desde las gradas del erosionado santuario celtiña .




- Fuentes : ( Faro de Vigo , BD de Fútbol 10 Celta y El Mundo Deportivo ) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.