viernes, 16 de marzo de 2012

Marzá : El eterno portero suplente .

                                          











- Gonzalo Marzá Trilles
- Nacido en Castellón , el 18 de Abril de 1919
- Portero
- Equipos : Celta de Vigo \ Castellón \ Real Madrid .



- Gonzalo es el típico caso del portero suplente que siempre está a la espera de tener una oportunidad , la sombra del titular , aquel que a base de esfuerzo y trabajo pretende ganarse la titularidad .
El meta castellonense militó en el Celta durante 10 temporadas siendo el recambio de porteros como Pazos ,  o Simón .
Este corpulento portero comenzó a destacar en el Real Madrid , aunque  donde se formó profesionalmente fue en el equipo de su ciudad , en el Castellón .
Su debut en primera división se produciría un 23 de Noviembre de 1941 , en un Hércules - Real Madrid . El conjunto madrileño se llevaría una victoria de Alicante por 1-2 .
Marzá disputó 41 partidos de liga con el equipo de la capital en 3 temporadas , casi tantos como los que disputaria en el Celta en toda una década dedicada al club .



El 28 de Noviembre de 1944 , llega a Vigo para formar parte del conjunto vigués , donde jugaría el resto de su carrera . En esos momentos el Celta se hallaba en la categoría de plata española con vistas a recuperar su plaza en primera división .
Su estreno como meta celtiña no pudo ser peor , al encajar 4 goles en un partido contra el Betis en Sevilla . Sin embargo , Marzá seguiria siendo titular hasta el final de aquella campaña , donde se logró el ansiado ascenso . El meta castellonense competía con Hernández e Hidalgo por un puesto titular bajo los palos .

En la campaña 45\46 , con el equipo de vuelta en primera , Gonzalo Marzá iniciaría la temporada siendo titular , pero en la segunda vuelta cedería su puesto a Simón , que había sido fichado en invierno . Con la llegada del flamante fichaje , quien había ocupado la portería a finales de los 40 y a principios de los 50 , pasa de ser titular , a estar a partir de ahí a la sombra de sus compañeros , esperando una oportunidad para recuperar su antigua posición .

Observamos a Marzá viendo un partido desde el banquillo . Como antiguamente no había sustituciones , el
que ocupara el banquillo lo haría como espectador . Ahí le vemos con el entrenador Pasarín y el prepearador físico .


En aquellos tiempos en los que no habían suplentes , era muy difícil aguantar una situación de este calibre , pero Marzá era un hombre paciente y servicial , todo un profesional con el club y de un comportamiento ejemplar .
Detrás de la alargada sombra se Francísco Simón Calvet , aunque disputó escasos partidos , permaneció diez años en Vigo y en una de las mejores etapas de la historia del real Club Celta , coincidiendo con la final de aquella final de copa del 48 y logrando un cuarto puesto en la liga , en unos tiempos en los que los célticos fueron bautizados como  " los diablos azules " .
Por si era ya poca la competencia de Simón , se encontraría también con la figura del ya citado Manolo Pazos , otro gran portero que tuvo el Celta en sus filas y que acabaría yéndose más tarde al Real Madrid .

- Esta es una imagen que siempre será recordada por el celtismo . Simón sería retirado del campo por una grave lesión sufrida en el campo del Gijón . Gonzalo Marzá es ayudado por el delegado del equipo , César Moyer,  para sacar del terreno de juego al meta herido y así poder ser atendido . En tiempos actuales el castellonés estaría vestido de corto , pero de aquella no habían cambios , por lo tanto , un jugador de campo ocuparía el lugar bajo los palos para defender la meta del Celta . Marzá siempre estaba ahí para ayudar a su club en todo cuanto sea posible y en Gijón no iba a ser menos . Aquel partido lo ganaría el Sporting de Gijón , y el gol de los celestes sería realizado por el canario Fuentes .
Fue una tarde amarga para los celtiñas , que aparte de jugar con uno menos , debido a la grave lesión de Simón , se irían para Vigo con una derrota de tierras asturianas .

La temporada 1953\54 , supondría la última del meta castellonense en el Celta de Vigo tras una década defendiendo los colores con honor . Antes de concederle la baja , el club le ofreció un partido de homenaje disputado ante el juvenil de A Coruña , reforzado con jugadores del Deportivo como Pahiño , en conjunto celeste ganaría por 4-3 .

Es Gonzalo Marzá un ejemplo de la difícil figura del portero suplente , que pese a no disputar demasiados partidos con el Celta a lo largo de su carrera , se mantuvo en el equipo durante un amplio periodo de tiempo demostrando su cariño por los colores celestes .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.